Análisis 3D After Burner II

 

Muchos son los que ya bien entrado el siglo XXI, les da por echar la mirada atrás, volver a lo retro, y querer revivir los mejores momentos que les dieron las antiguas consolas de sobremesa y las máquinas arcade. Por este motivo Sega se ha animado a lanzar adaptaciones mejoradas de sus títulos más emblemáticos de los años 80 y 90, y entre ellas hubo un título que destacó por su vertiginosidad y velocidad, y no hablo del erizo azul. After Burner II llegó para quedarse, y ahora vuelve para traernos sus virtudes en la consola virtual de Nintendo 3DS. Preparaos para despegar, porque nos esperan altas dosis de adrenalina.

AF2 1

After Burner II muchos lo recordarán por la versión de recreativas que a tantos encandiló a finales de los años 80 y que tanto dinero recaudó de sus seguidores por el afán de conseguir las mejores puntuaciones en las tablas de dicha máquina arcade. Pero el juego no se contentó con ese formato y ha traspasado el soporte a multitud de plataformas, entre ellas varias conversiones a PC, consolas de los 90 e incluso a PlayStation 2; y ahora ha dado el salto a Nintendo 3DS, portando nuevas posibilidades que sólo ofrece la versión de la portátil y que harán disfrutar a nostálgicos y amantes de los juegos veloces. La nueva reedición viene como motivo de un conjunto de portes de juegos clásicos que está realizando Sega para la misma consola, en los que además de implementar todas las mejoras ya existentes en sus reediciones, introducirán el uso del 3D y nuevas opciones.

Como es obvio, no podremos realizar un análisis al uso, como los que nos tienen acostumbrados todos los redactores de la página para títulos actuales, sino que trataremos el juego con perspectiva, viendo los cambios, las virtudes y las opciones que ofrece la remasterización; y dejando un poco de lado aspectos como trama y duración, ya que no aportan demasiado al título. Hecha esta presentación, comencemos el análisis en profundidad.

¿Qué ofrece 3D After Burner II?

AF2 2

3D After Burner II es un juego vertiginoso, en el que si buscas adrenalina la vas a encontrar. En los 80 el juego funcionaba en al placa arcade más potente de su época, la X-Board, lo que dejaba por los suelos a la competencia. Pero eso no lo era todo, ya que la jugabilidad que usa aún no estaba demasiado explotada, por lo que la atracción que causaba en el público era notoria. La experiencia venía dada por una mezcla de potencia gráfica y técnica, combinada con la técnica del scaling, que permitía la posibilidad de emular un ambiente tridimensional en un jugabilidad de 2D haciendo uso de la superposición de sprites en capas, y que sumado al detallista trabajo de Yu Suzuki, se consigue un juego trepidante y atractivo a partes iguales.

En la versión de Nintendo 3DS toda esta potencia se mantiene, así como la esencia del juego, pero ofrece nuevas cosas que no pudimos disfrutar hace más de 20 años, de las que hablaremos más adelante. Ahora nos ceñiremos en lo que el juego original ofrecía, que no es poco, y que prácticamente se ha mantenido intacto a pesar del paso del tiempo.

Acción vertiginosa, velocidad, explosiones y unas mecánicas fáciles de entender pero sólo perfeccionadas por expertos en el título, son las claves de After Burner II. En el juego tomaremos los mandos de un F-14 Tomcat y deberemos destruir una increíble horda de aviones enemigos mientras tratamos de evitar que éstos nos derriben a nosotros, y no es tarea fácil, ya que un disparo recibido significa la pérdida de una de nuestras vidas. Para llevar esta acción a cabo, los comandos son, en principio, bastante sencillos: disparos simples ilimitados, misiles autodirigidos en cantidades variadas, 3 tipos de velocidades y el movimiento de la nave.

En la versión de Nintendo 3DS estos controles podemos ajustarlos de diferentes formas gracias a los cambios en la configuración, pero he de decir que es aquí donde se sitúa uno de los pequeños puntos flojos que tiene el porte. A pesar de la gran cantidad de posibilidades que tenemos para colocarlos a nuestro gusto, la cercanía de los botones de la consola entre sí, así como su distribución, complican un en cierta medida la experiencia de juego, especialmente tratándose de un juego en el que los reflejos lo son todo. De todas formas, una vez has jugado unas cuantas horas y te has hecho a ellos, el manejo se hace relativamente intuitivo y consigues una inmersión más placentera. Nunca será como jugar en una cabina con movimiento y una palanca de mandos, pero esa versión tampoco era capaz de permitirnos jugar mientras viajamos en transporte público.

