Análisis Divinity: Original Sin – Enhanced Edition

PC PlayStation 4 Xbox One

Analizamos la nueva edición del juego de rol de Larian Studios, Divinity Original Sin

 

Todo amante del género RPG estará de acuerdo conmigo en que este ha sido uno de los mejores años que hemos tenido los fans en cuanto a grandes títulos de este género, que tantas horas nos ha robado y tantas vidas e historias nos ha permitido vivir. Divinity Original Sin es uno de esos grandes títulos que ha sorprendido a cada paso que ha dado, pues sin casi esfuerzo se ha convertido en uno de los mejores juegos de rol que hemos podido disfrutar en estos últimos años. Fue en 2014 cuando el juego hizo su lanzamiento en PC gracias a la financiación conseguida en KickStarter, y es ahora que Larian Studios, tras el exitazo cosechado y ya preparando una segunda parte del mismo, ha lanzado una nueva edición, que no solo llega por primera vez a consolas, sino que añade grandes novedades y mejoras necesarias para convertir a Divinity Original Sin en un juego que roza la perfección.

Este análisis está más orientado a las novedades que trae consigo la Enhanced Edition más que en analizar el juego en su totalidad, debido a que ya está en el mercado desde hace más de un año. No obstante, no quiere decir que no hable de los pilares básicos del juego, pero si obviaré algunos apartados para no realizar un análisis excesivamente extenso.

Historia

Nos pondremos en la piel de unos héroes contratados para investigar un asesinato que resulta esconder mucho más de lo que aparenta, embarcando a nuestros “buscadores de la fuente” en una aventura épica para salvar el mundo. No es que la trama sea una novedad en el género, pero lo que la hace tan especial es su desarrollo, pues Divinity: Original Sin realmente recrea la sensación de ser nosotros mismos quienes desempeñamos el papel del personaje, pues cada uno tiene voz y seremos nosotros quienes tomemos las decisiones por ellos. Incluso podemos idear una personalidad diferente para cada uno, de manera que tengan opiniones diferentes e, incluso, haya momentos en los que el desacuerdo sea tal que haya que jugárselo a piedra, papel o tijeras. Además, las decisiones serán relevantes para el desarrollo de la trama y podremos labrar nosotros mismos nuestra propia historia, ya sea para bien o para mal, ya que muchas provocarán incluso la muerte de algún que otro personaje.

divinity original sin enhanced edition analisis review 5Además, la distribución de las misiones y la forma de entrelazarse entre sí ayuda mucho a esta inmersión en el juego, ya que la mayoría de misiones secundarias solo serán accesibles al completar o iniciar otras, y todas tendrán diferentes resultados dependiendo de nuestras decisiones. Todo esto elimina por completo la sensación que se puede sufrir en otros juegos del género en los que parecemos simples recaderos, y donde nos da la sensación que esas misiones secundarias solo están presentes para alargar la vida del juego. Incluso, en ocasiones, debido a que el entorno del juego funciona en tiempo real, encontraremos misiones que, si no llegamos a tiempo o ignoramos, fracasarán por completo, o combates ya iniciados en los que podremos intervenir, dejando claro que nuestra presencia es necesaria en la historia y que no todo surge conforme aparezcamos en los escenarios, sino que las acciones siguen sucediendo aunque nosotros no estemos presentes.

No toda la diversión queda en estas misiones, ya que la libertad de acción de la que presume Divinity es en todos los aspectos: desde la personalización de los personajes, que comentaremos en el siguiente apartado, como las acciones que decidamos hacer mientras disfrutamos de la trama principal. Por ejemplo, no hay ningún espacio que no se pueda explorar, casa que irrumpir o cofre que forzar. Todo depende de nuestra moralidad y habilidad en “canalladas” que nos permitirá robar a cualquier personaje, incluso al mismísimo comandante de la legión, o forzar la casa de la persona más importante de la ciudad. Parece una tontería, pero esto nos mantendrá entretenidos si nos proponemos robar hasta el último penique de los inventarios de nuestros aliados, y durante bastantes horas. Si nos pillan influirá en nuestra reputación que repercutirá en la actitud de los ciudadanos, ya que algunos ni nos dirigirán la palabra, o incluso podremos llegar a las manos y ser atacados por guardias si se encuentran cerca.

