Análisis Football Manager 2015

PC
 

¡Llega un nuevo Football Manager y vuelve la fiebre del fútbol! No todo es Fifa y Pro Evolution Soccer, por suerte, los amantes de la gestión futbolística podemos disfrutar de títulos de tanta calidad como los que nos presenta año tras año Sports Interactive junto a la distribución de Sega. En la versión de este año tenemos nuevas funciones además de una vuelta de tuerca muy necesaria a las que ya teníamos en versiones anteriores.

Pese a que Football Manager no tiene mucha competencia en el género de la gestión deportiva, bien es cierto que los desarrolladores no se duermen en los laureles, sino más bien todo lo contrario. Cada año intentan rizar el rizo y ofrecernos algo nuevo para los que preferimos dirigir desde el banquillo antes que ponernos las medias y las botas.

Lo primero que hay destacar en Football Manager 2015 es la interfaz gráfica, ahora es mucho más intuitiva, muestra más información en pantalla y de forma más directa. Se ha adaptado a los nuevos tiempos con transparencias y colores fríos, se acabaron esos fondos blancos de años anteriores. Pero por suerte, no todos los cambios han sido estéticos, porque gracias a un slider en el lateral izquierdo de la pantalla podremos cambiar rápidamente entre todos los menús, tanto de nuestro club como de nuestra selección (ya que puedes elegir dirigir a un club, a una selección o a ambos a la vez)

Football Manager 2015 Interfaz gráfica

Además del slider, se mostrará toda la información relevante a través de tu correo (notificaciones de directiva, del segundo entrenador, notas de prensa, etcétera). Además, para mayor comodidad del usuario, las ruedas de prensa se responderán desde la misma interfaz principal, lo que te permitirá mirar tus correos o estadísticas para poder responder mejor. El aspecto gráfico del juego también ha recibido un lavado de cara, sigue sin ser un referente gráfico en el género futbolístico pero tampoco lo pretende ni lo necesita. Los gráficos son mejores que años anteriores, y ahora podremos contemplar con mayor detalle las jugadas, aunque siempre tendremos la posibilidad de visualizar los partidos en 2D para los más puristas del género o las personas con un PC de menos recursos.

Football Manager 2015: partido

Además, para mayor facilidad, se han mejorado los aspectos visuales del apartado táctico. Ahora todo es mucho más directo, y los puestos de los jugadores se interpretan por colores. Esto se agradece ya que si durante el partido queremos indicarle a nuestros jugadores que marquen a un rival concreto, basta con buscar el color de la posición del rival en lugar de buscar el nombre del jugador. Para los entrenamientos también se ha adaptado todo, ahora, gracias a un diagrama podremos ver cuántos de nuestros jugadores están faltos de rodaje, cuántos están a tope para el partido y cuántos necesitan descansar o están lesionados. Pero eso no es todo, desde la misma pantalla donde se nos muestra el diagrama, podremos ver los jugadores lesionados, cambiar los entrenamientos generales y cambiar el enfoque del entrenamiento para el próximo partido.

Pero como hemos dicho, no todos los cambios han sido visuales. Ahora los jugadores son más realistas, más “humanos”. Dependiendo de su personalidad, actuará de una forma u otra durante el partido. Por ejemplo: Si necesitas que tu equipo defienda, y le pides a Cristiano Ronaldo que se quede en un rol defensivo, él lo cumplirá, pero siempre intentará aprovechar su fuerza y velocidad para marcar un gol. Ahora los jugadores tienen “pros” y “contras”, por ejemplo: Si un jugador no aguanta bien la presión, es muy posible que cometa errores en los partidos ajustados o en las finales de cada competición. Del mismo modo que si un jugador es bastante proclive a lucirse, en cuanto coja el balón intentará hacer algún detalle bonito. Por otro lado, no todos los jugadores servirán para dar garantías a todos los roles de su posición. Supongamos que tienes a un delantero muy bueno como delantero avanzado, y tú le pones como falso nueve, donde él no se siente cómodo. Pues el jugador jugará mal con dicho rol y se sentirá desorientado.

Football Manager 2015: Pros y contras

Además, se le ha dado un toque de realismo a las finanzas, ahora existe el fair-play financiero, donde si tu balance de ingresos/pérdidas es negativo y con una cantidad superior a cinco millones en un plazo de cinco años, te sancionarán sin poder fichar. Con esto se consigue que los clubes tengan cuentas saneadas y que todos puedan competir por fichar a los mejores jugadores. También está la posibilidad de la deuda, donde tu club tendrá que cumplir ya que si esta incrementa o andas escaso de liquidez, la directiva te impondrá recortes como: Disminución del saldo para fichajes, del saldo para sueldos o directamente no te permitirán fichar hasta que se solucione todo. En otro punto de realismo más allá de las finanzas, se ha añadido la posibilidad de que los representantes tengan en su poder un porcentaje de los derechos de sus futbolistas. Esto significa que si decides venderle un porcentaje de los derechos del futbolista al representante, obtendrás dinero, pero si en un futuro decides vender el jugador a otro club, deberás abonarle la parte de sus derechos al representante.

Otro aspecto positivo del realismo es que ahora los futbolistas tendrán opinión, por ejemplo, si fichas a un jugador, podrás pedirle al capitán que ayude a que el nuevo futbolista se integre en el grupo. También puedes hablar con los jugadores y darles ánimos, halagos o castigos. En anteriores versiones, podías caerle mal a tus jugadores, que te tomaran por blando o que reaccionaran positiva o negativamente a tus castigos. Ahora, en una vuelta de tuerca, si el jugador cree que no está de acuerdo con el castigo, o si les sientas en el banquillo sin motivo aparente, no dudará en filtrar a la prensa cosas del vestuario. Pero tranquilo, porque tú también podrás hacer de topo con la directiva. Por ejemplo, si quieres que te renueven el contrato o si quieres más presupuesto para fichajes y la directiva te ignora, podrás acudir a la prensa y sacar los trapos sucios para que la directiva se sienta tensa y hagan caso a tus peticiones, o bien empiecen a buscar a un nuevo entrenador.

