Análisis


Patricia Díaz
Gracias a esta realidad he rescatado princesas, cometido asesinatos, pilotado bólidos, pateado zombis y miles de historias más que solo se experimentan en este lado de la pantalla.