 

Jugabilidad

Iniciaremos la aventura personalizando a nuestros dos héroes protagonistas entre las doce clases diferentes disponibles, siendo realmente irrelevante nuestra elección debido a la libertad que nos da el juego de personalizar a los personajes a nuestro gusto. Es decir, que puede que nuestra elección inicial haya sido un guerrero con armas a dos manos, pero podemos ajustar sus estadísticas, habilidades y equipo a un personaje más defensivo con espada y escudo, si así lo preferimos; o incluso hacer un híbrido enseñándole hechizos de las escuelas de magia. Todo depende de cómo decidamos hacer evolucionar a los personajes entre los tres factores principales: los atributos (determinarán la destreza, fuerza, inteligencia, etc.), habilidades (ya sean pasivas o activas, aprendidas por medio de libros de hechizos) y talentos (unas ventajas que nos ayudarán tanto en combate como de abrirnos la posibilidad de hablar con los animales).

divinity original sin enhanced edition analisis review 6

Esta gran variedad de clases y personalización nos da una gran cantidad de opciones que disfrutar en combate, pudiendo combinar las habilidades de cuatro personajes en total y disfrutar de una acción estratégica sin igual. Pese a que un sistema de combate por turnos eche para atrás a un gran número de personas, lo que ofrece Divinity es tan especial y novedoso que no es razón para no darle una oportunidad, si no sois aficionados a este estilo de combate. Las batallas funcionan mediante un sistema de puntos que tiene cada personaje y podremos atacar y usar nuestras habilidades hasta que esos puntos se agoten, pasando el turno al enemigo. Cada acción requiere una cantidad concreta, desde habilidades hasta el uso de objetos del inventario, permitiéndonos incluso pasar de turno y guardarlos para el próximo y utilizar habilidades más poderosas. Lo espectacular del sistema de combate es en parte debido a la libertad de interacción con el entorno, que nos permite unas combinaciones impresionantes, y en ocasiones, de un plumazo, acabar con todos los enemigos de la manera más disparatada posible en un combate donde teníamos las de perder. Y esto es debido a la climatología y los elementos, gracias a la cual nos encontraremos lluvia o charcos de agua, con los que podremos congelar o electrocutar a los enemigos, o barriles explosivos o de veneno, que podremos hacer estallar y prender todo en llamas o nubes tóxicas. Las posibilidades son casi infinitas y el estudio ha sabido explotar al máximo estas cualidades para permitirnos diseñar diferentes estrategias que nos tengan entretenidos durante horas.

En esta ocasión nos pasamos de la versión de PC (recordaros que los usuarios de PC tienen la nueva edición de forma de actualización gratuita) a la versión de PlayStation 4 para realizar el análisis, por lo que el control e interfaz ha cambiado considerablemente y para mejor en ciertos aspectos. Una vez dicho esto, el haber estado acostumbrada a otro control hizo que mi adaptación al mando fuese más lenta que la de un jugador que llega a Divinity por primera vez, ya que siempre te queda la costumbre de haber jugado con teclado y ratón, y más teniendo en cuenta las horas de juego que ofrece (mínimo unas 80). No obstante, Larian Studios ha hecho un gran trabajo de adaptación que no me esperaba en absoluto, pese a los fallos evidentes que tiene, como, por ejemplo, la agilidad tanto en visualización del mapa, como en combate. Con ratón simplemente hay que clickar en el enemigo, mientras que con mando hay que arrastrar el cursor hasta el mismo, que viene a ser lo mismo, pero la agilidad y el tiempo invertido en comparación es superior, pero es algo que con la práctica te olvidas y te acostumbras fácilmente. En cuanto a la visualización del mapa, con mando es imposible usar una cámara libre a no ser de que pongamos a los personajes “en guardia” y aparezca el cursor de ataque para poder navegar a través de él, mientras que con el ratón podíamos moverla a nuestro antojo. Aunque esto que comento parezcan inconvenientes, no presentan un problema tan grande como debería, ya que el ritmo del juego es pausado y no se necesita de esa agilidad que pueden requerir otros géneros.divinity original sin enhanced edition analisis review 2




Otra de las opciones que considero que no han mejorado y que su uso sigue siendo engorroso es el inventario y el sistema de fabricación. Sin exagerar diré que la primera vez que me pasé el juego en su versión original, no hice uso del sistema de crafting más que para “limpiar” el inventario, ya que nunca me hizo falta ningún objeto conseguible por este medio y porque no lo consideraba un sistema intuitivo. En la Enhanced Edition si se ven intenciones de simplificarlo un poco más, ya que han incluído la opción de “recetas” que se irán ampliando conforme las descubramos nosotros mismos o si las aprendemos leyendo libros y pergaminos, algo que no teníamos en la versión original de PC y que facilita mucho a la hora de crear objetos que, como pociones o flechas, usaremos muy a menudo. Sigue siendo un poco abrumador la gran cantidad de objetos que tendremos en el inventario, que muchos tendremos que guardar como pergaminos o llaves que no recordemos qué uso tenían, y no es nada sencillo tener que guardarlos uno a uno en las mochilas, o simplemente tener filas y filas de objetos que no tienen utilizada y que podrían haberse eliminado una vez realizado su uso. No obstante, cabe destacar que es un sistema muy completo en cuanto a variedad, ya que podremos elaborar todo tipo de combinaciones, desde armas y flechas, hasta pociones, pergaminos y libros de hechizos.

