Chris Pine enloquece en una nueva escena eliminada de El rey proscrito

Parte de los 20 minutos eliminados comienzan a salir a la luz

Chris Pine enloquece en una nueva escena eliminada de El rey proscrito
 

Llegaba al catálogo como una de las producciones más ambiciosas técnicamente, y pasaba por el hogar de miles de suscriptores como lo que se prometió que fuera. “El rey proscrito” narraba con épica y gran ambición lo que sucedió tras la emblemática “Braveheart”, y ponía a Chris Pine en el papel del heróico Robert Bruce. La expectación era evidente, sin embargo una duración demasiado larga, unida a un montaje confuso, terminaban empañando su resultado frente a una crítica y un público que se quedaban sin ver gran parte del metraje rodado.

Cuando la película se estrenó por primera vez en el Festival de Cine Internacional de Toronto, los asistentes se aquejaron de un exceso de metraje, y McKenzie decidió entonces eliminar hasta 20 minutos del mismo. Entre lo retirado, se quedaba en el tintero la presencia del mismísimo William Wallace, así como alguna que otra secuencia bélica. La crítica catalogó la decisión del director como correcta, aunque dejó mucha curiosidad entre los espectadores finales. Ahora, gracias a Collider, podemos ver una de esas escenas de guerra eliminadas.

Esta escena “tenía lugar justo después de que Robert regresara a tierra firme prometiendo poner fin a toda la caballerosidad, habiendo recibido la noticia del colgamiento, desarme, y descuartización de su hermano, y conociendo que todos sus seguidores habían sido masacrados, y que su esposa Elizabeth (Florence Pugh) y su hija Marjorie habían sido capturadas y llevadas a Inglaterra“, explica MacKenzie al medio. Pero, si estaba tan bien rodada ¿por qué fue eliminada?

Me encanta la secuencia y creo que tiene una energía increíble, muy buenas tomas de acción, y un acabado redondo“, matizaba el director. “Decidí eliminarla porque era el tercer ataque sorpresa a Robert en la película y, aunque todo esto estaba basado en hechos reales, entre la audiencia había una sensación de ‘fatiga’ con tanta emboscada. También sentí que Robert ya había estado lo suficientemente deprimido, y quería concentrarme en él luchando y abriéndose camino hasta llegar directamente a la escena de la incursión y reclamo de su propio castillo“.

McKenzie era consciente de que había casi más batallas que conversaciones en el metraje, y quería dinamizar algo el ritmo. Y si bien es cierto que lo consigue, la sensación de descontrol y falta de empaque no terminaba de desaparecer. Era una apuesta arriesgada de la que el cineasta se hizo cargo, y que no pesa en su conciencia. “Por supuesto que es una pena perder grandes cosas, pero siempre debe tratarse de la película en su conjunto y no de los elementos que la componen“.

“El rey proscrito” se estrenó en Netflix España el pasado 9 de noviembre. Si quieres leer nuestra crítica, puedes hacerlo desde aquí.