El caso de Leticia Dolera: ¿no contrató a Aina Clotet por estar embazada? Manuel Burque lo aclara

Se ha producido en el rodaje de Déjate Llevar

El caso de Leticia Dolera: ¿no contrató a Aina Clotet por estar embazada? Manuel Burque lo aclara
 

Leticia Dolera está inmersa en la producción de “Déjate Llevar“, su serie para Movistar+; el guion ha sido coescrito por Manuel Burque, que además es un muy buen amigo de Dolera, por lo que es alguien muy cercano al proyecto. En cambio, la directora (y también actriz) se ha visto sumida en una polémica que pone en peligro su profesionalidad: según Aina Clotet, Dolera no la habría contratado en la serie por haber estado embarazada, algo que a simple vista sería un símbolo de desigualdad que no es tolerable en los días que corren.

En cambio, tras varios días de polémica en redes sociales, Manuel Burque ha clarificado la situación: “la primera escena del personaje de Cris presenta a una mujer que va a la farmacia a comprar píldoras anticonceptivas angustiada porque el día anterior no pudo tomársela. La farmacéutica le recomienda seguir con la toma normal. Ella se toma dos ese día, para asegurarse de que no se queda embarazada bajo ningún concepto. No se atreve a decirle a su marido que no quiere tener más hijos, que está cansada de ser madre. Es decir, es un personaje cuyo motor principal es no querer estar embarazada“. Con este texto introductorio, Burque aclara que el personaje se encontraría con un problema si físicamente muestra un embarazo.

El coguionista va más allá: hay una exploración sexual del personaje (con escenas bastantes explícitas) que es complicada de anclar a una mujer embarazada: “Cuando Aina comunicó su situación se creó un gabinete de crisis para intentar adaptar todo el plan de rodaje a ella. Creedme que se intentó. Leticia quería que así fuese. Pero iba a estar hasta de seis meses de embarazo y resultaba imposible adaptar a ella un plan de rodaje que de por si ya era un encaje de bolillos“. El plan de rodaje que se hizo de forma alternativa (cambiando el rodaje de las escenas sexuales a las primeras semanas de las grabaciones) implicaba prescindir de actores confirmados.

Además, justifica en parte que no son acusaciones aceptables puesto que Dolera ha cambiado la forma de grabar: más de un 70% del equipo es femenino, cinco compañeras han trabajado en el rodaje estando embarazadas y “no es pose. ¿Realmente creéis que no hubiese contratado a Aina si hubiese habido una mínima probabilidad“.


Contenido relacionado