fortnite

Fortnite

Android iOS Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One

Un streamer de 14 años gana 200.000 dólares anuales jugando a Fortnite

El caso de Griffin Spikoski es muy particular

fortnite
 

No es ningún misterio que Fortnite ha sido uno de los grandes impulsores de la industria de los videojuegos desde que su popularidad se disparara con contudencia durante el pasado año. El incomnesurable éxito de la obra de Epic Games ha provocado que muchos desarrolladores se vean obligados a incluir la modalidad battle royale en sus creaciones, como por ejemplo Battlefield V con Firestorm. Asimismo, otra consecuencia directa la hallamos en los streamers, que están encontrando una interesante fuente de ingresos. Tal es así, que hasta un joven de 14 años se está beneficiando enormemente de ello.

Este curioso caso es el de Griffin Spikoski, un adolescente de Nueva York que a día de hoy gana aproximadamente 200.000 dólares al año gracias a su desempeño en Youtube y Twitch a través de Fortnite. Spikoski se lanzó al estrellato tras mostrar en un vídeo cómo batía al jugador profesional Tfue, y a día de hoy presenta un total de 1.2 millones de suscriptores en Youtube, 1.8 millones de reproducciones en Twitch y un acuerdo económico con Misfit Gaming (vía HotHardware). Lógicamente, que alguien tan joven como Griffin Spikoski maneje dinero y fama de una forma como esta tiene ciertas implicaciones negativas: sus padres no tuvieron otra alternativa que cambiar su modelo de aprendizaje a uno en línea, pues en su instituto le era imposible ser uno más. Hay que destacar, no obstante, que el apoyo de sus padres y la cabeza fría de Spikoski son de lo más elogiables -según la perspectiva-, pues el joven ya ha declarado en alguna ocasión que se va a dedicar a ahorrar todo su dinero. “Si todo esto se acaba, lo podré usar para ir a la universidad, comprarme una casa o cualquier otra cosa“. Con el objetivo de que todo esto se cumpla, sus padres ya han contratado a un contable para que le ayude en el mantenimiento de su pequeña fortuna.

Griffin Spikoski streamea un total de 8 horas al día entre semana, mientras que los fines de semana este tiempo puede verse disparado hasta incluso 18 horas. Parece obvio que no es el contexto más adecuado para un adolescente en pleno crecimiento, pero en el caso particular de Spikoski, afortunadamente, se encuentra todo bajo control. Aun así, queremos conocer vuestra opinión: ¿establece el caso de Spikoski un mal precedente para las generaciones más jóvenes? ¿Resulta ético permitir que alguien tan joven se haga con tanto dinero y fama? Claro está que la historia nos ha dejado casos de figuras del cine que han crecido rodeadas de todo tipo de focos, pero el debate como siempre se encuentra servido.

Redactado por: Cristian M. Villa
Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. Sir Francis Drake me enseñó que no hay recompensa sin esfuerzo.