Si en algo destaca el juego es en el uso de sus mecánicas, que aún no siendo especialmente variadas, consigue que no se hagan para nada repetitivas. Nos deslizaremos por el espacio aéreo para esquivar y derribar a los enemigos, disparando sin cesar y variando las velocidades para no estrellarnos con los distintos obstáculos que nos encontramos, entre ellos, edificaciones y aviones enemigos. Pero la típica mecánica de esquivar y disparar se ve reforzada por la aparición de oponentes por detrás de nuestro personaje, los cuales deberemos dejar que nos pasen para poder derribarlos; y los disparos de misiles autodiridos que nos lanzarán también desde nuestra retaguardia, que tendremos que esquivar con diferentes maniobras in extremis. El juego no ofrece nada más que esto, pero gracias a la gran cantidad de enimigos y situaciones diferentes, gracias a los cuales los patrones en actuación son prácticamente infinitos, la jugabilidad es plena desde el principio hasta el final, siendo su compleja sencillez uno de sus mayores atractivos.

Sin duda, 3D After Burner II es uno de los juegos más adictivos que puedes encontrar en el mercado actual de juegos virtuales para Nintendo 3DS, lo que le suma un punto a la decisión de obtenerlo. Ya sea para ratos cortos en los que jugar a otro tipo de juegos no es productivo, o para largas sesiones en las que batir puntuaciones; After Burner II es una gran opción, y el ser portátil es una de sus mayores bazas.

¿Qué nos cuenta 3D After Burner II?

AF2 3

Como hemos dicho anteriormente, la historia tiene muy poca trascendencia en el desarrollo del juego, ya que esta es relegada a segundo plano por la experiencia de juego, tal y como ocurre en la mayoría de los juegos arcade. En resumen, nuestra misión será ir a rescatar a Lucy, quien ha sido secuestrada por Hatch, para lo cual nos subiremos a nuestra aeronave y derribaremos una flota inmensa de aviones cuyo único cometido es eliminarnos, y la nuestra, evitarlo.

Esta trama no es más que una excusa para sumergirnos en 23 fases distintas en las que las mecánicas antes citadas nos harán disfrutar en distintas situaciones y ambientaciones. Si comenzamos la partida desde el primer nivel y llegamos al último, el paso ente fases no se notará salvo ciertos puntos en los que paramos a repostar, por lo que el juego apenas nos saca de nuestra experiencia en ningún momento, algo que verdaderamente se agradece.

A pesar de que el número de fases no es especialmente numeroso, la duración del título no se queda corta. De principio a fin el juego puede llevarnos unos 20 minutos completarlo, según la cantidad de vidas que necesitemos para nuestro cometido y lo hábiles que seamos a los mandos. Gracias a los 5 niveles de dificultad y los dos modos de juego que posee 3D After Burner II, de los que hablaremos a continuación, el juego nos ofrece horas de diversión intentando batir nuestros propios records.

Como acabamos de adelantar, el juego contiene dos modos de juego: la versión Arcade y la Especial, la cual se obtiene una vez superamos la primera vez el título. En la versión Arcade disfrutaremos de los 23 niveles antes mencionados, pasando de uno a otro sin darnos cuenta y sufriendo o disfrutando del paseo según la dificultad que hayamos elegido. Al completar esta satisfactoria experiencia que ya vivimos en la máquina recreativa de los 803D After Burner II nos sorprende con un nuevo modo de juego, el Especial, en el que sumamos una nueva mecánica que cambiará por completo la forma de disfrutar del título. En este modo de juego siempre empezaremos partida desde el principio, hasta que se nos acaben las vidas, sin continuaciones y con miles de disparos hacia nosotros. ¿Y cuál es nuestra defensa ante esto? Una una nueva mecánica, la cámara lenta, la cual tras rellenarse gracias a los disparos acertados a nuestros enemigos, nos permitirá disfrutar de unos segundos de calma ante una tempestad de explosiones y ráfagas de acero, muchas veces imposibles de esquivar sin el uso de esta nueva opción.

A todo esto, que ya de por si nos da largos ratos de disfrute, debemos sumar las tablas clasificatorias, que son el plato principal en este tipo de juego. Contamos con varios tipos de registros, todos ellos con la misma estructura: Iniciales, disparos acertados y puntuación. Los piques contra uno mismo o con amigos están asegurados, pudiendo elegir el nivel en el que nos retamos, y el modo de juego en el que lo hacemos. De esta forma podemos disfrutar del juego en un solo asalto o elegir la fase que queremos jugar, aunque esto sólo en el modo Arcade.

Una experiencia visual que llevó al género arcade a su esplendor

AF2 4

Comenzamos el análisis diciendo que la versión arcade del título poseía la mejor placa del momento para hacer funcionar el título, pero esta nueva edición mejora aun más dicha experiencia.

