Vengadores: Endgame podría tener spot en la Super Bowl, pero Star Wars se queda fuera

Las dos películas se sitúan como las más esperadas de este 2019

 

Como ya sabréis todos a estas alturas, este domingo día 3 de febrero tendrá lugar la esperada final de la Super Bowl, cuya 53ª edición enfrentará a Los Angeles Rams contra los Patriots de Nueva Inglaterra, y durante la cual, como cada año, se mostrarán algunos spots de algunos de los estrenos de este 2019. Ayer mismo os hablábamos de este evento deportivo, ya que será el momento elegido para mostrar el primer adelanto de “Hobbs and Shaw”, pero, evidentemente, no será la única. ¿Qué películas tendrán su hueco en la Super Bowl y cuáles se quedan fuera?

Deadline ha elaborado un artículo en el que, basándose en los movimientos de los estudios en pasadas Super Bowls, así como en su propia información interna, han determinado qué películas pueden comprar sus segundos en el evento y qué otras pasarán de largo. En el caso de Disney, la web asegura que repetirá la jugada de otros años y estará fuertemente presente, siendo su principal apuesta un nuevo adelanto de la esperadísima “Vengadores: Endgame”. Sin embargo, otro de sus estrenos más esperados para este 2019, “Star Wars: Episodio IX” se quedaría fuera, cosa lógica si tenemos en cuenta que aún no hemos visto nada del cierre de la nueva trilogía. Otra cinta que se quedaría fuera sería “Spider-Man: Lejos de casa”, mientras que otras como “Aladdin”, “Toy Story 4”, “Dumbo” o “Capitana Marvel” tendrían más papeletas para el puesto, especialmente ésta última, debido a la proximidad de su estreno.

La web también apunta a que no tendremos spot de “Shazam!”, ya que Warner, como viene siendo costumbre, pasará del evento para promocionar alguno de sus proyectos, algo que también hará Sony, la cual no suele ser muy dada tampoco a gastarse dinero en la Super Bowl. Por el contrario, creen que es bastante probable que Fox sí esté presente, siendo sus dos principales candidatas “Alita: Ángel de combate” y “X-Men: Fénix oscura”.

Este año, comprar unos 30 segundos de spot en la Super Bowl costará a los estudios entre 5.1 y 5.3 millones de dólares, algo que, usado sabiamente, puede ser una jugada perfecta para muchas producciones, pero que, por el contrario, también puede llegar a ser una pérdida de dinero innecesaria. No es de extrañar, por lo tanto, que Disney se vaya a lanzar a la piscina con proyectos de la talla de “Capitana Marvel” o “Vengadores: Endgame” cuando, especialmente la última, les van a dar enormes beneficios una vez se estrenen.


Contenido relacionado