Análisis Call of Duty: Infinite Warfare – Sabotage DLC 1

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Call d Duty: Infinite Warfare ya ha recibido su primer DLC, Sabotage y como suele ser costumbre en la saga, este incluye cuatros mapas multijugador y un nuevo mapa del modo ZombiesDesde que este título fue anunciado, Activision e Infinity Ward han recibido severas críticas debido a la ambientación futurista del título. A pesar de esto y de que sin duda alguna este está siendo uno de los Call of Duty menos jugados, Infinite Warfare ha seguido siendo el líder en cuanto a ventas se refiere.

Tras este tibio comienzo, Infinity Ward pretende con Sabotage volver a conquistar a los jugadores habituales de la saga y tras varias horas de juego podemos decir que lo consigan o no, la desarrolladora tiene que estar orgullosa del trabajo realizado. Antes de comenzar con el análisis como tal, cabe recordar que este DLC solo se encuentra solo disponible en PlayStation 4, los usuarios de Xbox One y PC tendrán que esperar un mes más, la fecha exacta aún no ha sido confirmada.

4 mapas multijugador

En general los cuatro mapas multijugador nos han gustado, tanto como por el aspecto estético como sobre todo por la gran jugabilidad que estos ofrecen. Comenzaremos hablando de Renaissance, en nuestra opinión el mejor mapa de los cuatro. Está ambientado en Venecia y dejando de lado el aspecto físico el cual es admirable, este mapa destaca por el frenetismo y las diferentes posibilidades de combate que ofrece. El hecho de que su tamaño sea pequeño permite a los jugadores tener continuos enfrentamientos, haciendo que las partidas no sean largas y aburridas. Está repleto de pequeñas calles, pero también tiene una zona más abierta en el que contarán con ventaja los jugadores que tengas armas de media/larga distancia e incluso los que se atrevan a utilizar el fusil de precisión. Ninguna de las partidas que hemos jugado en Renaissance nos ha conseguido aburrir y es que es un mapeado que permite realizar buenas partidas con cualquier tipo de arma. Si a esto le sumamos su mencionado brillante aspecto estético llegamos a la conclusión de que sin ninguna duda este es uno de los mejores mapas de todo el juego.

De un mapa basado en Venecia pasamos a un mapa basado en una recreación digital, Neon, donde en vez de morir desapareceremos ente pixeles y los coches no explotarán, sino que se desvanecerán para volver a aparecer después. Este mapa estéticamente no es tan sorprendente como Renaissance pero es otro gran ejemplo de que Infinity Ward se ha esforzado en hacer los mapas bonitos. En cuanto a la jugabilidad en este mapa a pesar de que no tiene un gran tamaño no contaremos con muchos enfrentamientos a corta distancia y de hecho la carretera en la que se condensa la acción está siempre cuidadosamente vigilada por snipers o por jugadores con armas de largas distancia. A pesar de esto nada te impide armarte de valor con un arma de corta distancia y entrar a revolucionar la partida en las diferentes localizaciones cerradas. Neon nos ha dejado sensaciones agridulces llegando a aborrecer algunas de las partidas jugadas en él, pero por lo general es un buen mapa que se puede disfrutar con muchos modos de juego y que cumple con las exigencias que hay que poner al contenido en DLC.

El siguiente mapa del que hablaremos es Noir, el cual está ambientado en un moderno barrio de Brooklyn. Este mapa es el que más indiferente nos ha dejado, no es que sea malo ni mucho menos pero simplemente no es nada espectacular. Dos claros respawns con una plaza entre ellos y dos calles a cada lado donde poder dar la vuelta al mapa. Frenético e intenso, en Noir no vamos a poder respirar tranquilos y en el momento en el que eliminemos a un enemigo tendremos que reaccionar rápido para huir o envalentonarnos a la búsqueda de más bajas. Mapa de los de antes, simple y divertido, sin duda alguna una muy buena opción de juego.

Por último, tenemos la remasterización de Afghan, el mítico mapa de Modern Warfare 2, Dominion. Esta vez en vez de en un desierto devastado por la guerra nos encontraremos en Marte y es sorprendente ver como esta rara ambientación se ha adaptado tan bien a las características del mapa. Dominion es un mapa en el que abundan los francotiradores y las largas distancias, es uno de los mapas más grandes del juego y el que más de los 4 del DLC. Si te gusta el juego a grandes distancias Dominion es tu mapa y como es lógico si te gustaba Afghan esta remasterización te va a hacer sentir lo mismo que sentías hace unos años. Gran acierto de Infinity Ward elegir este mapa realizar un remake, no solo es un buen mapa por su gran jugabilidad sino también por la forma en la que lo han adaptado a este Infinite Warfare.

Mapa modo zombie

Dejando de lado los mapas multijugador encontramos Rave in the Redwoods, el nuevo mapeado del modo Zombis. Tras horas jugadas solo podemos decir que este mapa engancha y mucho. Lejos quedan las luces y el colorido de Zombies in Spaceland, en este nuevo mapa, en el que nos situamos en los años 90, no tendremos distracciones y todo el decorado nos hará sentir verdadero temor y nerviosismo mientras aplastamos zombis.


Activision además de las novedades que tiene el mapa en sí ha incluido ciertos aspectos que no habíamos visto hasta el momento. Nada más comenzar empezaremos sin arma y podremos coger diversas armas cuerpo a cuerpo como un hacha, un bate de béisbol con pinchos o un palo de golf. Estas armas no son solo divertidas de utilizar, sino que también tiene una eficacia sorprendente que nos facilita mucho las cosas en las siempre más aburridas primeras rondas. El enemigo por excelencia de este mapa serán los Yetis que nos visitarán de vez en cuando poniéndonos contra las cuerdas. Tampoco puede faltar el cameo estelar al que ya empezamos a acostúmbranos, esta vez es el turno de Kevin Smith.

Rave in the Redwoods es un gran mapa, la mejor forma de describirlo es que está en muchos aspectos al nivel de las aventuras creadas por Treyarch, de hecho, no sorprendería ver este tenebroso bosque en un DLC de juegos como Call of Duty: Black Ops 3. Si te gustan los Zombis estás obligado a disfrutar de este Rave in the Redwoods.

Conclusiones

En conclusión, Sabotage es un DLC que podrías calificar como de compra obligada. Los 4 mapas multijugador están muy por encima de la media de los que incluye de salida el título y Rave in the Redwoods es sin duda de lo mejor, sino lo mejor, de todo Infinite Warfare. Si eres un amante del modo Zombis no dudes en adquirir este DLC, si por el contrario este modo no te termina de llenar que no te duela gastarte los 14,49 euros que Sabotage cuesta ya que sin duda alguna es un contenido que da mucha vida a Infinite Warfare y al que vas a poder echar muchas horas llenas de diversión y frenetismo.


Positivo

  • Alarga la vida del multijugador
  • Buen diseño de mapas, especialmente Afghan y Renaissance
  • La experiencia zombie es enriquecedora

Negativo

  • Se ha puesto más énfasis en unos mapas que en otros
  • Exclusividad por 30 días en PS4
8

Muy bueno

Política de puntuación

Juan Linares
Director de esta revista. Graduado en Derecho, especialista en Marketing Digital, Community Manager y otras muchas cosas más.