Los coloridos gráficos son una delicia para la vista desde el primer momento en el que arrancas el juego, gracias al estilo artístico de su creador y al detallado trabajo que realizaron los desarrolladores. After Burner II usa una paleta de colores bastante amplia para la época y con unos valores de contraste muy atractivos, que combinan perfectamente con la velocidad a la que ocurre toda la acción y a la fluidez que tienen todos los movimientos en pantalla. Sin duda, el apartado visual es una de sus principales virtudes, entrando por los ojos y sumergiéndonos en una experiencia en la que todo vale para hacernos sentir vértigo y agobio ante el incesante ataque enemigo. Toda una belleza para la época, que además no ha perdido ni un ápice de atractivo con el paso de los años.

Pero si era difícil superar esta gran edición, Sega lo ha logrado, y la comparativa entre la versión arcade y lo que visualizamos en nuestras pantallas de Nintendo 3DS es significativa. Podemos apreciar un aumento de resolución considerable, que se agradece enormemente, además de un lavado de cara general a los parámetros del color. Pero una de las implementaciones que más agradecemos es la opción de poder aplicar transparencia a varios de los efectos que ocurren en pantalla, lo que mejora bastante la experiencia, ya que el humo producido por colisiones y explosiones gana realismo. Pero si somos demasiado puritanos y queremos disfrutar de lo que vimos hace más de dos décadas, tal cual, los desarrolladores nos dan esta opción para contentar a todos; tan sólo tendremos que seleccionarla desde la configuración del juego.

Deberíamos hablar de la implementación del 3D en este apartado, pero no siendo su uso un obligado para disfrutar del juego, lo trataremos más adelante.

Un apartado sonoro al nivel del clásico al que pertenece

Si todo lo ya comentado con anterioridad no os ha parecido suficiente, esperad a escuchar la banda sonora de este 3D After Burner II. Por todos es sabido que gran parte de los juegos arcade de finales de los 90 tenían una banda sonora perfectamente implementada, y que a pesar de los pocos recursos técnicos del momento, los creadores conseguían obras maestras, que aún a día de hoy siguen inspirando a los nuevos autores. Pues el título que hoy nos ocupa es uno de aquellos títulos que han sido vitoreados por su apartado sonoro, y del que se ha hablado mucho a través de los años.

Comenzando con la banda sonora principal debemos comentar que no es especialmente amplia, tan sólo 6 canciones originales y las reediciones de 2 de ellas. Pero a pesar de no ser excesiva, cada una ha sido cuidadas al máximo e implementadas con sabiduría en cada momento del juego. Dicen que una buena banda sonora es aquella que no sabes que está sonando, pero After Burner II rompe con este clásico; queremos que suene, y que lo haga alto, ya que es la banda sonora perfecta para aumentar la adrenalina que produciremos en la vertiginosa aventura. Ritmos frenéticos, con variaciones dinámicas y rítmicas nos sumergirán en la acción como sólo ellas pueden hacerlo. Las pocas pistas de la época no se quedan cortas para la experiencia, ya que han sido trabajadas de forma muy detallada, y reforzando todos los aspectos del espectro sonoro captar nuestros oídos. El excelente trabajo de las melodías ha conseguido colocar a dos de sus seis canciones en prácticamente todos los recopilatorios de banda sonoras de videojuegos de la época.

Pero en el juego no sólo se disfruta de la música, ya que los efectos sonoros son tan importantes o más que ésta, y están, como mínimo, tan bien trabajados como ellas. Explosiones, colisiones, turbinas, disparos y motores serán sólo algunos de los sonidos implementados en After Burner II, y los cuales elevan la experiencia al nivel de que jugar sin sonido es perderse la mitad de éste.

Pero si ya de por sí la banda sonora del juego original es uno de los mejores apartados del juego, en la versión de Nintendo 3DS ha sido mejorado, aportando varias opciones que nos permitirán disfrutar de ésta a nuestro gusto. Para empezar, las características que nos permite modificar el título desde el menú son bastante amplias: ajuste de volumen, ecualizador, introducción de sonidos externos y aumento de efectos de sonido ambientales. Pero la cosa no queda ahí, ya que Sega, a sabiendas de que la banda sonora original del juego es aclamada por los fans, ha decidido implementar un reproductor de ésta en el propio menú, en el que podremos disfrutar de las 8 canciones antes mencionadas, variando los parámetros que nosotros queramos gracias al ecualizador incorporado.

El hecho de poder disfrutar de grandes temas como Final Take Off o After Burner, ecualizando el sonido con 5 parámetros distintos es un gran aporte al juego, y que seguro llama la atención a los más nostálgicos. Además, debemos añadir que el hecho de introducir sonidos externos nos permitirá disfrutar del juego de una forma más similar a la que vivimos en la recreativa, ya que esta opción nos incluye sonidos como el de la palanca al mover nuestra aeronave, o el del pulsador al disparar a los enemigos. El disfrute de la experiencia está asegurado, y el uso de audífonos cerrados es recomendado para disfrutar del título al máximo.

