Yorgos Lanthimos saltará al noir tras el éxito de La favorita

Yorgos Lanthimos cierra su futuro en torno a una nueva novela

 

Sin importar demasiado el material que pasa por sus manos, siempre es interesante ver a qué reto se enfrenta en cada una de sus películas. Yorgos Lanthimos está a unos pocos días de comprobar si alcance el cenit de su carrera con las 10 nominaciones a los Oscar por “La favorita”, pero mientras tanto ya se prepara para trabajar en su siguiente producción.

Aunque el cineasta siempre se había vanagloriado de basar sus cintas en historias originales, con su último trabajo Lanthimos aceptó un guion que llevaba años dando vueltas por Hollywood. El resultado le salió bien, y parece que quiere mantenerse por esa senda, sin, claro, perder el estilo tan particular que tantos fans y detractores le han cosechado.

Según informa Deadline esta semana, el griego ha cerrado un acuerdo con Imperative Entertainmet para dirigir la adaptación de “Pop. 1280” – “1.280 almas” en España-, la clásica novela negra publicada en 1964 por Jim Thompson, el famoso escritor y guionista norteamericano.

Element Pictures, con quien ya ha trabajado en sus últimas cuatro películas, volverá a hacer de productora en asociación con Discovery Productions. La compañía vuelve así de nuevo a la primera línea de combate tras haber firmado cintas como “The Square” o “The Mule”. Esta “Pop. 1280” se unirá además a “Killers of the Flowers Moon”, la nueva película de Scorsese en la que también participan.

La favorita

Aunque por el momento no se conoce ni fecha de estreno, ni mucho menos reparto, el propio material del que partirá Lanthimos ya es un buen indicativo del cambio de género respecto a “La favorita”. Ahora solo queda saber cómo se amoldará el noir la particular idiosincrasia del cineasta.

Sinopsis del libro

“Yo sólo soy un sheriff del sur” declara Nick Corey, un tipo en apariencia lerdo y vago que no soporta a su mujer ni a su cuñado, cuya máxima es que sólo se detiene a un individuo cuando no hay más remedio, y eso siempre que sea un don nadie. Todos en Potts County -un lugar imaginario en la América profunda, con una población de 1.280 habitantes- están convencidos de su apatía y su simplicidad.

Pero pronto el lector se dará cuenta de lo astuto que es Corey. Su deseo de ser reelegido para el cargo de sheriff hace que su comportamiento no tenga límites ni conozca escrúpulos. Poco a poco, la idea de deshacerse de todos aquellos que se interpongan en su camino va tomando cuerpo. El protagonista expone en primera persona los hechos sin inmutarse, pues en su paranoia llega a creerse elegido para limpiar de escoria el lugar…”


Contenido relacionado