Análisis Deus Ex: Mankind Divided

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Deus Ex son palabras mayores en el mundo de los videojuegos, por si se nos hubiese olvidado Eidos Montreal nos lo recordó en 2011 cuando rescató la marca y nos ofreció una nueva, y magistral, aventura que se situaba bastantes años antes de los hechos de los juegos originales. Se trataba de Deus Ex: Human Revolution, un título sensacional que logró sobresalir en un año que no fue escaso en cuanto a grandes lanzamientos.

Prácticamente cinco años después el estudio bajo la distribución de Square Enix nos presenta la continuación directa de aquel Human Revolution, un nuevo juego bajo el subtítulo de Mankind Divided que, en líneas generales, mantiene todas las virtudes del original y repite alguno de los defectos que impidieron a su antecesor alcanzar la singularidad.

Una humanidad dividida

Año 2029, la tecnología ha avanzado tanto que los humanos pueden acceder a una serie de mejoras biotecnológicas denominadas aumentos, injertos mecánicos corporales destinados a potenciar o sustituir la función de un órgano, músculo o hueso determinado del sujeto. Han pasado dos años desde el incidente de Pancaya, que vivimos en Human Revolution, y que potenció el debate sobre los aumentados, los sucesos de aquel día nos guían desde entonces hasta el momento en el que toma la acción el juego; esta nueva entrega no podría tener mejor subtítulo, la humanidad está totalmente dividida.

DXMD_Screenshot_REVIEW_03_1470241420.08.2016Adam_Jensen_w-_trenchcoat

Tal vez la propia historia que nos cuenta Deus Ex: Mankind Divided no nos ha gustado tanto como podríamos imaginar, incluso puede que nos haya dejado fríos, algo que abarcaremos más adelante, sin embargo, hay un elemento para el que no tenemos más que alabanzas: el universo del juego. Mankind Divided se desarrolla en un mundo creíble, adulto, trabajado, crítico, y hasta cierto punto reflejo del nuestro; un mundo en el predominan el racismo, las diferencias de clase y las intrigas político-sociales.

Vais a adorar pasear por el nuevo Deus Ex, empaparos de la información tanto implícita como explícita que el juego nos vierte, contemplar las conspiraciones, la manipulación, el sensacionalismo, el trato de personas dependiendo de si son o no aumentados, el cuidado por los detalles, al fin y al cabo. Los aumentados son totalmente despreciados y están sometidos al yugo de un sistema corrupto que les culpa de cualquier mal, sin ni tan siquiera comprobar si son o no culpables; es un mundo generalista que cierra fronteras y encierra personas; Mankind Divided ofrece temas sobre los que reflexionar perfectamente aplicables a nuestro día a día; esta es uno de las grandezas del nuevo juego de Eidos Montreal.

Toda acción tiene su repercusión

Nosotros volvemos a adoptar el papel del carismático Adam Jensen, el último fichaje de la Interpol y el primero que, además, es aumentado. El rol del agente Jensen es en esta ocasión más intrincado que nunca, funcionando como una suerte de agente doble que busca unos fines que pasan por desmarañar tramas corporativas de carácter global y que, en gran parte, determinamos nosotros porque si por algo destaca, y para bien, Deus Ex es que somos nosotros en los que con nuestras acciones y decisiones escribimos el devenir de una historia que nos ha resultado un tanto descafeinada.

deus ex mankind divided adam

No queremos confundiros, diciendo esto no tachamos a Mankind Divided de ser argumentalmente mediocre; tiene ciertos giros y escenas verdaderamente impactantes que, por supuesto, no vamos a revelaros, sin embargo, también es cierto que nos hubiese gustado mucho más que diese más de sí. Es una trama llena de cambios de ritmo, algo que termina por agotar; de pronto está en un punto álgido y baja dramáticamente, por momentos es muy lenta, por momentos se acelera. El inicio es lento y vago, tardaréis varias horas en realmente comprender que está pasando y hasta entonces lo que haréis es básicamente seguir hacia delante como un pollo sin cabeza, intuyendo que próximamente se os ofrecerán más datos. El guion está lleno de incógnitas y misterios, sí, pero sentimos que hay mejores maneras de llevar ese desconocimiento.

