Los battle royale ya han generado más de 2 mil millones de dólares en smartphones

Obras como Knives Out, Fortnite y más siguen teniendo un gran impacto

fortnite
 

El género battle royale ha sido una de las mayores sorpresas que nos han dejado los recientes años de la industria de los videojuegos. De pasar de ser un género desconocido es ahora al que posiblemente representa a más usuarios en todo el mundo, una realidad que, lógicamente, también se ha visto reflejada en los beneficios obtenidos por las compañías que apuestan por estos como parte de su contenido.

Precisamente, gracias al medio SensorTower contamos ahora con una gráfica en la que observar cómo los principales battle royale han generado más de 2 mil millones de dólares en smartphones durante un período temporal inferior a dos años:

Como podemos comprobar, la lista se encuentra ligeramente liderada por Knives Out, la popular obra de NetEase a la que sigue Fortnite -esta última solo registra ingresos de la mano de iOS-. Por otro lado, más relevante debería ser el hecho de que durante el primer cuarto del presente 2019, todos estos lanzamientos se combinaron ya para generar un total de 476 millones de dólares. En este período, PUBG Mobile fue el mayor contribuyente con 148 millones o, lo que es lo mismo, un 31% del total. En sentido, PUBG Mobile mejoró considerablemente sus resultados con respecto al último cuarto de 2018, al igual que Garena Free Fire. Knives Out, Fortnite y Rules of Survival, por otro lado, experimentaron una caída en sus ingresos.

Teniendo en cuenta los datos registrados en lo que va de año, no resulta posible descartar que lo que hoy ha sido noticia tras aproximadamente dos años, pudiera repetirse en un período muy inferior de tan solo un año. ¿Lograrán estos lanzamientos generar hasta 2 mil millones de dólares en el presente 2019? Por el momento no podemos ofrecer una respuesta exacta, pero destacaremos que Game for Peace, un nuevo battle royale chino, ha comenzado a ver efectos de monetización, por lo que puede que dentro de poco contemos con una fuerza más que ayude al mercado de los battle royal en smartphones.