Análisis Dynasty Warriors 8: Empires

PlayStation Vita
 

Koei Tecmo vuelve a hacer hincapié en la vertiente estratégica de una de sus sagas más famosas y lanza Dynasty Warriors 8: Empires para plataformas de nueva generación, PlayStation 3 y PC, además de la adaptación a la portátil de Sony, que es la versión que analizaremos a continuación.  ¡Comenzamos!

 

EL PODER DEL IMPERIO

En Dynasty Warrior 8: Empires no hay un modo historia en sí, sino un modo principal llamado Modo Imperio en el que jugaremos ‘campañas individuales‘ llamadas escenarios que reflejan situaciones que han acontecido en China en distintas épocas. Así, por ejemplo, tenemos el escenario de la Rebelión de los Turbantes Amarillos, la Batalla de Guandu o la Batalla de Chivi, por mencionar algunos. El objetivo final del juego es hacernos con el Sello del Emperador, galardón que nos abrirá la puerta hacia el Imperio de China, unificando todos los reinos del país en uno sólo, el nuestro.

Para ello, comenzaremos eligiendo uno de estos escenarios y al oficial al que queremos encarnar. Acto seguido comenzará el Consejo de Guerra.

DynastyWarriors8

En los Consejos de Guerra, se reúnen las más altas autoridades de tu reino para decidir los objetivos a alcanzar en los próximos meses. El Consejo de Guerra es liderado por el Ruler, que es el dirigente de todo el reino y el que decide tras un consenso, cuáles van a ser las metas que tendremos que alcanzar hasta que dé comienzo el siguiente Consejo de Guerra.

En Dynasty Warriors 8: Empires el sistema de jerarquía está bastante bien definido, teniendo cada oficial un papel dentro del juego. Por ejemplo, si adoptamos el papel del Ruler, tendremos privilegios que otros no tienen, como por ejemplo decidir libremente cuando invadir o defender un territorio. Por debajo del Ruler, encontramos Marshal, Estratega, Prefecto, Common u Oficial ordinario, Teniente, Líder Vagabundo, Miembro Vagabundo y Oficiales Libres. Estos últimos tendrán la ventaja de moverse con libertad entre los distintos territorios de un mismo reino.

Una vez puestos en antecedentes, centraremos el análisis en el antes y después de las batallas, ya que el concepto de juego cambia radicalmente dependiendo del momento en el que nos encontremos.

PREPARANDO A NUESTRO EJÉRCITO

Una vez hayamos fijado las metas a conseguir en el Consejo de Guerra, véase por ejemplo invadir un territorio determinado, comprar un ítem, arma, etc., se nos despliega un menú que nos servirá para prepararnos para las posibles invasiones que se avecinen.

DynastyWarriors8_2

En primer lugar, podremos gestionar nuestro personal a nuestro antojo. En este sentido, reclutaremos nuevos oficiales para que se unan a nuestras filas, podremos deshacernos de los que ya no nos hagan falta, ascender a uno de nuestros subordinados o simplemente interactuar con cualquiera de ellos para incrementar nuestra amistad. También podremos reclutar tropas de otras fuerzas para que se unan a nuestra causa y hacer mucho más fuerte nuestro ejército. Tendremos la opción de construir instalaciones, tales como minas, zonas de entrenamiento o mercados, las cuales nos darán más recursos e incrementarán el valor del reino.

En la tienda podremos comprar ítems, nuevos movimientos o armas. Las armas son abundantes y todas ellas podemos adquirirlas con distintas afinidades: Cielo, Tierra y Humano. Cada una de ellas con sus debilidades y sus puntos fuertes por lo que se recomienda equiparse varias armas con una afinidad distinta cada una para que no haya ningún guerrero que se nos resista.

Para realizar todas las acciones que hemos mencionado anteriormente, tendremos que disponer de recursos suficientes. Tenemos tres tipos de recursos: materiales, oro y tropas. Con los materiales podremos construir todo tipo de instalaciones; con el oro, tendremos la posibilidad de reclutar oficiales, comprar ítems o armas nuevas y con las tropas tendremos ventaja a la hora de superar los enfrentamientos. La forma más rápida y fácil de conseguir recursos es ganando batallas o reclamando impuestos al pueblo. Esta última acción contribuirá a nuestra fama, ya que si nos portamos cual villano despiadado, nuestra fama empeorará, pero tendremos más recursos que gastar, lo que a veces puede suponer un conflicto interior para el jugador que quiera ser un oficial bondadoso y a la vez querer tener recursos  para dar lo mejor a su pueblo.

Entre acción y acción puede que aparezca un mensaje emergente en el que se nos informa de que están atacando nuestro reino o de que el Ruler de otro reino nos ha retado. ¡Ha llegado el momento de dar lo mejor de nosotros y comenzar la invasión!