Volvemos a repetirnos, no queremos confundiros, no vais a encontrar nada excepcionalmente malo en la historia de Deus Ex: Mankind Divided, pero sí que, bajo nuestro punto de vista, no está al nivel del resto de elementos del título que son sustancialmente mejores, el argumento del juego en ocasiones se siente hueco o vacío, intrascendente; aunque desde luego eso no es nada más que una sensación, porque Mankind Divided no está hueco y ni mucho menos vacío, es uno de esos juegos en los que cualquier acto tiene su consecuencia, ya sea una decisión en una conversación o en cómo afrontar un enfrentamiento, todo tendrá una repercusión posterior, os podemos asegurar que es tremendamente satisfactorio ver como algo que decidiste hacer hace varias horas tiene su consecuencia aunque pensaste que llegados a este punto sería algo sin importancia; Deus Ex: Mankind Divided no olvida, ya sea para bien o para mal; aunque estas distinciones sean poco menos que inexistentes, como en The Witcher no hay decisiones buenas o malas; simplemente hay decisiones, no existen barras de karma que pinten de azul lo bueno y de rojo lo malo, está en nuestro poder elegir qué camino tomar sabiendo a ciencia cierta que ese repercutirá de alguna manera.

DXMD_Screenshot_REVIEW_028_03_1470241424.08.2016

Todo este intrincado sistema de decisiones hace de este juego por su argumento algo muy rejugable, y por lo tanto un producto de larga duración, teniendo en cuenta que llegar a los créditos tras terminar todas las misiones principales y secundarias que nos han aparecido en el transcurso de la aventura nos ha llevado un total de 20 horas de juego. Sin embargo, como decimos la gran parte de esas misiones tienen varios caminos posibles con distintos desarrollos y resoluciones, e incluso es probable que por realizar una misión específica dejemos de poder hacer otra a la que sólo podremos acceder rejugando la obra, desde luego si buscáis horas y horas de entretenimiento y sois de los que queréis descubrir cada rincón de un juego en el nuevo título de Square Enix encontraréis lo que estáis buscando.

Los pilares de Deus Ex

Deus Ex ha sido sinónimo de calidad en todos los sentidos, pero siempre ha sorprendido con su jugabilidad; Human Revolution fue uno de los títulos más completos en su día y con un sistema de juego tan sobresaliente logró influenciar a varios juegos, Mankind Divided no sorprende al ser jugado, pues a penas puede apreciarse una evolución plausible de sus sistemas desde 2011 hasta ahora, ¿y eso es malo? Digamos que teniendo en cuenta lo tremendamente satisfactorio que fue jugar a Human Revolution esto no es malo, sin embargo, jugar a Mankind Divided nos producirá inevitablemente un regusto de “esto yo ya lo he jugado”.

Para nuestra fortuna no todo es reciclado en la nueva aventura de Deus Ex, y es que uno de los pilares que sustenta la jugabilidad ha sido notablemente mejorado con la inclusión de un nuevo elemento. Hablamos del pilar social, ese que nos motiva a interactuar con los personajes que pueblan el mundo de Deus Ex, y en concreto nos estamos refiriendo a la inclusión de los debates. Los debates son una suerte de “final bosses”, que nos enseñan que cualquier problema puede solucionarse también con la palabra y no necesariamente con la violencia. Mientras que en una conversación normal podemos opinar o decir lo que queramos para lograr varios fines según nuestros intereses eligiendo entre unas opciones que, hay que decirlo, son muy detalladas para nuestra fortuna; en los debates nuestro objetivo es conseguir que nuestro interlocutor cambie de opinión, que nos dé la razón y esto no es siempre sencillo, os podemos asegurar que estas escenas son tensas, y que lograr hacer a tu objetivo cambiar su opinión a partir del estudio de sus palabras, sus expresiones y su estado es totalmente satisfactorio.

