Kit Harrington a la crítica negativa de Juego de Tronos: «Podéis iros a la mierda»

Por algo es el Rey en el Norte

Kit Harrington a la crítica negativa de Juego de Tronos: «Podéis iros a la mierda»
 

La serie siempre ha gozado de críticas muy positivas, incluso en sus momentos más delicados. Algo que por supuesto no ha cambiado con el estreno del primer episodio de la octava temporada; El más visto de la historia de HBO y de todo «Juego de Tronos». Aún así Kit Harrington no tiene una opinión demasiado agradable sobre aquellos que se dedican a menospreciar su trabajo.

Y es que ha sido la temporada más corta de toda la saga -solo 6 episodios– pero también la que más esfuerzo ha conllevado por parte del elenco. No resulta extraño que a la estrella encargada de interpretar a Jon Nieve en la serie le importe poco o nada lo que tengan que decir de él o de sus compañeros.

«Creo que no importa lo que se piense de esta temporada -y no quiero sonar mal hacia ellos- pero para mí, cualquier crítico que pase media hora escribiendo sobre estos episodios y haga un juicio negativo sobre ellos, se puede ir a la mierda«, aseguraba con contundencia en una entrevista para Esquire. A continuación matizaba sus palabras, sin cambiar ni un ápice la postura agresiva.

«Sé cuánta presión ha tenido la gente sobre sí misma, y cuántas noches han pasado sin dormir por trabajar en esta serie. Porque les importaba mucho. Porque se preocupaban por los personajes. Porque les importaba la historia. Porque les preocupaba poder defraudar a los seguidores«. Harrington se siente parte de una familia, y ve como inferencias todos esos ataques de la prensa.

Juego de Tronos

«Me importa un carajo si la gente se siente ahora defraudada«, apuntaba. «Así es como me siento después de ver cómo todos se han esforzado al máximo. Exactamente así. Al final nadie es más fan de la serie que nosotros mismos. Y todo lo que hacemos lo hacemos por nosotros mismos. Es todo lo que podíamos hacer, de verdad. Y estaba muy contento de llegar al final«.

El primer episodio de la octava temporada de «Juego de Tronos» ponía a Jon frente a la verdad de sus padres, y le empujaba a encarar su legado montando por primera vez un dragón. Su viaje en la recta final de la serie promete estar lleno de alegrías pero también de dificultades. Y salga como salga de ellas, poco importará lo que digan los desde fuera.