También se han mejorado las relaciones interpresonales, ahora tus jugadores sucumbirán más que nunca a la presión de las competiciones, a tus palabras, y a las noticias que saque la prensa. Está en tu mano dirigir al vestuario de la mejor forma posible para que todos evolucionen. Aunque parezca una tontería, en el juego puedes tener a la mejor plantilla del mundo y perder todos los partidos por no saber gestionarla de forma humana.

Otro aspecto positivo del juego es la prensa. Ya no están las típicas preguntas robóticas en rueda de prensa, ahora las preguntas serán más elaboradas, variarán según la situación y hasta los periodistas podrán hacerte preguntas a pie de campo antes y después de los partidos.

En el aspecto del mánager se le ha dado una importancia muy grande a la forma de gestionar el equipo. Cuando eliges crear un mánager, tendrás que elegir si eres un mánager de chándal o de pizarra, ¿En qué varía cada uno? Pues mientras el mánager de chándal apostará más por los aspectos ofensivos, defensivos y de fuerza, por ejemplo, el mánager de pizarra apostará más por la táctica y las relaciones interpersonales. Está en tu mano decidir si eres un equilibrio entre ambos o te declinas por uno de los dos lados de la balanza.

Pero no todo es eso, y es que ahora tendrás que elegir tu licencia. Ya sabemos que en el mundo del fútbol hay varias licencias como la Nacional, la Continental o la Continental Pro, y en función de cuál tengas, podrás entrenar a equipos de mayor o menor división. También puedes elegir tu pasado, es decir, si fuiste un futbolista dominguero, si fuiste profesional o si directamente fuiste una leyenda. En función de lo que elijas podrás conseguir más o menos puntos para mejorar otros aspectos de tu personalidad.

También se le ha dado mucha importancia a las redes sociales, puedes vincular tu cuenta de Facebook, Twitter, Twitch y Youtube para compartir estados o vídeos de tus hazañas. Por ejemplo, cuando ganas la liga, en Twitter y Facebook aparece un mensaje notificándoselo a tus amigos. Del mismo modo, también puedes crear tu biografía en el juego añadiendo una foto, tu edad, tu nombre y tu localidad. Esto no tiene mucha relevancia, pero también puedes elegir tus idiomas hablados para cuando entrenes en ligas extranjeras.

Como viene siendo habitual en la saga, podremos elegir entre dos modos de juego: “Football Manager” o “Football Manager Clásico”, la diferencia entre ambos es que en el primero tienes más poder de decisión y podrás disfrutar de la experiencia completa, mientras que el segundo se centra básicamente en los partidos, dejando en segundo plano las relaciones con jugadores, prensa y demás elementos.

En el modo online tenemos los mismos modos ya mencionas con la opción de jugar con amigos, además del “Cara a cara”, donde podrás elegir tu equipo offline o uno distinto para plantarle cara a tus amigos o jugar una competición entre todos.

Otro de los aspectos a destacar es la presencia de la comunidad modder, que sin duda le dará una durabilidad infinita al juego si no la tenía de por sí. Podrás encontrar mods muy variados, como equipos, estadios, estrategias y hasta ligas, con sus equipos y jugadores oficiales.

Pero no todo es color de rosa en este juego, ya que presenta algunos aspectos negativos que vienen arrastrando en la saga desde hace años, como un sonido bastante monótono. Es cierto que según dónde juegues la gente aplaudirá más o menos, y es que si juegas como visitante y vas ganando cinco a cero, no esperes que te aplaudan, pero son los mismos efectos de sonido de siempre.

Football Manager 2015: micropagos

Otro aspecto negativo a destacar es que hay bastantes ligas sin licenciar. Los equipos y los jugadores sí que tienen sus nombres reales, pero sus escudos y los nombres de las ligas no. Otro aspecto que no nos ha gustado es la presencia de micropagos totalmente innecesarios. Por ejemplo: Si quieres añadir fondos extra a la economía de tu club, deberás pagar con dinero real, aunque tienes la posibilidad de conseguirlos jugando, ya sea firmando acuerdos de patrocinio gracias a la fama de tu club o ganando competiciones importantes. Pero no todo acaba ahí, y es que si quieres desbloquear el querido editor de juego, donde podrás editar a tu gusto los nombres de jugadores, atributos, posiciones, nombres de estadios y demás, deberás abonar cerca de 4€, lo mismo pasa con algunos aspectos más pequeños como que si quieres eliminar el trámite de solicitar un permiso de trabajo cuando quieres entrenar en el Reino Unido, tendrás que abonar 80 céntimos. Estos son aspectos desagradables, como que si quieres lesionar a un club rival al completo podrás provocarles una infección alimenticia al cambio de 80 céntimos.

No son muchos aspectos negativos, pero consideramos que todo esto resta puntos a la experiencia de Football Manager. Como resumen decir que si eres un amante de la saga Football Manager 2015 no te defraudará, y si quieres iniciarte en ella este puede ser un buen comienzo, ya que este título puede contentar a todos.


Positivo

  • Interfaz gráfica renovada y con más información
  • Mejoras en las actitudes de los jugadores
  • Más realismo en las finanzas respecto a otras entregas
  • Mayor relación con los jugadores

Negativo

  • Los micropagos
  • El aspecto sonoro es muy monótono
  • Algunos bugs menores
8.5

Muy bueno

Política de puntuación