Análisis Call of Duty: Black Ops III

PC PlayStation 3 PlayStation 4 Xbox 360 Xbox One
 

Como cada año, una nueva entrega de Call of Duty llega a las tiendas, y esta vez llega de la mano de Treyarch, la desarrolladora detrás de World at War y la famosa saga Black Ops que sigue siendo la favorita de millones de jugadores. A diferencia de otros años, el desarrollo de este juego ha durado un año más que de costumbre debido a la incorporación de Sledgehammer Games al grupo de desarrolladoras de Call of Duty. Esto se nota mucho a la hora de jugar, ya que no tiene el mismo nivel de detalle y dedicación un juego que se tiene que desarrollar en un año que uno que se desarrolla en 3, y esto se ha visto reflejado en las ventas tan escandalosas que ha tenido el juego.

Treyarch ha puesto mucho empeño en conseguir crear un Call of Duty que no se quede estancado en la misma jugabilidad y estilo, ¿conseguirá la tan esperada innovación que los fans de la saga quieren de Black Ops 3? ¡Vamos a verlo!

call-of-duty-black-ops-iii-pc-playstation-4-xbox-one_260242_pp

CAMPAÑA

El modo Campaña de Black Ops III nos situa en un futuro donde la tecnología se ha apoderado de todo y está presente en la vida cotidiana y en las guerras, en el año 2065. Encarnamos a un miembro del famoso equipo táctico estadounidense Black Ops que, tras una misión fallida, resulta muy malherido y se convierte en el sujeto perfecto para la implantación de equipo robótico y un IND (Interfaz Neuronal Directa), que nos permite comunicarnos con nuestros compañeros y ser mucho más eficaces en combate. Con estas mejoras tendremos que enfrentarnos al terrible grupo de los 54 Inmortales para poder conseguir la paz que tanto ansía el mundo. La Campaña cuenta con giros en la trama y escenas de violencia muy explícita, cosa que no se había visto en un buen tiempo en la saga de Call of Duty.

Este modo Campaña ha incluido muchas novedades en la saga, como por ejemplo una base desde donde podremos personalizar nuestro personaje en la campaña (casco, equipamiento, armas…), e incluso personalizar las clases que vayamos a utilizar en las misiones, dependiendo si son enfrentamientos a larga o corta distancia. Desde nuestra base podemos ir también a zonas de entrenamiento, aceptar la siguiente misión o utilizar nuestro ordenador para editar nuestro emblema, escuchar música del juego o ir al modo Dead Ops Arcade II. También tenemos un sistema de subida de niveles similar al del modo Multijugador.

La Campaña consta de 11 episodios que pueden ser completados en unas 14 horas, dependiendo del modo de dificultad que seleccionemos. El juego se puede completar perfectamente en la dificultad de Curtido, ya que es lo más equilibrado posible para conseguir una experiencia óptima (usar las coberturas bien y no ir hacia los enemigos como un loco). Podremos usar el Modo Táctico, que nos indica las zonas de peligro y por donde están situados nuestros enemigos. También cuenta con la famosa dificultad Realista, donde moriremos con una bala, y un modo especial que se desbloqueará cuando terminemos el juego. Este modo se llama “Nightmares” o Pesadillas, en el que nuestros enemigos son Zombies y los escenarios y la historia han cambiado.

MULTIJUGADOR

El modo de juego más importante de todos los Call of Duty es sin duda el multijugador, donde podemos poner en práctica nuestras habilidades contra otros jugadores del mundo. Al ser lo más importante, Treyarch no ha dudado en crear todas las opciones de personalización posibles para que se nos haga lo menos monótono posible. Una de las incorporaciones nuevas a Call of Duty es el Taller de Pintura, donde podremos crear nuestros propios camuflajes para las armas que queramos. Las posibilidades son prácticamente ilimitadas, ya que contamos con patrones, figuras geométricas y letras para personalizar el arma como nos apetezca.

