Análisis F1 2016

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Codemasters se une un año más al universo de la F1. Como el ave fénix que intenta renacer de susf1 cenizas, Codemasters vuelven en este 2016 dispuestos a hacer las cosas correctamente. El pasado año pudimos comprobar como su apuesta por F1 2015 no resultaba ser precisamente buena. Se pudo comprobar que los esfuerzos estaban presentes, pero que el título por el contrario ofrecía muchos problemas y pocos aciertos. En vista de que aquello no funcionó, Codemasters ha decidido ir a por todas con este F1 2016. ¿Habrá conseguido llegar vivo a la meta?

La magia de la Formula 1

Lejanos quedan aquellos tiempos donde Fernando Alonso debutaba en PlayStation 2. Lejanos quedan aquellos tiempos donde todo el país estaba pendiente de lo que hacía el asturiano en la carrera. Y por supuesto, lejanos quedan aquellos tiempos del videojuego oficial de F1, aquel videojuego que permitía conducir siendo un auténtico suicida del volante. Hay algo que no ha cambiado en absoluto: las plantillas completas de conductores, los circuitos y toda la magia que rodea este fantástico espectáculo de neumáticos, estrategia y velocidad. Todas estas integraciones quedan aún más marcadas si tenemos en cuenta que hay pequeños detalles que sorprenden. El safety car  vuelve a F1 2016 para hacer su trabajo, hay una interacción variada con nuestra escudería mientras estamos en pista y se consigue una mejor recreación en las salidas de carreras; lo cual permite que además de poder dar salidas perfectas, también nos pueda caer algún que otro drive-through. En el aspecto de la ambientación y adaptación de reglas, Codemasters ha demostrado ofrecer un juego que cumple con creces con todo lo que rodea este mundo de la velocidad.

F1 2016 PS4

La ambientación, que resulta ser más que correcta, es sólo un añadido a lo que verdaderamente importa en un juego de conducción. La jugabilidad de F1 2015 estaba plagada de fallos que dificultaban nuestro progreso en el asfalto. F1 2016 se siente más cómodo en este aspecto, con una conducción mucho más detallista y también más adecuada a lo que solicitaba el videojuego.

Llama especialmente la atención la diferencia notable que hay entre conducir un Ferrari o, por ejemplo, un Toro Rosso. El peso, el agarre, la propia constitución del coche, son elementos que por fin podremos vivir de primera mano. Es cierto que pasadas unas cuántas horas de juego esta sensación se reduce a cenizas, pero las primeras horas notáremos como el manejo entre diferentes escuderías varía notablemente. En otro orden de cosas, también notaremos como responde nuestro vehículo dependiendo de las condiciones que le otorgemos. Neumáticos, cantidad de gasolina que tenga el coche o el clima que se desarrolle en la carrera, serán algunos de los asuntos que tendremos que manejar dependiendo de los niveles de dificultad, claro está. Estas variaciones que puedan suceder a lo largo de la carrera, otorgan al juego una sensación de que ya no sólo estamos en un juego de carreras, sino que la estrategia está también muy presente. Será vital para nuestra supervivencia y la posible victoria, el interpretar perfectamente la carrera: vueltas, gasolina restante, distancia con los demás pilotos, y por supuesto el clima.

Como comentábamos anteriormente, F1 2016 es un juego exigente pero al cual se le puede rebajar su dificultad. Los niveles realistas de conducción, las ayudas, los daños, las vueltas de carrera, la IA o alguna que otra regla, podrán ser modificados a la medida que requiera cada tipo de jugador. Cabe decir que apartados como la inteligencia artificial se ven mermados a no ser que compitamos en los dos niveles más extremos de dificultad. Molesta especialmente este error cuando nos comportamos de forma agresiva ante nuestros rivales, y ellos simplemente se limitan a correr la carrera con un patrón establecido. Es una tara que deberían empezar a revisar a fondo, pues el año pasado también estuvo presente el mismo problema. Por lo demás esto implica que los choques o abandonos son casi nulos. La pasividad y la forma conservadora de conducir por parte de nuestros rivales, hacen que los accidentes sean una rara avis dentro del propio título.

