Análisis Anna’s Quest

PC
 

– Fue hace poco más de un mes que tuve la oportunidad de probar la primera versión de Anna’s Quest en su preview y en Areajugones pudísteis leer mis impresiones. La combinación de humor, referencias clásicas y sencillez fueron suficientes para atraparme y enamorarme casi al instante en esta nueva aventura de Daedalic Entertainment. Es ahora que por fin he podido continuar mi aventura y proseguir con la búsqueda de Anna en su versión final y que ya está disponible en plataformas digitales.

Como ya decía en las impresiones, Anna’s Quest originalmente era conocido como Anna’s Quest Vol.1: Winfriede’s Tower hasta que Daedalic apoyó el proyecto convirtiéndolo en una aventura gráfica completa. Este primer capítulo iba a convertirse en una trilogía con su lanzamiento en 2012 de manos de Dane Krams, aunque finalmente no cuajó y el juego no continuó desarrollándose pese a haber llegado incluso a Greenlight. Por suerte hace aproximadamente un año que Daedalic entró en escena y decidió lanzar el proyecto de Krams, convirtiéndolo en Anna’s Quest.

Historia

En una aldea lejana vive una joven curiosa llamada Anna con su abuelo, apartados en un pacífico bosque fuera de todo peligro que pueda acecharles en la espesura. Un día el abuelo cae misteriosamente enfermo y Anna se ve obligada a aventurarse más allá del bosque para salvarle a sabiendas del peligro que le esperaba. Apenas iniciada su misión en busca de una cura, Anna cae en manos de la malvada bruja Windriede, quien la rapta y la encierra en su torre para experimentar con ella. Y es que Anna no es una niña corriente, pues resulta que tiene un super poder: la telequinesis.

Annas quest review analisis daedalic areajugones 4Para sorpresa de Anna, el experimento funciona a la perfección y despierta sus poderes telequinéticos cuando creía que no podía ser posible. Para sorpresa también de la bruja, no todo sale como ella esperaba, ya que Anna aprovechará sus nuevas habilidades para intentar escapar de la torre y buscar el remedio de salvar la vida a su querido abuelo. Pero no será fácil, ya que Anna deberá superar diversos acertijos, ayudar a los que la necesiten, librarse de ser atacada por criaturas aterradoras y huir de la bruja, quien no descansará hasta reclamar su exitoso experimento, cueste lo que cueste.

Aunque parezca un cuento de hadas cualquiera, pronto descubrimos que las cosas se tuercen y nada es lo que parece. De hecho, conforme vamos avanzando en la trama, podemos ver que las intenciones de los personajes son realmente otras o que nadie nos termina de contar toda la verdad. Es por ello que estás continuamente sospechando, y es que el juego te quiere poner en esa situación de “saca tus propias conclusiones” antes de la revelación, lo que está muy bien, pero siempre estás con esa sensación de, “aquí va a pasar algo, lo presiento“. Es por ello que cuando finalmente descubres lo que realmente pasa en la trama de Anna’s Quest, no te sorprende del todo, ya que el juego te estaba preparando para ello.

Los personajes están muy bien diseñados en cuanto a sus personalidades, aunque a mí personalmente la que me tiene un poco mosca es la de la propia Anna. ¿Cómo puede una niña ser tan sumamente obediente? Por muchos valores que su abuelo la haya inculcado, ¿qué niño de esa edad no utiliza sus poderes recién descubiertos para destruir la torre donde la maldita bruja la ha secuestrado? Pues no, Anna no, pues no ve necesario montar tal espectáculo. Ve fantasmas, dragones, trolls, y no se asusta, aun no habiéndolos visto en su vida. En el mismísimo infierno se pone a jugar con una cuchilla que rebana cabezas a los inocentes como si nada, ¿pero qué clase de niña es ésta? Quizás simplemente la he cogido manía, quién sabe, no obstante, el juego no se ve ensuciado por esta tonta personalidad y, salvo algunas frases absurdas en los diálogos, podremos disfrutar el juego sin cabreos inoportunos (a no ser de que seáis tan tiquismiquis como yo).