Call of Duty cuenta con un nuevo sistema de especialistas, soldados especializados en distintas ventajas y técnicas de combate. Algunos tienen la habilidad de correr más rápido durante un tiempo limitado, ver a través de las paredes o equipar armas muy letales. Podemos desbloquear los distintos especialistas a medida que avanzamos de nivel y usemos las fichas de desbloqueo. Estos especialistas a su vez también se pueden personalizar a nuestro gusto a medida que los utilicemos, ya que desbloquearemos nuevos atuendos, burlas y el arma que mostremos cuando estemos en el podio ganador.

Las clases funcionan de manera similar a las de Black Ops II: Hay 10 espacios para rellenar entre armas, ventajas, granadas y comodines. La manera de desbloquear los distintos equipamientos es subir de nivel hasta el requerido y usar las fichas de desbloqueo que se nos concederán por subir de nivel en el multijugador. Las armas están muy equilibradas, no destaca ninguna en especial por lo que no hay ningún parche extremadamente necesario de momento para balancearlas. Las rachas de ayuda son muy parecidas a las de Black Ops II: UAV, XC-XD, Ataque Relámpago… Son rachas conocidas y que hacen más fácil su manejo, aunque haya veces que sea difícil conseguirlas debido al continuo frenetismo del juego. Se echa de menos que se puedan personalizar con distintas modificaciones, como en Advanced Warfare, donde podíamos crear un helicóptero con misiles en vez de ametralladora o conseguir un UAV a pesar de haber muerto de camino a la racha.

En lo que a gameplay se refiere, el juego es más frenético que nunca, donde todos los mapas se basan en las zonas centrales, que serán donde la acción transcurra más a menudo. Hay una gran cantidad de paredes por las que correr (al ser una de las novedades del juego) en las que un error significa caer al vacío, y ventanas por las que colarnos y sorprender a nuestros enemigos por la espalda. Cabe destacar los problemas de conexión que se dan en algunas partidas multijugador y que ocurren con cierta frecuencia. El time to kill (el tiempo que tardamos en matar a un enemigo) es bastante equilibrado, ya que no morirán muy rápido pero tampoco necesitaremos un cargador entero para eliminar a nuestro adversario. Subir de nivel nos llevará tiempo, ya que se tarda bastante más que en entregas anteriores, así que nos costará llegar a las mejores armas y ventajas. También volveremos a contar en esta entrega con los suministros, aunque esta vez serán menos polémicos, ya que en vez de darnos armas mejores que las demás, nos darán camuflajes, burlas y accesorios especiales. Hay dos palabras que definen el multijugador de Black Ops III: Equilibrio y Personalización.

ZOMBIES

Si hay algo que caracteriza los Call of Duty desarrollados por Treyarch son sus conocidos y aterradores Zombies, hordas y hordas de no-muertos que llegarán para matarnos a no ser que lo impidamos. Mientras que los primeros mapas de Zombies solían ser de tamaño reducido y se centraban al 100% en la supervivencia, la complejidad se ha apoderado del nuevo mapa de Black Ops III, Shadows of Evil.

Nos encontramos en Morg City, año 1942, y nos metemos en la piel de 4 personajes con un pasado turbio que han sido marcados con un símbolo misterioso y están rodeados por continuas oleadas de zombies. Tendremos que averiguar como salir de ahí, quién es la misteriosa voz que nos habla y cuál es el origen de todos los eventos sobrenaturales que están sucediendo en la ciudad. El elenco de personajes cuenta con actores famosos como Ron Perlman y Jeff Goldblum y hay un sistema de niveles parecido al del modo multijugador, con el que desbloquearemos equipamiento o nuevos camuflajes para armas del multijugador.

Shadows of Evil es un mapa muy extenso con una gran cantidad de caminos y portales para comunicarse entre las distintas zonas. Tendremos que recoger y encontrar diversos objetos para hacernos equipamiento o resolver los tan famosos “Easter Eggs” del modo Zombie. Entre las novedades del mapa se incluyen los chicles, que podremos comprar en máquinas y que nos otorgaran ventajas temporales, como apuntar más rápido o revivir con nuestras armas intactas.

