Wii U

La consola de Nintendo pasó sin convencer pese a tener un buen catálogo

Wii U celebra hoy su sexto aniversario

La consola de Nintendo pasó sin convencer pese a tener un buen catálogo

Wii U celebra hoy su sexto aniversario
 

Hace exactamente seis años, Wii U llegó a territorio norteamericano por primera vez. Pese a su lanzamiento durante el pasado 18 de noviembre de 2012, no llegaría a territorio europeo hasta unos cuantos días después. La consola llegaba como sucesora de la exitosa Wii, la cual ha alcanzado más de cien millones de ventas en todo el mundo, convirtiéndose en una de las consolas de sobremesa más vendidas de la historia. Nintendo apostó por la Wii U, pero la jugada no le salió como quiso.

Trajo con ella grandes novedades: fue la primera consola de Nintendo en tener un soporte fluido de HD, así como un mando exclusivo, el Wii U Gamepad. Este era uno de sus grandes atractivos, ya que permitía tener una experiencia de juego asimétrica. Además de esto, Wii U cuenta con una gran hemeroteca de juegos que no tienen nada que envidiar de la competencia, en el catálogo de la consola negra de Nintendo tenemos grandes títulos como: Mario Kart 8, Bayonetta 2, Super Mario 3D World o The Legend of Zelda: Breath of the Wild, este último salió a la venta en la consola como excusa para ‘despedirla’ con un buen sabor de boca. Este buen catálogo irradia calidad por todos lados, quedando esto bastante patente en Nintendo Switch, la cual no para de recibir antiguos títulos de Wii U.

Muchos dijeron que esta Wii U ‘no se entendía’, además de que su salida al mercado no tuvo una buena campaña de marketing, ni una buena presentación, la cual recordaba más a una escena de una autopsia que a una presentación de consola. Nintendo pasó por una época de ‘vacas flacas’ debido a que no pudo seguir el ritmo de las otras compañías. Además de esto, gran parte de la población de jugadores pensaba que el mando de la Wii U era un complemento, de ahí ese famoso desconocimiento por parte de la comunidad.

Por primera vez en muchos años, Nintendo vió como entraba en una espiral de mala publicidad, y de bajas ventas. Wii U, que había salido en 2012, sólo consiguió vender un total de 15 millones de consolas en cuatro años. Ante esta situación, Nintendo se vio obligada a dar un golpe sobre la mesa y cambiar las tornas, las cuáles se veían muy negras. Aprendiendo de sus errores, la compañía consiguió lanzar Nintendo Switch, una consola que gran parte del fandom nintendero estaba esperando desde hace mucho. Si bien es cierto que Wii U pasó con más pena que gloria, todos aquellos que la compraron pudieron disfrutar de un producto diferente y de un catálogo de juegos más que decente.


Contenido relacionado