Análisis Dex

PC PlayStation 4
 

Dex es un proyecto nacido del crowfunding a finales de 2013, el título logró recaudar la cifra de 30.647 £ suficiente para un lanzamiento en PC que se produciría el pasado año tras pasar por un periodo de Early Access en Steam, su éxito fue suficiente para que el proyecto siguiese creciendo y la subdivisión de Badland Games dedicada a la distribución y apoyo a los títulos de carácter indie, una iniciativa que desde aquí apoyamos y agradecemos, se fijó en Dex. Gracias a esta alianza entre Dreadlock Games y Badland Indie podemos incluso adquirir una completa versión física del juego para consolas, donde el juego ha sido lanzado recientemente y donde hemos podido jugarlo, tratándose esta versión analizada de la de PlayStation 4.

Ciberpunk, pero típico

Dex es una de esas obras que se aprovechan de una carismática ambientación de la que, probablemente, no tengamos tantos exponentes como nos gustaría; hablamos de la estética ciberpunk que sitúa la acción en un futuro relativamente cercano en el que la tecnología y la humanidad han avanzado tanto que ahora se permiten incluso implantes muy específicos para mejorar funciones en concreto, esto, como en toda obra ciberpunk, plantea en Dex algunos dilemas; hasta qué punto alguien mantiene la humanidad cuando la mayoría de su cuerpo es aumentado, cuán ético es acceder a estos implantes. Esto genera más conflictos, como el eterno forcejeo entre los más puristas y los que creen que los aumentos son el futuro de la evolución. Por lo tanto, hasta este punto el contexto de Dex se adapta muy bien a su estética, pero tampoco trae nada nuevo, son debates trillados que hemos visto en otras obras, ya sean videojuegos como películas.

dex escenas

En cuanto a la historia en específico de Dex, tampoco encontramos nada extraordinario. Jugamos como una muchacha común, la propia Dex, a la que sorprendentemente las fuerzas de la autoridad comienzan a perseguir sin motivo aparente. Ese es el pistoletazo de salida, Dex pronto descubrirá que no es tan común como creía ser y se verá envuelta en una trama interesante que le llevará a descubrir los motivos por los que está siendo perseguida, y a actuar en conveniencia, porque algo muy positivo es la cierta libertad que existe para afrontar el argumento, dejando al jugador ciertas decisiones que pueden ser relevantes para el devenir de la trama que concluirá de una forma u otra en uno de los dos finales posibles. El personaje principal tiene una forma de ser atractiva, y cierto encanto lo que sumará un plus extra para que sigáis la historia con más interés aún, existen ciertos giros de guion bastante reseñables, y el resto de personajes son correctos, aunque también algo típicos, con todo esto podemos decir que la de Dex es una historia bien escrita que consigue mantenernos metidos en la trama del juego.

Además, como todo juego de rol que se precie, existen varias misiones secundarias que forman un mundo más completo. Es cierto que estas no destacan por ser abundantes, pero aumentarán considerablemente el tiempo que le dediquemos al juego, pues la historia principal es corta, y contaran nuevas historias que pueden ser de lo más pasajeras hasta, en algunas ocasiones, bastante interesantes; eso sí, siempre encontraran en nosotros alguien genial para encomendarnos la repetitiva tarea del recadero.

RPG + 2D + Mundo abierto

A priori el hecho de hablar de un RPG de mundo abierto suena extraño cuando lo encasillamos en una perspectiva 2D de buena factura técnica. Sin embargo, es un cóctel que sienta bien pues estos tres elementos se complementan de una manera más que correcta. El avance es siempre en scroll lateral con ciertos elementos en altura, y el mapeado que es pequeño, es también abierto, pudiendo ir de una punta a otra en cualquier momento recibiendo encargos de por medio, o si lo preferimos incluso viajar rápidamente a zonas ya visitadas. Por este motivo el backtracking será una práctica habitual, aunque en ningún momento esto nos ha llegado a frustrar. Siempre estamos en movimiento de un lugar a otro, en busca de provisiones, armas, nuevos aumentos, etc…

Dex mapa

Como todo buen RPG no pueden faltar mecánicas de leveo y un árbol de habilidades en los que gastar nuestros puntos en ramas como la apertura de cerraduras, la conversación o el pirateo. Tampoco faltan las estadísticas y las diferentes armas que pasan desde simples pistolas hasta escopetas o armas paralizantes, por lo tanto, la variedad a la hora del combate existe, aunque se antoja escasa. No hay demasiados tipos de enemigo, y el combate en tiempo real normalmente es aburrido por lo que casi siempre resulta más satisfactorio el sigilo, o bien pasar corriendo evitando los disparos, lo que desde luego es más rápido que enfrentar a un gran número de enemigos en estos tediosos combates.