Una reedición que aporta grandes novedades al ya completo After Burner II

El hecho de volver a jugar un clásico en consola moderna podría ser de por sí un aliciente para la compañía a crear un porte reeditado del mismo. Pero Sega no se ha contentado con eso, sino que ha ampliado las opciones disponibles en 3D After Burner II, algunas de las cuales ya las hemos mencionado, y otras estáis a punto de descubrirlas.

La edición para la portátil de Nintendo ha implementado varios nuevos ajustes al emblemático título de Sega. Para empezar, podemos seleccionar el número de vidas con el que contaremos al iniciar partida, así como entre 5 niveles de dificultad que cambiarán considerablemente la intensidad de la inteligencia artificial y por tanto la experiencia de juego. Pero la cosa no queda aquí, ya que podemos implementar ciertos filtros que modifican la apariencia del juego como marcadores y transparencias. Dejando a un lado el apartado estético, el juego nos ofrece la posibilidad de variar los controles a nuestro gusto, además de dos tipos de control distinto; sin dejar de lado la inversión de direcciones típica de los juegos de aviación y la inclusión de el periférico Circle Pad Pro, el cual es compatible con 3D After Burner II.

Hablaremos ahora de uno de los apartados más interesantes, a la par que anecdótico de este nuevo porte: el cambio de visualizaciones y marcos que nos ofrece el juego. Como ya hemos repetido incesantemente durante el análisis, After Burner II debe su fama a la versión de recreativa, en varias de las cuales nos introducíamos en una cabina con movimiento y efectos de luces y sonoros. Pues Sega ha intentado traernos de vuelta esta sensación y a introducido en el juego la opción de elegir varios marcos entre los más famosos del juego original, algunos de ellos incluso simulando el movimiento de las cabinas a izquierda y derecha al seguir el movimiento de nuestras palancas. Pero si he introducido el adjetivo anecdótico con anterioridad ha sido por algo, ya que le uso de estos marcos tiene un coste bastante grande, y no es otro que la reducción del tamaño de la pantalla en la que ocurre la acción; lo cual disminuye la facilidad para jugar, ya que las cosas corren a demasiada velocidad y la reducción del área supone no ver bien todo lo que ocurre.

Otra de las nuevas opciones que ofrece la versión de Nintendo 3DS es la única y exclusiva de dicha consola: el 3D. La posibilidad de utilizar este sistema en un juego de dos dimensiones es cuanto menos curioso, pero ofrece un aspecto estético muy interesante y que amplia las posibilidades artísticas de éste. Todos los que lo hemos probado sabemos que, o el efecto está bien trabajado e introducido en el juego, o es practicamente inviable su uso; pero por suerte, el caso de 3D After Burner II es de los primeros. El juego tiene un buen 3D, que ha sido trabajado correctamente y proporciona una buena experiencia de juego, no llegando a marear. Pero no todo es bueno en este aspecto, ya que a pesar de que el efecto es bueno y agradable, la velocidad a la que transcurre el juego provoca que la experiencia en 3D canse al cabo de varios minutos, siendo mucho mejor jugarlo sin él activado.

A parte de todo esto, también han introducido un la lista de créditos en el menú, así como un modo repetición que nos permitirá disfrutar de nuestra última partida a cámara rápida, para así analizar nuestros movimientos. Y no nos olvidemos de todo lo anteriormente tratado como los ajustes de sonido, el modo especial y la selección de niveles, entre otros.

CONCLUSIONES

En resumen, 3D After Burner II es una edición que nos ofrece todo lo disfrutado en la edición original de recreativa en la que perdemos la cabina de mandos en pos de nuevas y variadas opciones, entre las que destaca el hecho de ser portátil. Acción, velocidad, y grandes entornos estéticos y sonoros son la combinación perfecta que nos propone este juego arcade de aviación, el cual gustará tanto a quienes ya lo hayan jugado como no.

Sega ha hecho un gran trabajo con la salida de este clásico, y debemos recordar que se trata tan sólo del primero de varios que irán publicando en le eShop de Nintendo 3DS a lo largo del año. Sin duda alguna, ofrece una de las mejores experiencias que podemos encontrar por su precio, 4,99€.

AF2 5

 


Positivo

  • Porte bien llevado a la portátil
  • Nuevas opciones que mejoran la experiencia
  • Posibilidad de jugar como en el original
  • Aspecto técnico y estético muy cuidados
  • Buen precio de salida

Negativo

  • Botones demasiado juntos dificultan el el control
  • El 3D cansa debido al tipo de juego
  • Podría implementar el sensor de movimiento
  • La duración radica en la autosuperación
8

Muy bueno

Política de puntuación