Annas quest review analisis daedalic areajugones 3

Jugabilidad

El control es básicamente el habitual en los juegos Point & Click, usar el ratón para interactuar con los objetos de los escenarios para usarlos y combinarlos y así resolver los acertijos que nos proponen. Algo nuevo respecto al resto de aventuras gráficas es el poder de Anna, la telequinesis. Gracias a ella no solo podremos romper cosas fuera de nuestro alcance o moverlas, sino que también podremos utilizarla para crear nuevos objetos en el inventario a partir de otros.

Los acertijos son sencillos y nada que nos tenga ocupados mucho tiempo; con el ensayo y error terminaremos descubriendo la solución, aún teniendo en cuenta que con el poder de la telequinesis tenemos una acción extra. La interacción con los objetos es una parte clave de la resolución de enigmas en el juego, ya sea con el entorno o entre sí para dar lugar a nuevos objetos. Es bastante intuitiva la razón de combinar los objetos si tenemos en cuenta el género fantástico del juego, es decir, que si tenemos que dar las brasas de una hoguera a una cría de dragón para que luego nos encienda una farola que hemos doblado por la mitad, que no nos sorprenda la cantidad de locuras que podemos llegar conseguir utilizando todas las opciones a nuestra disposición. No obstante, al resolverlos te deja una sensación como de vacío que no sabría muy bien cómo explicar. En este tipo de juegos cuando solucionamos un puzzle siempre se siente una satisfacción por haberlo conseguido, y en Anna’s Quest no está presente ese sentimiento. Como digo, me cuesta expresar este sentimiento, pero es como si no me premiase o no me sintiese inteligente por haber resuelto algún acertijo, cosa que en otras aventuras gráficas -incluso de la misma Daedalic– si he llegado a sentir.

Annas Quest Daedalic Preview Review Analisis PC AreajugonesSiguiendo con el tema de los objetos e inventario, me encuentro con el primer fallo gordo en el apartado jugable. Acostumbrada al sistema habitual en las aventuras gráficas que he jugado hasta el día de hoy, lo normal es tener una barra de acceso rápido en la parte inferior de la pantalla para facilitar las cosas a la hora de interactuar con los objetos. En Anna’s Quest no tenemos nada similar y gestionar el inventario se hace bastante incómodo, sobretodo si tenemos en cuenta que la opción de la telequinesis juega un papel fundamental en muchas combinaciones de objetos y sería mucho más sencillo si se pudiese usar directamente en la interfaz. Incluso tener los objetos delante sin necesidad de entrar en el inventario me hubiese ayudado a resolver los puzzles antes, ya que hay algunos de ellos que ni recordaba tener conmigo.




La dificultad del juego es estable aunque hay muchas ocasiones en las que tendremos que invertir bastante tiempo para poder descubrir la solución de los puzzles y acertijos que nos encontremos. Es verdad que en Anna’s Quest no tenemos ninguna opción para recibir una pista si nos quedamos enganchados en alguna parte del juego, pero por lo menos podemos iluminar los objetos interactuables pulsando la tecla espacio. También hay que decir que el juego conoce su dificultad y sabe cuándo debe ayudar al jugador, ya que en los puzzles más imposibles nos dan la opción de poder saltárnoslo, aunque sucede en muy pocas ocasiones.

Annas quest review analisis daedalic areajugonesNo solo tendremos que interactuar con el entorno, también con los diferentes personajes que nos encontremos, ya sea para ofrecerles nuestra ayuda u obtener más pistas. Siempre que hablemos con alguien tendremos varias opciones a elegir, totalmente personalizadas y adaptadas a lo que diría una niña pequeña, haciendo hincapié en las diferentes actitudes y reacciones que pueda tener dependiendo de la situación. No obstante estos diálogos no influirán en la historia final, ya que no serán decisivas -aunque alguna se ha integrado tan bien como para formar parte de un puzzle- por lo que simplemente habrá que seguir la trama a través de los diálogos.

