El estudio tras Shadow Warrior ha sido adquirido por Supernova Capital LLP

El objetivo es permitir que la desarrolladora se centre en crear juegos asombrosos

El estudio tras Shadow Warrior ha sido adquirido por Supernova Capital LLP
 

Han pasado más de dos años desde que Shadow Warrior 2, la excelente secuela de la franquicia de Flying Wild Hog, aterrizó en el mercado. Sin embargo, en mayo de 2017, los horizontes de la misma se vieron expandidos cuando la compañía llevó el título a Xbox One y PlayStation 4, haciendo que la popularidad del videojuego, al igual que de la propia IP, se extendiese aún más. Desde entonces, no hemos tenido la oportunidad de volver a disfrutar de un videojuego con el sello del estudio polaco, no obstante, su adquisición por parte de la firma Supernova Capital LLP nos podría acercar a una nueva aventura con su nombre.

En tal sentido, según lo reportado por DualShockers, Paul Wedgwood, cofundador de Splash Damage, equipo tras Dirty Bomb, ha formado la mencionada firma recientemente y, ahora, la entrañable desarrolladora europea ha pasado a ser parte de sus filas. Acorde a sus palabras, el objetivo de esta inédita agrupación es el de combatir las significativas cantidades de estrés y presión que sufren los fundadores y CEOs de las desarrolladoras a medida que sus empresas envejecen, propiciándoles ayuda en diversos ámbitos más allá de lo meramente financiero.

«Diseñamos Supernova para volver a encender la pasión de desarrolladoras excelentes en problemas al cuidarlas: reducir la confusión, disminuir las políticas, aumentar la productividad y la rentabilidad e incrementar dramáticamente la moral; en esencia, fusionar su talento con el comprobado liderazgo de Supernova para que, juntos, podamos crear los estudios más felices y saludables de nuestro sistema solar«, destacó el directivo.

De igual modo, es importante destacar que Flying Wild Hog, sin embargo, no es un conglomerado pequeño: cuenta con más de 180 trabajadores en Rzeszów, Polonia. En base a esto, Michal Szustak, CEO del estudio, comentó: «No perseguimos todas las oportunidades. Sólo estamos buscando sociedades que nos aseguren un mayor crecimiento y nos ayuden a materializar nuestras ambiciones. Con Supernova, sentimos que nos hemos reconectado con nuestros hermanos mayores, más experimentados. Comparten los mismos valores que nosotros: pasión por los jugadores, felicidad para los empleados y una creatividad que rompe barreras«.

En último lugar, Szustak asegura que este nexo permitirá que el estudio se centre en seguir creando «juegos asombrosos» sin cambiar radicalmente su cultura de trabajo. Si bien no han anunciado qué nos depara como debut de esta conexión, sentenció comentando que «tenemos grandes anuncios sobre juegos para compartir con ustedes pronto«, así que estaremos atentos para ver si, quizá, Shadow Warrior recibirá una nueva entrega.