Hamilton F1 2016

Por otro lado los modos de juego también se ven variados en esta ocasión. La Carrera Profesional es un apartado en el que, como en muchos videojuegos de deportes, tendremos que llevar a nuestro personaje a la gloria. Esto implica partir de cero a lo largo de diez temporadas. Crearemos un personaje que nos hará vivir la experiencia y la magia de la F1 en primera persona. Desde el primer momento que firmamos con nuestra escudería favorita, podremos tanto ver cómo va el mundial en el hospitality, como pasar a los entrenamientos, clasificaciones y carreras de una forma simple y bien señalada. El simple hecho de estar en el hospitality de equipos como Ferrari, otorgan a este modo un toque de magia, de inmersión total dentro de lo que también forma la F1. Sin duda alguna, uno de los mejores aciertos de este F1 2016, aunque como todo, a la larga resultará repetitivo y falto de gracia.

Por suerte no todo está perdido. Si el modo Carrera Profesional te acaba por saturar, siempre puedes hacer vueltas rápidas en el modo contrarreloj, campeonatos sueltos, retar a tus amigos a través de la carrera rápida, o competir online con otros pilotos. En el caso multijugador, se ha visto una clara mejora en diversos aspectos. En esta ocasión dispondremos de una competición con hasta 22 jugadores, y podremos disfrutar de carreras rápidas o de campeonatos no apto para cardíacos. Aunque es cierto que todos los modos ofrecen unas características limitadas, siempre serán un buen aliciente para seguir disfrutando de conducir un monoplaza.

F1 2016 gameplay

Nivel técnico

Al poco de ponerte manos a la obra con tu primera carrera, ya uno queda prendido del aspecto técnico que facilita Codemasters para este F1 2016. Resulta cuánto menos atractiva la recreación ya no sólo de los escenarios, sino de los propios pilotos. Gráficamente hasta los miembros de la escudería lucen estupendos, con una gesticulación perfecta y unos rostros que distan de lo que estamos acostumbrados a ver en otros títulos. Por otro lado tenemos el diseño de los monoplazas, dignos de aplauso tanto en su composición, como en lo referente a la mecánica del propio vehículo: es sencillamente precioso ver una lucha entre un Ferrari y un Mercedes, casi sientes estar viendo una retransmisión real. Para colmo, el propio título se mueve entre los 50 y los 60 FPS con caídas muy puntuales.

En el apartado sonoro es donde F1 2016 no termina de satisfacer. Es cierto que los efectos sonoros acompañan perfectamente en todo momento, incluso es cierto que el detalle de la voz de nuestro técnico por el Dualshock es un gran acierto, pero a nivel de narración flojea muchísimo. El doblaje a nuestro idioma no ha terminado de ser lo que muchos esperaban, restando emoción a la carrera en los comentarios o en los propios diálogos que tengamos en nuestra Carrera Profesional. Aún así es un pequeño bache que seguro se logrará pulir en la siguiente entrega.

Conclusiones

Si F1 2015 fue un mal trago para los jugadores, este F1 2016 es exactamente todo lo contrario. Codemasters parece que se propuso realmente mejorar lo acontecido en el pasado año, y con ganas, esfuerzo y sacrificio, han conseguido hacer un título más que correcto enfocado para todo el mundo; sea un auténtico enfermo de la Formula 1, como si no lo es. La representación deportiva es mejor que nunca, sentimos la emoción que supone el conducir un Ferrari, el recorrer las calles de Mónaco, o el lamentarnos cuando la lluvia intensa cae sobre un circuito como el de Baku. Quedan algunos detalles por mejorar, pero como propuesta de título de conducción este F1 2016 es probablemente de lo mejor que ha salido en el presente año.


Positivo

  • La recreación de la F1
  • El apartado gráfico es una delicia
  • La conducción va desde niveles sencillos, a niveles extremos
  • Es un juego enfocado al fanático de la F1 y también para el que busca una experiencia más arcade

Negativo

  • El apartado sonoro deja mucho que desear
  • Se echa en falta variación en el modo Carrera Profesional
  • La inteligencia artificial debe ser mejorada para la próxima entrega
8

Muy bueno

Política de puntuación

Conecta el escribir sobre videojuegos con la ingesta de Doritos. Reside en Madrid rodeado de gatos.