Análisis Bulb Boy

PC
 

¿Sería la vida más fácil si fuésemos una bombilla? Lo cierto es que vistas las siniestras aventuras de Bulb Boy, podemos decir definitivamente que no. Descubriremos que el mundo está lleno de oscuridad y seremos nosotros los encargados de iluminarlo con este adorable personaje, porque cuando juegas te das cuenta de que lo es, y mucho.

Sin más dilación comenzamos con el análisis del título de Bulbware, quienes nos harán pasar un divertido rato, a la vez que tenebroso.

Una bombilla sin su abuelo

La historia comienza cuando nuestro personaje está junto a su abuelo y a su perro en el salón de su casa. De repente una sombra siniestra acecha el habitáculo, raptando al abuelo de dicho protagonista. En cada habitación o sala por la que pasemos deberemos de resolver un puzle. En esta aventura Point&Click tendremos que indagar por todas las salas para recolectar objetos o piezas que nos sirvan de utilidad a la hora de deshacernos de obstáculos, para seguir avanzando hasta llegar a nuestro abuelo.

Al ser nosotros una bombilla tendremos la ventaja de desenroscarnos la cabeza (si, visto así no parece una ventaja). Esto nos ayudará a pasar desapercibido de algunos monstruos, quedándonos encima de las lámparas. Y ya que hablamos de monstruos, os podemos decir que son bastante aterradores y…asquerosos, esta última palabra define perfectamente lo que son. A medida que avanzamos nos daremos cuenta de que cada criatura es más horripilante aún. Cada monstruo tiene su forma de derrotarlo, algunos de ellos acaban destrozados de la manera más absurda. Sin duda la clave para acabar con semejantes criaturas es coger toda clase de objetos como os hemos mencionado arriba, hasta que se nos encienda la bombilla (nunca mejor dicho) y colocarlos o accionarlos de manera que consigamos o arreglar algún artefacto, o desbloquear algún camino para continuar. Tras acabar con un boss, el nivel siguiente se tratará de un feliz recuerdo junto a nuestro abuelo en el que también tomaremos como un nivel normal y corriente, solo que estos niveles están diseñados con tonos verdosos, sin incluir apenas el negro. Y todo esto con la ayuda de nuestro fiel perro, que además de ser otra de las cosas más adorables que existen…¡vuela!

Ambientación siniestra pero fluorescente

Y todos estos monstruos vienen acompañados de un entorno de lo más aterrador. La sombría oscuridad que nos rodea se acompaña de nuestro verde fosforescente provocado por nuestra iluminación, que sinceramente hablando, se queda bastante elegante. La animación en 2D es fantástica y no hemos podido evitar acordarnos de series como Flapjack.

Antes de empezar el juego, emergerá una ventana donde podremos configurar algunos aspectos gráficos del juego como la resolución o la calidad de las texturas, esto es así ya que cuando estamos dentro del juego no existe ningún menú con tales configuraciones, o más bien dicho con ninguna configuración.

La gracia de esta aventura es que se los hechos se desarrollan sin texto ni argumentos de por medio. Los personajes para poder expresarse, aparece encima de ellos un bocadillo con una serie de símbolos o dibujos. Ya veíamos esta mecánica en otro título de Point&Click que también tuvimos la oportunidad de analizar en la web, Dropsy.

La última prueba donde tenemos que hacer frente a otro de estos horripilantes monstruos está también muy lograda. La base de esta historia es el amor que tiene Bulb Boy hacia su abuelo, pudiendo así hacer frente a cualquier obstáculo que se le viene encima. Es por ello que en la última fase del juego tendremos que adentrarnos en el mismo corazón de una de las criaturas, pasando antes por otros órganos del cuerpo. En algunas de las salas tendremos que utilizar a nuestro fiel perro, el cual nos ayudará en todo lo que pueda.

Ahora llegamos a una de las partes que no nos ha gustado del juego y es su corta duración. Tanto las ideas como su sencilla trama lo hacen de él un juego muy interesante a nivel artístico, pero si que es cierto que nos quedamos con ganas de seguir jugando. Yendo de manera lenta y asimilando los puzles con tranquilidad, la duración no llegó a dos horas. Justo al terminar el juego, volveremos al mismo salón donde comenzamos la primera vez. Allí, si volvemos a mirar en el cajón de la izquierda, accederemos a un menú para volver a jugar a cada nivel.

¿Y que hay de un videojuego de estas características sin una banda sonora decente? Pues es justo lo que incluye. La música es sencillamente fantástica y se fusiona con el ambiente que se respira en cada habitación. Sin duda es otro de los motivos de la belleza de este título. Una de las cosas que hace adorables a los personajes es el sonido de los balbuceos o al tener miedo, esto y muchas otros detalles hacen que te acabes encariñando con ellos.




Conclusión

En definitiva, Bulb Boy es uno de esos bellos juegos para pasar una noche tanto en tensión como divertida con sus carismáticos personajes. A pesar de su corta duración, el diseño de los niveles, su sencilla pero profunda trama y la originalidad que se presencia en cada sala, son algunos de los puntos que hacen de este videojuego digno de estar en tu biblioteca de Steam.

El juego lo podremos adquirir por un precio de 9,99€. Si así lo deseamos, también tenemos una demo gratuita del primer nivel en la que vislumbraremos el potencial de este maravilloso título.


Positivo

  • Una idea original
  • Trama sencilla y profunda
  • Entretenidos puzles
  • Estupenda música y sonidos

Negativo

  • Corta duración
  • Pocas opciones de configuración
8

Muy bueno

Política de puntuación

Antonio Vallejo.T
Profundamente apasionado por el arte de los videojuegos. Estoy jugando así que no me desconcentres.