League of Legends

Seguir

Llegan los cambios a la LCS Europea

Anunciados los cambios económicos y deportivos a la LCS EU

Llegan los cambios a la LCS Europea
 
 

Tras meses de rumores sobre los grandes cambios que llegarían a la región, hoy Riot Games ha compartido a través de un comunicado sus planes con la LCS EU para 2018 y también un esbozo de lo que esperan en 2019.

En la parte deportiva, Riot ha decidido dar marcha atrás con la decisión de hace un año de convertir la LCS en una competición al mejor de 3, devolviéndola así a su estado original de partidos al mejor de 1. La LCS EU había evolucionado desde un Bo1 al Bo2 y luego al Bo3 actual, con dos grupos y muchas veces en varios streams. Ahora, tras el intento fallido, Riot aboga con el regreso al Bo1 para recuperar el interés y las visualizaciones que antes tenía la liga. Éste cambio, según la propia compañía se hace con el objetivo de aumentar el espectáculo y favorecer la facilidad de seguimiento por parte de los fans, algo que Riot considera esencial para mantener en buena salud y éxito a la liga.

El segundo cambio deportivo llega por la zona baja de la competición, eliminando de forma definitiva la Challenger Series, un torneo que se había convertido más en un cementerio de elefantes caídos desde la LCS que una plataforma para nuevos equipos. A partir de ahora, y aun sin la información completa, el acceso a la LCS se realizará mediante un torneo europeo que reunirá a los 10 mejores equipos de distintas competiciones nacionales.

El otro gran cambio llega en el plano económico, donde equipos como H2k o Unicorns of Love se quejaron de su inexistente rentabilidad que junto a la desaparición de equipos como el PSG y el intento de traslado de G2 Esports de la LCS EU a NA puso en alerta a Riot, que decidió poner en marcha grandes cambios al respecto. Mientras se termina de formalizar la nueva distribución económica en la liga proveniente de nuevos patrocinadores aun por anunciar, Riot  ha decidido aumentar las ganancias por encuentro de los equipos. Además también ha ideado un sistema nuevo para retribuir económicamente a los equipos en función de las visualizaciones que obtengan sus encuentros. Ésta última medida sin lugar a dudas hará que aumente exponencialmente el contenido y la implicación de los equipos con su presencia global con el fin de aumentar su fanbase y con ello repercutir directamente en el otro objetivo de la LCS EU de 2018, recuperar sus mejores números en sus retransmisiones.

Por último, y sin hacer demasiado hincapié en ello, Riot ha advertido de sus planes de adaptar la LCS europea al sistema de franquicias que está a puertas de estrenarse en la región americana. Con total seguridad, del éxito o fracaso que suponga éste sistema en NA dependerá si finalmente llegamos a conocer ese modelo de liga en la región europea.


Contenido relacionado