deus ex mankind divided debates

deus_ex__mankind_divided_render_by_amia2172-d906tstLa segunda de las bases del título es su acción, y cómo la afrontamos; igual que en la parte argumental podemos tomar decisiones que cambiarán el curso de la historia, en la parte jugable podemos hacer exactamente lo mismo mediante algo que se plantea vital ya desde el principio. La primera decisión que se nos hace tomar al comenzar el juego es sí queremos realizar la misión que sirve como tutorial por la vía del sigilo o la queremos hacer en busca de una experiencia shooter llena de acción desenfrenada, ninguna de las opciones es menos buena. Hemos realizado diversas misiones afrontándola de cada forma posible y siempre nos hemos divertido, nos da la sensación de que el sigilo se ha hecho más asequible respecto a la última entrega, mientras que los tiroteos se han mejorado haciendo de Mankind Divided una verdadera experiencia shooter en primera y tercera persona, porque esa es otra de las claves y elemento inconfundibles de Deus Ex, el cómo la acción pasa de primera a tercera persona al tomar coberturas, subir escaleras o realizar ejecuciones, por ejemplo; esta es una de esas cosas que nos encantan y que el nuevo título de la saga hace a la perfección.

Si nos preguntáis qué hemos preferido durante las horas que hemos jugado a Deus Ex: Mankind Divided os confesaríamos que hemos jugado la mayor parte del título optando por el sigilo y las armas no letales, ya sabéis dormir y aturdir en vez de eliminar, esconder los cuerpos y buscar las centralitas de seguridad para hacer del camino algo más sencillo sin la presencia de robots, cámaras o drones; el juego así exige paciencia y planificar cada movimiento por sus magistralmente diseñados entornos y mapeados, no es necesariamente mejor que optar directamente por los tiros, pero creemos que resulta más satisfactorio debido a que algunos fallos con la IA podrían facilitar demasiado la tarea optando por hacer mucho ruido con nuestras armas, que pasan desde pistolas hasta francotiradores y que en cada caso pueden mejorarse según varios aspectos y pueden usar varios tipos de munición según el enemigo a enfrentar. Al igual que en Human Revolution la IA es poco invasiva y muy conservadora, lo que nos deja siempre la opción de parapetarnos e ir matando uno por una a todos los enemigos sin problemas.

deus ex mankind divided sigilo

En un juego tan centrado en la tecnología no podríamos obviar el hackeo, que ya fue uno de los puntos principales en el último juego y que repite ahora sin prácticamente cambios, el título ofrece centenares de ordenadores, puertas, alarmas, o centralitas accesibles; se podrá acceder a todos estos dispositivos mediante la introducción en sus paneles de determinado código o contraseña, sin embargo no será siempre fácil encontrar dichas contraseñas que pueden estar escondidas en cualquier lugar, por lo que será mucho más recurrente optar por piratear los dispositivos mediante un minijuego o puzle, que es exactamente igual que en el último juego. Partimos desde un módulo y debemos llegar a otro modulo verde capturando nodos para abrirnos camino, cada nodo tarda determinados segundos en capturarse de acuerdo a su nivel y, además, existe un módulo rojo que se activará cuando el sistema detecte nuestra presencia como medida de seguridad, cuando eso ocurra ese modulo rojo se abrirá camino hacia el lugar desde el que nosotros comenzamos a abrirnos paso del mismo modo que nosotros, es decir, capturando nodos; nuestro objetivo será llegar al módulo (o módulos) verde que nos dará acceso a hackear el objetivo antes de que el módulo rojo en representación de la seguridad llegue hasta nosotros, lo que significaría el no poder acceder de nuevo a piratear este dispositivo, a no ser que omitiésemos el pirateo segundos antes de ser bloqueados por la seguridad; para facilitar el proceso contamos con varias herramientas como alguna que nos permite capturar nodos al instante u otras que detienen el avance de la seguridad por segundos. En general son minijuegos accesibles que dan variedad al gameplay por lo que el pirateo es una de esas partes imprescindibles de Deus Ex.

