The Wolf Among Us 2 apuntaba a fracaso desde el inicio de su desarrollo

The Wolf Among Us 2

Android iOS PC PlayStation 4 Xbox One

The Wolf Among Us 2 apuntaba a fracaso desde el inicio de su desarrollo

Iba a contar con un presupuesto insuficiente para los estándares actuales

The Wolf Among Us 2 apuntaba a fracaso desde el inicio de su desarrollo
 

El triste final de Telltale Games tras haber saboreado las mieles del éxito pasará la historia de los videojuegos como lo que es, un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas, y de cómo no continuar haciéndolas, pues todos recordamos el gran triunfo que supuso su The Walking Dead en el panorama de las aventuras narrativas, con una fórmula jugable guiada, pero dejando todo a la historia y sus personajes, un sello de identidad que iban perfilando, y de la que también se benefició The Wolf Among Us, la historia de clásicos cuentos populares en una época actual, decadente y de aire detectivesco noir que gustó mucho con su estreno, y tiempo después confirmó secuela, una segunda parte que sería victima del desenlace fatal de su estudio.

Los meses iban pasando y la situación de Telltale en cuanto a credibilidad y calidad caían en picado, sus desarrollos parecían no avanzar y estancarse eternamente, pero nada nos habría hecho pensar que acabarían por echar el cierre sumidos en polémica tras polémica, viendo como sus muchos proyectos eran cancelados, o en el caso de The Walking Dead, por respeto a la comunidad de jugadores, rescatado por terceros. No corrió esa suerte la segunda entrega de The Wolf Among Us, que como ahora hemos sabido, desde un principio estaba destinado al fracaso, con un presupuesto que no iba a cumplir las expectativas de nadie, siendo incluso bajo para una producción menor dentro del estudio.

De hecho, como podemos ver en este artículo de Eurogamer, que recoge toda la crónica del final del estudio, podemos apreciar cómo incluso a la hora de realizar el anuncio de The Wolf Among Us 2, ni el estudio confiaba en lanzar el título, pues ya se encontraban sumidos en una auténtica crisis económica y los recursos no daban para el optimo desarrollo. En el momento de su cancelación, afirman que apenas tenían un puñado de arte conceptual y una lluvia de ideas para sus tramas. Es una lástima que nunca vayamos a continuar las aventuras de hombre lobo y compañía, pero sabemos que de haber llegado a las tiendas, el sabor habría sido demasiado amargo comparado con el recuerdo de su buena primera parte.