anthem live-action

Anthem

PC PlayStation 4 Xbox One
6

Jugable

Anthem aplaza la llegada de algunas funciones del Acto 1 para corregir errores

Así lo ha anunciado Bioware en Reddit

anthem live-action
 

Las idas y venidas de Anthem en cuanto a su cantidad de contenido y al estado en el que vió la luz, han provocado una división de opiniones en la comunidad que propicia la existencia de cierto escepticismo. Sobre todo con respecto a la posibilidad de que Bioware pueda llegar a ofrecer el título que tenían en la cabeza durante el desarrollo. Una incoherencia que podemos encontrar a menudo en el mundo de videojuego debido a la enorme dificultad que supone crearlos, y más aquellos que cuentan con unos valores de producción y unas expectativas tan altas. Algo ante lo que Anthem no ha logrado ser una excepción, dado que, a pesar de que recientemente haya estrenado una gran actualización, Bioware habría aplazado la llegada de algunas funciones que debería traer la misma (vía Eurogamer).

Este parche, el cual inaugura la llegada del ”Acto 1” al juego, se encuentra desprovisto de elementos que habían sido bastante demandados por la comunidad. De entre los cuales, destacan algunos como los desafíos semanales, los sistemas de maestrías y clanes, la inclusión de nuevas misiones legendarias o las tablas de clasificación. No obstante, la ausencia que más se hace notar sería la del capítulo que debería añadir más misiones y lore al juego, el cual recibiría el nombre de ”Cataclismo”.

Anthem Cataclismo

No obstante, la ausencia de estos elementos guarda una noble intención detrás, la cual consiste en arreglar el máximo número de errores posibles para preparar la llegada de un evento tan importante, tal y como sus responsables afirman en un post publicado en Reddit: ”Hemos decidido priorizar la corrección de bugs y la estabilidad del rendimiento del juego sobre la llegada de algunas funciones del Acto 1”.

De momento aún desconocemos cuando irán apareciendo estas funciones, pero lo que está claro es que algo pasa en Bioware. Y no es una mera intuición, dado que hace bien poco se destapó que muchos de los integrantes del estudio trabajaban bajo unas terribles condiciones psicológicas. Sin embargo, y como en todo problema que surge a dicho nivel, el primer paso es reconocer que lo hay. Algo que su director logró unos días más tarde de que surgiera toda la polémica.