El resto de novedades que incorporan la Enhanced Edition son de ámbito más general, como mejoras de las líneas de diálogo, algunos cambios en las misiones, las cuales en ocasiones han sido totalmente renovadas, retoques gráficos, nuevas voces para los personajes, nuevos objetos, la esperadísima pantalla partida tanto en modo local como cooperativo online, el combate con dos armas y un largo etcétera que ha mejorado considerablemente la experiencia de juego.

divinity original sin enhanced edition analisis review 3

Apartado técnico

Sin duda que el apartado sonoro está más que a la altura de las expectativas, ya que transmite una sensación de que el mundo está vivo, sobretodo en ciudades como Cyseal, donde escucharemos a los mercaderes gritando sus mercancías y ofertas, cada uno con su propia voz y acento que le da una personalidad única a la ciudad. El gran repertorio de melodías de calidad hace que a exploración sea amena e inmersiva, ya que es un juego con ritmo lento nos acompañarán en todas nuestras acciones y ambienta a la perfección el mundo de fantasía que ha creado Larian Studios. Por desgracia, persisten algunos problemas en los que, por iniciar un combate antes de tiempo (en vez de esperar al diálogo y empezar el combate, lanzar algún hechizo para aprovechar la ventaja del primer ataque) los efectos de sonido desaparecen hasta que reinicias el juego, y no es muy agradable tener que reiniciar cada vez que ocurra en un combate. Cabe destacar también una de las grandes novedades de esta edición, y es la esperada traducción a nuestro idioma que roza la perfección y da gusto disfrutar de un juego con tanto texto adaptado al español en condiciones.

En cuanto a los gráficos, solo con ver las imágenes de este análisis podéis comprobar la rica variedad de coloridos escenarios que atravesaremos durante nuestra aventura, desde claros y pintorescos exteriores como playas, ciudades y bosques hasta oscuros y lóbregas cuevas, castillos e iglesias, cada uno con todo lujo de detalles y juegos de luces que impresionan. Debido a la perspectiva aérea puede que algunos detalles pasen desapercibidos, y es algo normal debido a que el control del entorno es vital para continuar nuestra aventura, pero solo es necesario una ampliación de zoom de la cámara para disfrutar de cada pieza del escenario.

divinity original sin enhanced edition analisis review 4

Conclusiones

Estamos ante uno de los mejores juegos de rol inspirados en la vieja escuela de estos últimos años, y es verdad que la introducción de un nuevo jugador puede ser un poco abrumadora debido a su dificultad y al basto mundo que se le presenta, pero con un poco de práctica todos acabaréis enamorados del mundo de magia y fantasía que ha dado a luz Larian Studios. Las novedades más importantes como la incorporación del control por mando, la pantalla partida y la traducción a nuestro idioma han mejorado considerablemente un título que ya casi rozaba la perfección. La libertad de acción y de toma de decisiones, las opciones de personalización y la duración del título, así como un combate estratégico que permite combinar cientos de habilidades son algunas de las razones por las que no puede faltar en tu repertorio de juegos.





Positivo

  • Gran libertad de acción, podremos decidir nuestra propia historia y personalidad de los héroes
  • Cientos de secretos, zonas ocultas y detalles que explorar en un entorno totalmente interactuable
  • Por fin una traducción a nuestro idioma, y con una calidad sobresaliente
  • En resumen, Rol de la vieja escuela, con muchas horas de juego por delante

Negativo

  • Para ser un juego en que todos los apartados destaquen tantísimo, la historia queda muy por debajo
  • La interfaz, pese a ser mejorada, sigue siendo algo incomoda, en especial el inventario
  • Persisten los problemas sonoros de la edición original,y muy frecuentemente desaparecen los efectos de sonido
9

Increíble

Política de puntuación

Vasca de 24 años con algo de mala leche que se vino a Madrid para hacerse un hueco en el mundo del turismo, así como en el mundo que adoro: los videojuegos. Fan de la tinta sobre mi piel y auténtica loca por el Estudio Ghibli. Empecé manchando pañales con los Survival Horror y lo sigo haciendo 13 años después con mis sagas favoritas: Resident Evil y Silent Hill.