Para Pachter, el fracaso de Fallout 76 no afectará a The Elder Scrolls VI

The Elder Scrolls VI

PC PlayStation 4 PlayStation 4 Pro Xbox One Xbox One X

Para Pachter, el fracaso de Fallout 76 no afectará a The Elder Scrolls VI

Cree que lo sucedido sólo indica que Bethesda aún no está lista para los juegos en línea

Para Pachter, el fracaso de Fallout 76 no afectará a The Elder Scrolls VI
 

Para nadie es un secreto que Fallout 76 no salió como se esperaba, ni por parte de Bethesda ni por parte de la comunidad. La creación posapocalíptica de índole multijugador no contó con un buen despegue y, en sus primeros meses de vida, ha contado con más problemas que soluciones, realidad que se ha visto reflejada en las duras críticas que el producto ha recibido. Esto, cabría considerar, podría tener impacto sobre el venidero The Elder Scrolls VI, sin embargo, para Michael Pachter, el popular y polémico analista del medio, no será así.

Más específicamente, así lo ha determinado a través de una entrevista concedida al portal GamingBolt. Siendo precisos, estas fueron sus palabras: “No creo que hay riesgos para cualquier juego single-player futuro. Tan sólo indica que no estaban listos para hacer un juego únicamente multijugador. Quizá, probablemente, sólo tengan que dar un paso hacia atrás y ver qué hicieron mal y cómo hacerlo bien“.

Debo decir, es el primer juego de Fallout que no he jugado, y no tengo interés en jugarlo. Digo, fue tan pobremente analizado que simplemente no lo intentaré, y he jugado todos sus juegos por cientos de horas“, asimismo determinó Pachter, para luego finalizar con la siguiente expectativa: “Espero que la gente lo vea como un tropezón, pero nunca se sabe“.

Por los momentos, efectivamente, es difícil saber cómo lo sucedido con Fallout 76 tendrá repercusión en The Elder Scrolls VI, en especial teniendo en consideración que el primero de los mencionados puede seguir evolucionando hasta mejorar como producto hasta el lanzamiento del segundo, recordando también que estamos a múltiples años de distancia de ver su llegada al mercado. Ansiemos, no obstante, que se desenvuelva la mejor situación posible en pos de que ambas partes de la eventualidad, compañías y consumidores, se vean beneficiadas.