En forma de puzles encontramos también otros presenciales que consisten en averiguar cómo hacerse paso hasta determinado lugar donde está nuestro objetivo, pues siempre veremos en pantalla hasta donde tendremos que ir, las fases así son mucho menos recurrentes, pero igualmente satisfactorias, sin embargo, el mejor de los “puzles” para averiguar cómo abrirnos camino es el que nos lleva a investigar minuciosamente cada lugar para encontrar una forma viable de colarnos sin alertar a nadie, algo que si jugamos en sigilo haremos continuamente.

deus ex mankind divided pirateo remoto

Finalmente, el cuarto pilar que sustenta la experiencia Deus Ex: Mankind Divided es el RPG, hemos hablado de cómo funciona como shooter o juego de sigilo, de su variedad de decisiones o de sus puzles, pero hemos dejado para el final lo que envuelve a todo ello que es una capa genial de juego de rol. Ante todo, estamos ante un RPG, y como tal tendremos farmeo de experiencia o grindeo de objetos y gestión de recursos. El juego funciona por niveles, cada vez que superemos un nivel, al llegar a los XP necesarios realizando acciones que nos los otorgan, se nos dará un punto de praxis que podremos emplear en mejorar a nuestro personaje accediendo o potenciando cualquiera de sus varios aumentos centrados principalmente en hacer de Jensen alguien genial para la infiltración o una máquina de matar y aguantar tiros, los aumentos nos permiten acceder a habilidades sobrehumanas como la invisibilidad, la ralentización del tiempo o nuevas armas para diversos fines letales o no, la mayoría de aumentos repiten de Human Revolution aunque encontraremos algunos experimentales nuevos.

Ante la importancia de acumular elementos se hace vital recurrir a la exploración de su pequeño mundo abierto y a la gestión de los objetos encontrados, no es que no vayáis a querer explorar, como dijimos antes su rico universo te invita a conocerlo, pero con estos alicientes vais a querer hacerlo aún más. Respecto a la gestión; no sólo de los puntos de praxis que tendréis que gastar con conciencia pues desde ya os decimos que no podréis invertirlos en mejorar al máximo a vuestro personaje, al menos no en la primera partida y posiblemente en la nueva partida + que junto al modo de dificultad con muerte permanente se desbloquean al completar el juego; también de armas, munición, granadas, curaciones o dispositivos de hackeo el inventario es exactamente igual que en Human Revolution, cada objeto ocupa una serie de casillas, disponemos de X casillas cuando algo no quepa, no cabe y o hacemos hueco o ahí se queda, y esto pasa más de lo que podéis imaginar, gracias a esa mala costumbre que nos han inculcado juegos como BioShock o Fallout 3 en los que los inventarios son o inexistentes o prácticamente interminables y en los que recogemos restos hasta del cubo de la basura porque ¿quién sabe si nos podría ser útil luego? En Deus Ex: Mankind Divided esto no pasa, y es algo sensacional que nos vuelve a obligar a pensar con cabeza cada movimiento.

deus ex breach

No queremos dejar pasar la oportunidad de hablaros de Deus Ex: Mankind Divided – Breach, una de las novedades del título que apuesta por una acción arcade multijugador competitiva en la que el sigilo, el plataformeo, el pirateo y la velocidad están a la orden del día. Este modo cuenta con su propio modo historia, bastante menos trabajado que el del modo principal, simplemente una excusa para movernos por la red con un avatar en busca de piratear información de manera mejor que nuestros contrincantes que son básicamente cualquier poseedor del juego, Breach es uno de esos modos en los que jugando solo compites online mediante tiempos o puntuaciones récord que quedan registradas esperando que alguien las mejore. Es una inclusión interesante que respeta muchos de los puntos bases del juego en sí que hemos analizado, y que puede engordar la vida útil del juego unas horas más, pero tampoco nos parece un modo revolucionario.

