Overwatch

Seguir

New York Excelsior supera en su estreno a Boston Uprising en la Overwatch League

Se impusieron al equipo con menos potencial de la División Atlántica

New York Excelsior supera en su estreno a Boston Uprising en la Overwatch League
 
 

La madrugada de anoche de la Overwatch League concluyó con la victoria de New York Excelsior sobre Boston Uprising por 3-1. El conjunto neoyorquino, formado por coreanos, se impuso de forma cómoda tras vencer en tres de los cuatro mapas disputados: Junkertown, Ilios y Numbani. El modesto Uprising logró el punto del honor tras imponerse en el segundo mapa del encuentro, Colonia Lunar Horizon.

Muchos analistas coinciden en señalar que Boston Uprising es uno de los equipos con menos potencial de la División Atlántica y tendrán que mejorar mucho su juego si quieren conseguir alguna victoria en esta fase de grupos inicial de la competición. Boston y New York se sumaron a la lista de equipos que atacaron Junkertown con Bastion sobre la carga y Orisa, que además de protegerle con escudo, ayuda a Roadhog a enganchar a los rivales, una estrategia para este mapa que comenzó a utilizarse en la pasada Copa del Mundo de Overwatch y que ha demostrado ser muy útil en el primer tramo del mapa. Quizá una de los mayores inconvenientes de Overwatch en este momento es la poca variedad de mapas que se eligen para las partidas y las composiciones prácticamente idénticas entre los equipos, que hacen que las partidas sean muy repetitivas.

Tan sólo Seoul Dynasty y Dallas Fuel intentaron mostrar novedades fuera del meta, lo que sumado a la calidad individual de sus jugadores, hizo que hasta la fecha haya sido uno de los partidos más entretenidos de ver.

Aunque tanto la idea de New York como la de Boston era prácticamente idéntica en este primer mapa, la presencia un francotirador más en el conjunto neoyorquino, Saebyeolbe con Widowmaker y Libero con Hanzo, provocó una avalancha de daño masivo que Boston no logró mitigar y fueron incapaces de detener el ataque de los locales.

El segundo mapa del partido sería el de Horizon, de asalto a dos puntos de control. Tras un buen ataque en el primer mapa, Boston salió decidido a confirmar esas sensaciones y así fue. Boston Uprising realizó un ataque relampago en el que pasó por encima de New York Excelsior para completar el mapa con 5 minutos con más de 5 minutos restantes en el marcador. New York, igualmente, comezó su ataque apretando el acelerador, sorprendiendo con Sombra y Moira. Sin embargo, a pesar de resultar efectivos en el primer punto, no lo resultaron tanto en el segundo. La capacidad para limpiar el punto de control no era tan efectiva sin los orbes de Zenyatta y la katana de Genji. Pese a ello, Excelsior logaría completar el mapa, aunque con la necesidad de invertir alrededor de dos mintutos y medio más, tiempo que marcaría la diferencia al final y permitiría a Boston Uprising atacar con más tranquilidad para poner las tablas en el marcador.

La victoria de Boston Uprising, en Horizon, permitía presenciar un duelo más emocionante en Ilios, el tercer mapa del partido. Sin embargo, New York Excelsior es uno de los favoritos de la competición por algo y, es que, es uno de los pocos equipos que se puede permitir el lujo de quitar de la alineación a un jugador como Libero, para dar entrada a otro como Pine. Solo hicieron falta unos minutos con Mcree para dejar atónito a todo aquel que estaba presenciando el espectáculo.

Tras el 2-1, el conjunto neoyorquino volvió a dar entrada a Libero, que había mostrado un gran nivel con Junkrat, para sellar la primera victoria de la temporada en Numbani. Boston Uprising fue de más a menos durante el partido y ya, en este cuarto mapa, no se mostraron capaces de responder. Boston no alcanzó en su ataque el segundo punto de control tras una gran defensa de New York, que no pasó muchos apuros, y terminó por falicitarles su ofensiva.

Victoria final para los locales por 3-1, uno de los favoritos para alcanzar los playoffs, que comienzan la liga como se esperaba. Por su parte Boston Uprising, pese a la derrota y ser un equipo formado desde cero, ha demostrado en fases del partido que puede competir, aún jugando contra un conjunto que mantiene una base de jugadores que llevan jugando juntos desde hace meses. Queda por ver la evolución del equipo y el nivel que Boston pueda demostrar cuando se enfrente a rivales más asequibles.


Contenido relacionado