Apartado técnico

El estilo artístico de Anna’s Quest es simple y francamente encantador, muy adaptado a la ambientación del juego, sobre todo al principio del juego donde cuentan la historia con ilustraciones monográficas como si de un cuento se tratase. Donde más flaquea al apartado gráfico son en las animaciones, que ensucian un poco la belleza del estilo infantil del juego. Las expresiones faciales y/o corporales del personaje no coincide con lo que está diciendo o sintiendo, como por ejemplo, si Anna siente terror porque la van a atrapar, en vez de tener una animación corriendo, aparece andando, o si siente ese mismo temor su expresión facial no cambia ni un ápice. No obstante, es un mal menor que se compensa muchísimo con los escenarios y el diseño de los mismos. Hay un gran contraste de escenarios, pasando por explosiones de color y decoraciones infantiles a cuartos grises, sucios y oscuros.

El apartado sonoro no puede ser más sobresaliente. Las voces se adaptan perfectamente a la personalidad de los personajes y las melodías son sutiles y relajantes que nos meten en situación, sonando de fondo sin necesidad de interactuar con los objetos que lo provocan, como el ruido de las cañerías o de la maldita bruja golpeando la puerta de la torre, que ya me ha dado un buen susto mientras estaba concentrada buscando pistas.

Annas quest review analisis daedalic areajugones 1El juego está en Inglés pero podemos disfrutar de unos subtítulos en Español que gozan de unas expresiones coloquiales que le dan riqueza a los diálogos del juego, sobretodo en los momentos de humor negro que tanta vitalidad dan al título. No obstante, si entendéis bien el idioma como yo, notaréis que muchas frases o palabras no coinciden con el audio en inglés, algo que personalmente me molesta en exceso y termino quitando los subtítulos en castellano. Esto es algo que pasaba en la preview, y por desgracia sigue apareciendo en la versión final del juego.

Conclusiones

Es una fábula que hace honor a la bondad y a la inocencia, a cómo una niña puede cambiarlo todo solo por seguir fiel a lo que es, haciendo alusión a grandes clásicos que todos conocemos hoy en día, como Hansel y Gretel. A pesar de los problemas mencionados como lo insoportable que me resulta la protagonista en algunas ocasiones, y la incomodidad del acceso rápido a los objetos, Anna’s Quest finalmente me hizo sentir como si realmente fuese la heroína del cuento de hadas, después de haber superado cientos de obstáculos y desilusiones al ver que el mundo tiene su parte gris y descafeinada.

Ya quedé satisfecha con la primera versión del juego y ahora solo puedo reiterar en el gran resultado que ha conseguido Daedalic al transformar la aventura de Dane Krams de 2012. Aunque no sea una de las mejores aventuras de la compañía, siendo ya un reto conseguirlo, todo fan de las aventuras gráficas debe probar este juego y comprobar en su piel la transformación del personaje a lo largo del transcurso del juego por la pérdida de la inocencia. Si os gustan las historias de magia llena de heroísmo y aventuras, Anna’s Quest es un viaje que debéis experimentar. Adictivo, intrigante, intuitivo, muy agradable visualmente y divertido, muy divertido; una mezcla de sensaciones que no podían faltar en una aventura de Daedalic Entertainment.





Positivo

  • Mucho humor y referencias a los cuentos clásicos
  • Adictivo, muy entretenido y con un estilo artístico inigualable
  • Los puzzles suponen un reto pero siempre tienen una razón lógica de ser

Negativo

  • Algunos fallos de traducción en los que el texto no coincide con el audio original
  • Ausencia de un acceso rápido al inventario con el que interactuar
  • Las animaciones no coinciden en muchas ocasiones con lo que expresa el personaje
8

Muy bueno

Política de puntuación

Vasca de 24 años con algo de mala leche que se vino a Madrid para hacerse un hueco en el mundo del turismo, así como en el mundo que adoro: los videojuegos. Fan de la tinta sobre mi piel y auténtica loca por el Estudio Ghibli. Empecé manchando pañales con los Survival Horror y lo sigo haciendo 13 años después con mis sagas favoritas: Resident Evil y Silent Hill.