Ejecutivos de Electronic Arts rechazan sus bonos anuales para dárselos a sus empleados

Ejecutivos de Electronic Arts rechazan sus bonos anuales para dárselos a sus empleados
 

Electronic Arts, en la actualidad y a lo largo de los últimos años, no ha sido una compañía apreciada de forma positiva en la generalidad de la industria. Recientes declaraciones como que las cajas de botín son “mecánicas sorpresa son fiel ejemplo de los detonantes de su relación con el público, quienes argumentan que hay políticas abusivas y poco amigables con el consumidor dentro de sus obras. Asimismo, la compañía no se escapa de polémicas alusivas a tratos lejos de lo óptimo para con sus empleados –como en Activision o Blizzard-, aunque es precisamente a estos a quienes han decidido otorgar un bono que sus ejecutivos se han negado a aceptar.

A dicho respecto, personalidades como su CEO, su CFO y su CTO –Andrew Wilson, Blake Jorgensen y Kenneth Moss, respectivamente-, al igual que otros oficiales de alto rango como Chris Bruzzo y Laura Miele, han decidido declinar sus bonos por rendimiento y otorgárselos al personal de la compañía un aproximado de 4.8 millones de dólares-, asegurando que se debe a los pobres resultados del año fiscal 2019. Específicamente, el comunicado resalta: “Pese a que estamos decepcionados con nuestros resultados fiscales de 2019, entendemos los desafíos que afrontamos, y continuaremos enfocándonos en cómo podemos aplicar las fortalezas de nuestra compañía para capitalizar nuestras oportunidades“.

Asimismo, según reporta GameDaily, Patrick Söderlund, quien dejó la compañía en agosto de 2018, rechazó un bono de 20 millones de dólares; cifra que, en su lugar, se dirigió a contratar nuevos empleados. No obstante a todo lo mencionado, además de figurar como uno de los 100 CEOs más sobrepagados de 2019, el portal GameSpot señala que el salario base de Wilson supera el millón de dólares –y sus ingresos sobrepasan los 18 millones de dólares al sumar compensaciones por acciones y demás-, mientras que Jorgensen se adjudica $850.000 y Moss, Bruzzo y Miele $675.000, todo en términos anuales.

De igual forma, como se aprecia en el enlace resaltado con anterioridad, en marzo del año actual Electronic Arts despidió a 350 empleados para “encargarnos de nuestros desafíos“, lo que denota una irregular relación entre ambas situaciones que, incluso a pesar del efecto positivo que pueda generar sobre los trabajadores de la empresa, aún distan de palear la innegable problemática que el videojuego afronta en términos laborales.

Ronald Goncalves
Redactado por: Ronald Goncalves
Redactor de artículos y análisis de dudosa calidad. Objetivo a tiempo completo, subjetivo a tiempo parcial. Asiduo al medio interactivo por su capacidad de hacernos vivir las historias, no contarlas. Joven venezolano amante de los RPG's que busca cooperar en la evolución de un medio en pañales.