La mayor central obrera de EE. UU. llama a la sindicalización del medio

La mayor central obrera de EE. UU. llama a la sindicalización del medio
 

No caben dudas en que 2019 ha sido un año en el que Activision se ha visto inmersa en múltiples polémicas. Mientras que, al iniciar enero, la controversia inició con su separación de Bungie, luego fue investigada por fraude, después se postularon dos demandas más y, luego de que se descubriese que el nuevo CFO de la compañía recibió 15 millones de dólares sólo por asumir el cargo y se reveló que, en 2017, entre seis ejecutivos de la marca se adjudicaron 77 millones de dólares, una cifra que resultó alarmante cuando se produjeron los 800 despidos de la empresa.

Ahora, debido a tales acontecimientos, la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales, mejor conocida por sus siglas AFL-CIO, la mayor central obrera de Estados Unidos y Canadá, ha llamado a la sindicalización del medio a través de Kotaku. En una carta escrita al medio anglosajón, la asociación compartió su preocupación por la actualidad laboral de la industria interactiva, por lo que invitaron a los desarrolladores a unirse para resguardarse las espaldas.

Los ejecutivos siempre son rápidos en quejarse sobre su trabajo. Es la charla de cada oficina en la industria. Rinden homenaje a los juegos que capturan nuestras imaginaciones y parecen desafiar la gravedad económica. Hablan de las últimas innovaciones en la realidad virtual y celebran lanzamientos que rompen récords, mientras sus creaciones llegan a lugares sin precedentes“, comentó Liz Shuler, tesorera de la agrupación.

Mi pregunta es: ¿qué han recibido a cambio? Mientras se exponen al crunch, sus jefes tocan la campana en Wall Street. Mientras crean algunos de los productos más innovadores de nuestra era, ellos ganan millones. Mientras trabajan exhaustivamente y ponen su alma en un juego, Bobby Kotick [CEO de Activision] y Andrew Wilson [CEO de Electronic Arts] brindan por “su” éxito“, añadió.

Sin importar dónde trabajes, los jefes sólo ofrecerán un trato justo si se unen y lo demandan. Afortunadamente, la tierra ya está siendo arada gracias a que grupos como Game Workers Unite abrazan el poder de la solidaridad y prueban que no deben aceptar un statuos quo roto y viciado. Su lucha es nuestra lucha, y esperamos darles la bienvenida a nuestra unión sindical“, sentenció.

Por su parte, teniendo en cuenta la innegable influencia de la AFL-CIO, organización que ya cuenta con 13 millones de miembros que incluye sindicatos para toda clase de personas, puede que lo sucedido con Activision represente, entonces, un punto de inflexión dentro de la industria. Esperemos que, de ser así, sea lo mejor para las personas que tan maravillosas experiencias nos han obsequiado a lo largo de estos años.


Contenido relacionado