EN EL FRAGOR DE LA BATALLA

Las batallas pueden ser de diversos tipos: invasión, defensa o incursión. Las batallas de defensa como podéis imaginar, consisten en resistir durante un tiempo determinado el ataque del enemigo e intentar que no derriben el campamento principal. Si desgraciadamente esto último se llega a producir, el territorio pasa a estar en  poder del Ruler enemigo, lo que nuestro sueño de hacernos con el Imperio de China quedará aún más lejos. Las batallas de incursión tienen una finalidad muy simple, y es la de hacer daño en el territorio enemigo, que sepan quiénes somos y así bajar la influencia hostil en nuestras tierras.

DynastyWarriors8_4

Pero nosotros nos vamos a centrar en la invasión que es la forma estándar de batalla y la que nos abrirá la puerta para dominar territorios e ir haciendo cada vez más grande nuestro reino. Justo antes de comenzar las invasiones, podremos sacrificar recursos para aumentar el nivel de cada una de nuestras bases, ya sean principales o secundarias, paras así hacerlas más resistentes y obtener una ventaja extra frente al enemigo. También es el momento adecuado para equiparnos con las llamadas estratagemas, que son habilidades especiales que se juegan en forma de cartas y que nos darán ventajas durante un corto período de tiempo.

Una vez hagamos todo esto apareceremos en el escenario de la batalla, concretamente en nuestro campamento principal. En este punto hay que resaltar que los escenarios, aun siendo muy vastos y amplios, son demasiado simples, careciendo de detalles e incluso pareciendo demasiado desérticos en los caminos que conectan las distintas bases.

Para ganar la invasión el único requisito que se nos pide es capturar el campamento principal enemigo. No obstante, no podremos optar por la vía fácil e ir directamente a dicho campamento, sino que tendremos que seguir una ruta determinada, cortando las líneas de suministros de las bases enemigas. Si queremos conseguir más puntos de mérito, podemos optar por tomar bases secundarias enemigas o capturar bases u oficiales específicos en un tiempo determinado. Una vez lleguemos a una de estas bases, nos encontramos con una infinidad de guerreros que nos esperan para hacernos picadillo, todos ellos liderados por el capitán de la base.

Destacar que las tropas aparecen de repente, por lo que el efecto popping está siempre presente en cuanto entramos en zona hostil. Otro aspecto negativo es que la inteligencia artificial de éstos brilla por su ausencia y se quedan prácticamente mirándote todo el rato como los matas lenta y dolorosamente. Sólo el capitán de la base se comporta de una manera más racional e intenta ponerte las cosas más difíciles.

DynastyWarriors8_1

Para derrotar a todo ser viviente usaremos combos con el cuadrado y el triángulo, no habiendo gran variedad de ellos y resultando repetitivo el proceso cuando llevamos un rato a los mandos. Con el botón círculo activaremos el ataque especial con devastadoras consecuencias para todo el que se encuentre alrededor. Una vez capturada las base, nos iremos a la siguiente y así sucesivamente hasta capturar el campamento principal del enemigo, momento en el que la batalla habrá acabado como victoria y dicho territorio pasará a formar parte de nuestros dominios. Por el contrario, el enfrentamiento acabará en derrota si toman nuestro campamento principal, si se termina el tiempo o si nos rendimos.

Un aspecto que ha decepcionado es el hecho de que no se han aprovechado las capacidades de PlayStation Vita, dejando de lado los controles del panel táctil trasero y siendo sólo posible usar la pantalla táctil para hacer valer las estratagemas.

Y hasta aquí la dinámica que nos vamos a encontrar en el modo principal del juego, un modo que gana y mucho en su fase de estrategia previa, pues los amantes de este tipo de juegos se podrán pasar las horas muertas marcándose objetivos, gestionando su personal, construyendo nuevas instalaciones o comprando nuevas armas, entre otras muchas opciones. Desgraciadamente, se produce un bajón de calidad cuando pasamos a las batallas ya que tras varias partidas, se tornan monótonas y poco emocionantes por culpa de una IA bastante mejorable.

APARTADO TÉCNICO

Recordamos que la versión que se está analizando es la de PlayStation Vita, y se nota. Comenzando por el aspecto gráfico, todos los personajes mantienen un aspecto que a priori puede ser trabajado, sobre todo si nos fijamos en los atuendos y armas que portan, aunque si escudriñamos un poco más, observamos que las caras no están bien definidas y en ocasiones da la sensación de que nos encontramos ante los mismos rostros una y otra vez, sólo que con una barba o un turbante para disimular tal parecido.Zhenji-dw8

En cuanto a los escenarios, son visualmente aburridos, carentes de detalles y hasta podría decirse que les falta saturación. Exceptuando las batallas que se libran por la noche, las que se llevan a cabo durante el día parecen todas iguales, pues tanto la iluminación como la paleta de colores para reflejar la tierra o la vegetación, es siempre la misma. Mencionar que tanto los escenarios como los personajes muestran dientes de sierra, defecto que aún siendo en algunas ocasiones casi imperceptible, no debería aparecer en una portátil, pues jugamos con los ojos cerca de la pantalla y el jugador se percata fácilmente.

