Wade desciende de los cielos en el nuevo póster de Once Upon a Deadpool

La película se estrenará el próximo 12 de diciembre

Wade desciende de los cielos en el nuevo póster de Once Upon a Deadpool
 

A Fox no le está haciendo falta invertir grandes cantidades de dinero en la promoción, y eso ayudará a consagrar la taquilla. La llegada de “Once Upon a Deadpool” estas navidades lleva implícita la intención del estudio se llegar a todo ese público que se quedó al margen de la secuela principal, y eso ha calado a toda la nueva película. Mínimo esfuerzo, máximo rendimiento. Con tan solo 20 minutos de escenas nuevas que vender, el estudio se está divirtiendo disfrazando a Wade de Papá Noel, y creando piezas de marketing bastante originales.

A menos de dos semanas para el estreno, Fox vuelve a la carga con un segundo póster oficial que transmite muy bien la idea de la cinta. Ryan Reynolds se disfraza de ángel para descender de los cielos en ayuda de Fred Savage, quien postrado en una cama, se verá obligado a escuchar al Mercenario durante dos largas horas. Desde ahí Leitch retomará la narración de la película principal, mientras la adorna con referencias a la Princesa Prometida, y a la propia Navidad.

A diferencia de la preparación que suele llevar cualquier superproducción detrás, Fox rodó todo el material nuevo en un solo día siguiendo un “estilo de guerrilla”. Los detalles de la trama confirman además los rumores que ya se venían gestando durante las últimas semanas. Savage co-protagoniza junto a Reynolds 8 escenas que sirven de marco narrativo para el nuevo montaje del material ya conocido. A pesar de la adición de nuevo metraje, la duración total de la película sin embargo es tres minutos inferior a la de “Deadpool 2”.

“Once Upon a Deadpool” competirá en taquilla con las otras dos grandes cintas del género que cerrarán el año; Aquaman” y Spider-Man: Un nuevo universo”. Por el momento Fox está actuando a ciegas ya que no existe mucho precedente con un proyecto así, pero la audiencia china, sumada a las familias que no pudieron acudir a las salas la pasada primavera para ver la secuela original, podrían terminar haciendo de estas vacaciones unas Navidades muy dulces.


Contenido relacionado