sea of thieves

Sea of Thieves

PC Xbox One
6.5

Jugable

Sea of Thieves requerirá una reinstalación reducida en su nueva actualización

Se producirá durante el 6 de febrero

sea of thieves
 

Sea of Thieves fue uno de los estandartes del pasado 2018 en Microsoft, un producto desarrollado por los profesionales de Rare. En esta aventura, los jugadores se lanzaban como piratas a un mundo gigantesco en el que deberían interactuar tanto con el resto de usuarios como con los fenómenos, enemigos y entornos que conformaban la totalidad del producto. Rare siguió trabajando en constantes actualizaciones para la obra, y una de las más importantes aterrizará a comienzos de este próximo mes de febrero.

Acorde con un comunicado en el foro oficial de Sea of Thieves, durante el 6 de febrero los jugadores de la obra deberán volver a descargar el título por completo y reinstalarloen su plataforma de juego -ya sea PC o Xbox One-. No obstante, es importante tener en cuenta que dicha redescarga y posterior reinstalación se producirá en un tamaño notablemente reducido al original. Este es, precisamente, el principal motivo por el cual se lanzará la mencionada actualización, y a continuación podéis encontrar los nuevos tamaños de descarga:

  • Xbox One – descarga reducida de 35GB a 10GB
  • Xbox One X – descarga reducida de 47GB a 25GB
  • Windows 10 – descarga reducida de 47GB a 27GB

Desde Rare han querido ofrecer una explicación de mayor profundidad con respecto a esta ‘curiosa’ novedad: aparentemente, si no llevaban a cabo este movimiento, Sea of Thieves podía acabar suponiendo un problema en el almacenamiento de los jugadores. Gracias a esta actualización, la desarrolladora podrá ajustar de forma más cómoda los siguientes parches del juego, y aunque señalan que es posible que como consecuencia el tamaño de los mismos acabe por aumentar, indican de igual forma que el archivo de instalación del título se mantendrá de forma mucho más estable. A su vez, esperan que con este cambio todas las novedades que diseñen puedan llegar más rápido de lo normal a los usuarios, lo que implicará nuevos elementos de forma recurrente.