Henry Cavill y Alec Baldwin podrían volver en las secuelas de Misión Imposible

Christopher McQuarrie no se cierra a ninguna posibilidad

Henry Cavill y Alec Baldwin podrían volver en las secuelas de Misión Imposible
 

Uno terminó estampado en el fondo de un acantilado con un helicóptero encima, y el otro apuñalado en las calles de Londres, pero Christopher McQuarrie nunca dice nunca. Esta misma semana conocíamos que Paramount había cerrado un acuerdo con el director para dar forma a las próximas dos entregas de Misión Imposible, y eso parece haber insuflado de ganas el espíritu del cineasta para dejar todas las puertas abiertas. Incluso las que la muerte ha cerrado.

Ni “Misión Imposible 7” ni “Misión Imposible 8” han comenzado todavía a cobrar forma, por lo que todavía sus guiones están en el aire, pero lo que sí parece ya seguro es que lo sucedido en la última entrega de la saga podría no ser definitivo para el futuro de la franquicia. Y es que de acuerdo a THR, el director podría recuperar tanto a Alec Baldwin, como a Henry Cavill de regreso vía flashbacks. McQuarrie ni afirmaba ni desmentía en sus redes sociales.

Alan Hunley y August Walker fueron las dos muertes más importantes de “Misión Imposible 6”, pero Paramount es consciente del caché que tienen las estrellas encargadas de sus papeles, y no sería extraño que intentara recuperarlos de cualquier forma posible. Aunque eso signifique introducir escenas del pasado -poco común en la saga-, y volver a pagar grandes sumas de dinero por sus contratos.

Por el momento solo queda esperar. El estudio se está tomando las cosas con calma, y con el buen sabor de boca todavía presente tras el éxito de la última película, no será hasta el próximo verano de 2021 cuando Tom Cruise vuelva a meterse en la piel de Ethan Hawk para una nueva aventura. Antes de eso, este mismo año, McQuarrie sacará las cámaras a la calle para comenzar a dar forma a ese prometedor futuro.

“Misión Imposible 7” y “Misión Imposible 8” funcionará como una sola historia divida en dos películas. La ambición de Paramount ha llegado a igualar a la mostrada por Marvel y sus crossovers, pero está en el aire comprobar si la apuesta no cae en saco roto. De momento los números les avalan, y el talento no escasea.