Randy Pitchford, CEO de Gearbox, niega haber recibido un bono secreto

La compañía tomará acciones legales contra el demandante

Randy Pitchford, CEO de Gearbox, niega haber recibido un bono secreto
 

El día de ayer, informábamos que Randy Pitchford, CEO de Gearbox Software, la compañía tras, entre otras, la saga Borderlands, había sido acusado por recibir un supuesto bono secreto de 12 millones de dólares. La acusación fue realizada por Wade Callender, otrora abogado de la marca, quien también aseguró que el ejecutivo poseía una colección personal de pornografía infantil, sin embargo, el creativo ha procedido a utilizar su cuenta de Twitter para desmentir estas atribuciones.

Como padre, encuentro los crímenes contra los niños especialmente repugnantes. Es muy doloroso que quien fue mi amigo y colega mienta para intentar asociarme con tan vil conducta en su avariciosa búsqueda de dinero“, comentó Pitchford. Por otro lado, a través de diversos tweets más, continuó: “Los ataques realizados por mi otrora amigo y colega no tienen fundamento en la realidad o en la ley. Simplemente está intentando sacarme dinero. Ganaremos pero, como la demanda está pendiente, no puedo comentar al respecto tanto como me gustaría. Estoy impactado por sus mentiras. Gracias por su amor y su apoyo“.

De igual modo, Kotaku conversó con Gearbox sobre el asunto, web mediante la cual publicaron la siguiente declaración: “Gearbox presentará una queja con la Barra de Abogados de Texas contra nuestro ex abogado general Wade por procedimientos disciplinarios tras llenar una demanda que incluye acusaciones que sabe que no son ciertas. El código de conducta de los abogados prohíbe expresamente la presentación de documentos que son conscientemente falsos. […] Wade está inmiscuido en un chantaje y claramente está utilizando engaños y mentiras para intentar causar daños al promover una narrativa que él sabe es falsa“.

Una vez más, seguramente, no será lo último que escuchemos de la situación, pues el desenlace aún no ha llegado y, parece ser, dejará en una muy negativa posición a una de las partes involucradas. Hasta entonces, seguiremos esperando por más detalles alusivos para descubrir la verdad tras la coyuntura.