Renacimiento ciberpunk

Deus Ex: Mankind Divided es artísticamente bestial, las luces de neón iluminan unos entornos pasados por un filtro amarillo, menos agresivo que Human Revolution, que dota todo de un tono futurista envidiable. No por nada es la saga referente de todo el subgénero ciberpunk en los videojuegos, prácticamente cualquier juego que ose tomar unas referencias artísticas de este tipo se mirará en Deus Ex, y será inevitablemente comparado con él, como nosotros mismos hacíamos en julio cuando analizábamos Dex; por establecer una comparación con el cine podría decirse que esta franquicia es al ciberpunk en los videojuegos lo que Blade Runner lo es en el séptimo arte; esto son palabras mayores y exige un nivel artístico impecable que afortunadamente Mankind Divided, como ya hemos dicho, logra conseguir.

deus ex mankind divided art

Donde no es tan impecable es en lo gráfico, y es nuevamente debemos compararlo con su antecesor que era artísticamente magistral, pero gráficamente ligeramente obsoleto, especialmente en los modelados de los personajes que rellenan las calles. El Dawn Engine luce bien, pero tras haber visto este ya juegos como The Witcher 3 o Uncharted 4, Deus Ex: Mankind Divided está irremediablemente pasos por detrás, al menos en las secuencias in-game porque en las cinemáticas, al igual que ocurría con Human Revolution, es totalmente puntero. A su favor hemos de decir que no lo hemos jugado en un ordenador capaz de moverlo al máximo de sus posibilidades, hemos jugado Mankind Divided en un equipo de gama media con una CPU AMD FX-6300 y una GPU R9 280x optimizando lo que veíamos en la pantalla a una calidad no ultra, sino alta con un número de frames por segundo normalmente oscilante entre los 60 y los 30 que se estabilizaban más al bajar la calidad a media.

No queremos poner el punto y final a esta review sin dedicarle también algunas líneas a lo sonoro, en este apartado cabe destacar el trabajo conjunto de Michael McCann, Sascha Dikiciyan y Ed Harrison en una banda sonora memorable, los efectos de sonido tampoco son despreciables menos aún si contamos con unos auriculares compatibles con 5.1, y por otro lado es en el doblaje a nuestro idioma donde más inconvenientes encontramos, no todas las voces son adecuadas, ni las interpretaciones correctas para según qué momento, además hay numerosos bugs en este sentido tales como que el personaje hable sin abrir la boca, que los labios y las palabras estén desintonizados, o que lo diga el personaje y lo que pone en los subtítulos sean frases totalmente distintas, problemas que prometen ser solventados desde Nixxes, los encargados de la versión de PC.

Opiniones divididas – Conclusiones finales

DXMDE32015_OnlineCover_Adam_Blade_1434427759deusex

Deus Ex: Mankind Divided es un juego tremendamente recomendable, prácticamente un must-have y uno de los mejores de un año 2016 que está siendo memorable, pero nos da la sensación de que, a pesar de ser muy bueno, aspiraba a serlo aún más. Es un juego muy conservador, algo que no es malo de por sí, pero se echa en falta más atrevimiento y ganas de reimaginar y mejorar mecánicas que ya de por sí son muy sólidas y funcionan muy bien desde que en 2011 salió Human Revolution. Es una gozada jugarlo, es uno de esos juegos que te introducen en su mundo durante horas sin que apenas te des cuenta, porque presenta un entorno rico, creíble, crítico y adulto, pero nos deja fríos, en gran parte por una historia descafeinada y mejorable, y con la sensación de que de aquí podría haberse logrado un juego todavía mejor.


Positivo

  • Su universo, tremendamente rico, interesante y bien ejecutado hasta en los detalles
  • Nosotros moldeamos la historia con nuestras acciones y decisiones
  • Diferencias palpables entre tomar un camino u otro
  • Ciertas escenas y giros impactantes
  • Jugablemente tiene una fórmula muy consolidada y disfrutable
  • La inclusión de los debates, escenas tensas y novedosas
  • El modo Breach, un añadido interesante
  • Artísticamente es extraordinariamente hermoso
  • Las escenas cinemáticas son una pasada a nivel gráfico
  • Su banda sonora

Negativo

  • Excesivamente conservador
  • Una historia que podría haber dado mucho más de sí
  • Gráficamente está por debajo de lo esperado
  • Recurrentes dientes de sierra y clipping
  • Un doblaje mejorable
8.5

Muy bueno

Política de puntuación