Blizzard paga un extra a los trabajadores que aceptan monitorizar su salud

El proceso encuentra sus orígenes en 2014

Activision Blizzard
 

Suele ser habitual que las empresas puedan ofrecer incentivos a sus trabajadores mediantes los cuales estos ganen un dinero adicional o cualquier tipo de ‘ventaja’ en su favor. Activision Blizzard, aparentemente, se ha destapado como una de estas empresas, y es que según ha sido recogido en un artículo del Washington Post (vía GamesIndustry.biz), uno de los grandes pilares de la industria paga un extra a sus trabajadores por monitorizar su salud. En especial, dicho proceso suele aplicarse a las empleadas en fase de embarazo o con intención de ello.

Según ha podido conocerse, desde el pasado 2014 en Blizzard hacen uso de Ovia, una aplicación que registra todo tipo de datos sobre embarazo con el objetivo de que este pueda ser llevado a cabo con las menores de las complicaciones. Hay que destacar, asimismo, que desde ese entonces en la compañía han intentado expandir este movimiento hacia otros cuidados como salud mental, hábitos a la hora de dormir, cáncer y demás. Lógicamente, se narra que en una primera instancia, los trabajadores de la empresa vieron esto como algo totalmente intrusivo. Sin embargo, con el paso del tiempo, y dado que su procedimiento es totalmente opcional, ha acabado apreciándose como una herramienta que realmente podía ofrecer una gran ayuda al implicado en cuestión.

Por otro lado, el ‘extra’ recibido por los trabajadores corresponde a 1 dólar diario a usar en formato tarjeta de regalo. Asimismo, toca resaltar que compañías como Ovia, dado que se encuentran en un tipo de acuerdo especial con Blizzard, permiten a la compañía ahorrarse un promedio de 1.200 dólares anuales en costes médicos por trabajador. Si a esto le sumamos que aproximadamente la empresa registra una media de 50 empleados bajo la supervisión de Ovia, resulta posible observar que este movimiento interesa no solo económicamente y a nivel de salud para los trabajadores, sino que desde la propia Blizzard también sacan bastantes puntos positivos.

Estas noticias suponen de las pocas ‘alegres’ que hemos podido leer a nivel interno para con Blizzard desde que comenzaran a registrarse cientos de despidos hará ya unos meses. Si bien es cierto que la compañía saca sus propios beneficios por el acuerdo con Ovia, no lo es menos que velar por la salud de los trabajadores es un hecho encomiable, en especial a raíz de la reciente evolución en la práctica de ‘crunch’ que tanto se ha informado.