Call of Duty®: Black Ops III_20151112140608

Otra novedad muy útil para los jugadores del modo Zombie es el poder saber en que dirección están las ventajas más importantes del juego. Muchas veces queremos ir a por el Titán para tener más resistencia a los golpes, pero no sabemos que dirección tomar y nos gastaremos muchos puntos en abrir todas las puertas… hasta ahora. En Shadows of Evil encontraremos una botella rota antes de cada puerta en la zona central, y esa botella será del color de la ventaja que está en esa zona (si la botella es verde encontraremos la Cola Rápida), por lo que ahorraremos tiempo y dinero.

El estilo de juego es como todos los modos Zombie anteriores: Matar o morir, aunque esto implique enfrentarse a cientos de zombies, mosquitos venenosos, brujas, R.A.P.S hechos de carne zombie y monstruos enormes llamados “Margwas”. En ciertas ocasiones, podremos tranformarnos en un monstruo de estas condiciones para poder activar la electricidad en ciertos puntos y llegar a zonas que nos son inaccesibles siendo seres humanos.

Otra modalidad de Zombies que vuelve es Dead Ops Arcade con su segunda entrega, un juego retro con vista isométrica que debutó en Black Ops II como un mero entretenimiento y curiosidad, pero ha vuelto con su toque arcade y muchas más novedades: Carreras en jeep, nuevas armas, retos y la posibilidad de jugar en primera persona durante la partida, lo que hace que sea mucho más realista como una variante del modo Zombie.

Call of Duty®: Black Ops III_20151112170459

CONCLUSIÓN

Call of Duty: Black Ops III es el juego que los amantes de la saga esperaban desde hace mucho tiempo. La personalización destaca en todos sus modos de juego, ya que nunca habíamos podido crear tanto contenido a nuestro gusto en un Call of Duty, pudiendo editar a nuestro personaje con distintos aspectos y creando los camuflajes que queramos desde el Taller de Pintura. El equilibrio está muy presente en el juego, ya que las armas están muy bien balanceadas y no hay ninguna que necesite ser modificada de momento. La Campaña añade cosas muy interesantes, como la base o la creación de clases, pero no consigue ser una historia que acabe de enganchar del todo al jugador. Las partidas multijugador son muy frenéticas y dejan con muy buen sabor de boca cuando todo el equipo trabaja por conseguir los objetivos de la partida, a pesar de que los servidores dan fallos de conexión con demasiada frecuencia para ser un juego que se basa en el modo online (es de suponer que Treyarch solucione esto en breve). El modo Zombies vuelve con más fuerza en un mapa que nos tendrá enganchados durante muchas horas y muchas rondas para intentar descubrir todos los secretos ocultos de la ciudad, con el punto positivo de que se desbloquean camuflajes para el modo Multijugador y sabremos donde están las ventajas en todo momento.

Tras muchas horas jugadas y por todo lo visto en este análisis: Excelentes gráficos, multijugador frenético y equilibrado, personalización para lo que queramos y muchísimas horas de entretenimiento y acción… Podemos afirmar que Call of Duty: Black Ops III es sin duda la mejor entrega de la saga de los últimos años y una compra segura para todos los amantes de los shooters.


Positivo

  • Gráficamente es el Call of Duty más fluido
  • Podemos personalizar a nuestro personaje de la Campaña
  • Las armas están muy equilibradas
  • Buenos respawns
  • El sistema de Especialistas y poder personalizarlos
  • El taller de pintura
  • Los suministros no dan armas que desbalancean el juego
  • Se incentiva jugar a la Campaña
  • El mapa de Zombies es extenso e inmersivo

Negativo

  • Problemas con algunos servidores
  • No se incentiva el trabajo en equipo
  • Las rachas de ayuda no son personalizables
  • Las versiones de Old-gen no se pueden considerar un Call of Duty
9

Increíble

Política de puntuación

Chosen Undead, Ashen One & Vileblood Hunter. Amante de los videojuegos y sobre todo de aquellos que suponen todo un reto.