La nueva película de Icíar Bollaín, Yuli, no consigue un estreno brillante

La película llegó el viernes a los cines

 

Icíar Bollaín es una de las directoras con mayor éxito de nuestra filmografía: “El Olivo” e “Y También la Lluvia” fueron dos largometrajes que lograron atrapar a la crítica y al público y se convirtieron por méritos propios en dos de las apuestas más interesantes de nuestra cinematografía en sus respectivos años de estreno. En 2018 ha vuelto con “Yuli”, un drama biográfico protagonizado por Carlos Acosta que llegó el pasado viernes a más de 170 salas; en cambio, su estreno ha pasado bastante desapercibido en parte, debido, a una alarmante falta de publicidad.

Trasladando este dato en cifras, nos encontramos con que solo ha recaudado unos 200.000 euros. No estaríamos hablando de decepción si la película hubiera sido de otra directora, pero Bollaín tiene una gran reputación y muchas de sus cintas han sido éxitos comerciales. Esos 200.000 euros se traducen en poco más de 1.100 euros de media por cine, una cifra aceptable pero escasa para “Yuli”, que venía precedida de una crítica excitada y que ha recibido a la película con los brazos abiertos.

Este drama biográfico trata sobre Carlos Acosta, un bailarín cubano que comienza en La Habana, en una zona muy humilde de clase trabajadora, y que se convierte en uno de los mejores bailarines de ballet del mundo.


Contenido relacionado