Por otro lado, nuestra vida no es regenerativa y habrá que restaurarla con objetos que pasan desde refrescos a botiquines, a no ser que compremos el aumento adecuado pues este es otro de los puntos interesantes del juego, no hemos encontrado en los aumentos algo que marque la diferencia y el juego puede terminarse casi sin hacer uso de ellos, sin embargo sí queremos potenciar ciertas habilidades como el salto o el combate cuerpo a cuerpo habrá que recurrir a estas mejoras, previo pago, con ello lograremos pasar por zonas contaminadas, resistir la electricidad, saltar más, tener más vida, etcétera.

Entre dos dimensiones

Si bien contamos con una barra de vida no regenerativa, también contamos con una segunda barra: la de concentración, con otros usos, perdiéndola por completo también perderemos vida. Dex tiene la habilidad de moverse entre la dimensión real y la digital de forma fácil, con tan sólo pulsar L3 en cualquier momento cambiaremos de una dimensión a otra, pudiendo usar esta segunda para piratear algunos elementos como cámaras, torretas u ordenadores, algo que lejos de ser una opción se convierte en obligación en ciertos momentos del juego, lo que oxigena el gameplay porque el cambio entre unas escenas y otras es totalmente radical.

dex5

En la dimensión virtual nuestra vida será nuestra concentración, si la perdemos toda volveremos al mundo real y perderemos vitalidad; acceder al mundo virtual, y dominarlo, es algo que deberemos hacer recurrentemente en misiones de pirateo, en las cuales tendremos que acceder a ciertos datos o información a través de un terminal específico. Estos momentos tomarán forma en una suerte de minijuego en el que manejaremos una nave con la posibilidad de disparar, o usar acciones especiales como el spam o los cortafuegos a modo de escudos, deberemos tomar un objetivo pero también habrá impedimentos pues podremos encontrar desde virus troyanos hasta malware, que tomarán distintas formas para tratar de acabar con nosotros; es por ello que, en ocasiones, se torna desafiante superar alguna de estas pruebas si no vamos lo suficientemente preparados.

También decir que, aunque el juego funciona bien prácticamente a todos los niveles y luce fantástico tanto en ese uso ligero del pixel art en los personajes, y la recreación muy acertada de los entornos, o los genialmente trazados dibujos que funcionan de forma extraordinaria a modo de cinemáticas; en ciertas ocasiones encontraremos tirones con bajadas de FPS muy notorias, no son excesivas, pero sí recurrentes, especialmente en el mundo virtual y no tanto en la realidad. Por ello algo más de pulido en ese sentido le vendría genial a la obra, que, como decimos, en términos generales está bien acabada en lo referente a lo gráfico y a lo técnico; también en lo sonoro apartado en el que es correcto, aunque no sobresalga.

dex

Deus “Dex” – Conclusiones finales

La estética ciberpunk en los videojuegos no está tan aprovechada como nos gustaría, y su principal valedor tiene nombre propio; es Deus Ex y es el estandarte de este subgénero de la ciencia ficción en nuestro medio, de él bebe Dex y eso es una magnífica noticia, su ejecución y desarrollo, así como estética nos recuerde irremediablemente a la saga de Square Enix, Dex es un Deus Ex en miniatura y creemos que gustará a quienes disfruten de lo ciberpunk, ante nosotros tenemos un indie a tener en cuenta.


Positivo

  • El carisma de la protagonista
  • Su ambientación y estética ciberpunk
  • Libertad de acción y diálogo
  • Algunas misiones secundarias
  • Lo bien ejecutado del mundo abierto en un juego en 2D
  • La variación entre el mundo real y el digital para oxigenar el gameplay

Negativo

  • Una historia algo típica
  • Los combates nada inspirados
  • Al principio puede resultar insatisfactorio
  • Recurrentes bajadas abruptas de los FPS
7

Bueno

Política de puntuación