Respecto al apartado sonoro, lo primero que hay que decir es que todo el juego, ya sean menús, voces o subtítulos, se encuentra en inglés, por lo que la adaptación al juego será mucho más lenta y tediosa ya que existen multitud de comandos, conceptos y vocabulario específico y técnico que, si no tenemos un nivel de inglés medio o avanzado, nos va a costar entender. El doblaje de los personajes es correcto aunque las líneas de diálogo son muy escasas, limitándose prácticamente a las órdenes que damos en batalla como “avanzad” o “atacad“.

En lo concerniente a la banda sonora, según estemos en la fase de estrategia o en la de batalla será distinta. Si nos encontramos en la primera de las situaciones, estaremos rodeados continuamente por melodías tranquilas y de estilo oriental que nos incitan a tomarnos las cosas con calma par jugar bien nuestras cartas. En cambio, cuando entramos en batalla seremos acompañados en todo momento por melodías rock-metal que animan ir a por todas. Si bien es cierto, que hay momentos en la batalla en los que nos encontramos solos y la melodía sigue sonando, por lo que se echa en falta quizás un cambio de ritmo en la banda sonora dependiendo del momento en el que nos encontremos.

 

NO SÓLO DEL IMPERIO VIVE EL HOMBRE

En Dynasty Warriors 8: Empires tendremos horas y horas por delante gracias a multitud de modos de juego que, aun no siendo tan importantes como el Modo Imperio, logran complementarlo y enriquecer un poco más la experiencia de juego. Vamos a dar un ligero repaso por todos ellos:

  • Modo Libre: Aquí tendremos todas las herramientas necesarias para crear una invasión a nuestro gusto, eligiendo diversas opciones como la dificultad de la batalla, el escenario en el que tendrá lugar o los oficiales que ocuparán el papel de atacantes y defensores. ‘Mi juego, mis reglas’.
  • Modo Edición: Como no podía ser menos, tendremos la posibilidad de crearnos un oficial desde cero, incluyendo movimientos o voces personalizadas. Y no queda ahí la cosa ya que podremos crear y customizar unidades y caballos de batalla, estandartes,  soldados y escenarios.

DynastyWarriors8_3

  • Modo Online: Habrá un multijugador local y otro que podremos disfrutar junto a otros jugadores del resto del planeta. Gracias al Cross Play, podremos encontrar partidas en PlayStation 4 o PlayStation 3 desde nuestra PlayStation Vita, todo un acierto ya que en teoría nos debería encontrar partida de una manera mucho más fácil. Por desgracia no es así, pues encontrar una partida se convierte en ocasiones en una verdadera odisea.
  • Galería: Aquí podemos ver los modelos de armas y de los oficiales de cada territorio, con la opción de equiparlos con distintos atuendos. Aunque lo que más destaca son la infinidad de artworks de los personajes, los cuales visualmente lucen realmente bien.
  • Enciclopedia: Para los que se quieran empapar de toda la historia que rodea Dynasty Warriors 8: Empires, tendrán disponibles desde el primer momento la biografía de todos los oficiales del juego, así como toda la información respecto de las batallas que se disputaron en cada momento.

 

CONCLUSIONES

Nos encontramos ante un título que cumple con las expectativas de la serie Empires, es decir, profundiza con acierto en la estrategia y la preparación de los combates, ofreciendo al jugador la ejecución de un sinfín de comandos que le garantizan muchas horas de juego. Sin embargo, una vez nos encontramos en el campo de batalla, el título desluce bastante al toparnos con escenarios pobres y carentes de detalle, mecánicas repetitivas y una inteligencia artificial que lejos de ponerte a prueba, lo que consigue es aburrir tras varias partidas. El desaprovechamiento de las capacidades de la portátil y un modo online no muy estable, conforman un título que pretendía ser ambicioso pero que al final se ha quedado en un intento de querer hacerlo todo bien. Y ya sabéis: “Quien mucho abarca..”


Positivo

  • Infinidad de opciones para preparar tu ejército
  • Multitud de modos de juego que alargan la vida del título
  • Recomendable para los fans de la estrategia y de la saga Dynasty Warriors

Negativo

  • No está doblado ni traducido al castellano
  • IA de los enemigos bastante mejorable
  • La dinámica de juego se vuelve repetitiva
  • Funcionalidades de PlayStation Vita no aprovechadas
  • Escenarios simples y visualmente poco atractivos
7.4

Bueno

Política de puntuación

Moi Vega
Su primera consola fue una Master System II a los 6 años. Gran aficionado al deporte, juegos de mesa, música electrónica, las películas de terror y por supuesto a los videojuegos. Especialista en organizar torneos y gameplays de videojuegos retro con los amigos.