Quantic Dream bajo investigación por presuntos casos de acoso y agresiones sexuales

No es la primera ocasión que se vierten acusaciones tan graves sobre el estudio

quantic dream logo
 

Quantic Dream es el estudio detrás de algunas de las narraciones en el videojuego más importantes de la última década, como Heavy Rain, Beyond Two Souls o el reciente Detroit: Become Human. Sin embargo, la noticia de hoy está relacionada con una serie de acusaciones que señalan a la desarrolladora de origen francés como un foco de historias hostiles en el entorno de trabajo. Quantic Dream está siendo investigada en conjunto por dos asociaciones, una francesa llamada Solidaires Informatique y por Game Workers Unite, quienes operan en ámbito internacional para defender los derechos de los trabajadores en la industria del videojuego.

Ambas asociaciones se han unido hace unas horas como ha confirmado Game Workers Unite a través de un comunicado, para investigar a fondo toda la información posible sobre las alegaciones de agresiones y acoso sexual dentro del estudio. En este comunicado llaman a la colaboración de todas las personas que hayan sufrido o presenciado algún tipo de abuso sexual durante su estancia de trabajo para Quantic Dream con la intención de recopilar todos los testimonios posibles y hacer una denuncia conjunta.

David Cage y Guillaume de Foundamière acusados de agresiones sexuales
Los directivos David Cage (izquierda) y Guillaume de Foundamière (derecha) estarían salpicados directamente por estas acusaciones

A principios del 2018, tres medios franceses (Le Monde, Mediapart y Canard PC) se hacían eco de unos resultados recogidos a través de una investigación conjunta que apuntaban a un tóxico ambiente machista en el espacio de trabajo de Quantic Dream, condenando directamente a los cargos directivos de la figura del CEO David Cage y a la del jefe de operaciones Guillaume de Fondaumière como implicados en estas graves acusaciones. Estas historias, provenientes de los propios empleados de Quantic Dream, perfilaban un ambiente tóxico en la cultura de trabajo del estudio producto de largas horas de trabajo junto a un inapropiado comportamiento hacia los trabajadores.

Algunas de estas historias que se filtraron el año pasado incluían bromas racistas, sexistas u homofóbicas en el propio espacio de trabajo. Por ejemplo se manipulaban imágenes de los trabajadores con Photoshop para ponerlos en humillantes posiciones sexuales o disfrazarlos de nazis. Cage y Foundamière negaron abiertamente estos hechos, llegando a tomar decisiones legales contra dos de los tres medios supuestamente difamadores; Le Monde y Mediapart.

Game Workers Unite y Solidaires Informatique están llamando a la colaboración de las víctimas y testigos de algún tipo de abuso en el espacio de trabajo de Quantic Dream. Cualquier tipo de información por parte de algún empleado o exempleado de la empresa sobre un caso similar se puede facilitar a través del siguiente correo contact@solidairesinformatique.org.