Saltar al contenido

The Legend of Zelda: BOTW elegido GOTY de 2017

Más información

Únete al Clan de Dragon Ball Super

Accede al Clan

Juego del Mes: CoD: WWII

Más información
Últimas noticias
  • ¡Novedad! · Prueba nuestros Clanes y únete a gente con tus mismos intereses
  • GOTY 2017 · Breath of the Wild es el ganador este año
  • CoD: WWII · Elegido Juego del Mes por el equipo de Areajugones
David Enforcer Zhukov

Análisis de Carmageddon: Reincarnation

Recommended Posts

Acelera todo lo que puedas y llega a la meta antes que nadie: ese es el objetivo común, principal y más básico de todo videojuego de carreras. Pero en este sector, como en otros sectores artísticos, los géneros troncales se ven variados por ideas, más o menos locas, innovadoras y únicas, que otorgan dinamismo y variedad al género.


En la historia de los videojuegos de conducción podemos encontrar varios subgéneros: que si son carreras con turismos, Fórmula 1 o motos; que si forman parte de una u otra competición, tienen ciertas mecánicas, etc. En otro lado están los juegos que se separan de estas competiciones orgánicas y "limpias", y destacan por ofrecer otras posibilidades, como fue el caso de un juego creado en 1997 por Stainless Games, llamado Carmageddon. La clave estuvo en crear un título de conducción que levantase polémica, permitiendo atropellar y partir en pedazos a todo aquel que se cruzase en nuestra trayectoria. Esta polémica aumentó las ventas del juego original, que fue la base para crear algunos lanzamientos más basados en esa idea.


Ahora, 18 años después del lanzamiento original, Stainless Games quiere recuperar esa idea con su nuevo lanzamiento, Carmageddon: Reincarnation. El objetivo del juego es sencillo: ganar una competición contra nuestros contrincantes, sumando puntos mediante tres objetivos básicos: los clásicos objetivos de carreras, con las metas y los puntos de control; eliminar y dañar los vehículos de los oponentes; y atropellar y aniquilar a la gente que anda por la calle.


Los mapas, que son principalmente urbanos, tienen un camino fijado pero podemos ir libremente por donde queramos. Hay varios sitios especiales, como un estadio durante la primera carrera-tutorial del juego, donde podemos atropellar a los jugadores del equipo local (el juego nos recuerda esta posibilidad con un cuadro de texto). También hay una serie de rampas para hacer piruetas o conducir por los tejados. Las competiciones se amenizan con una serie de temas musicales de acción, propios de un juego así.


CarmageddonReincarnation-5


La idea está clara, pero ¿cómo se llevó a cabo en Carmageddon Reincarnation? Pues no muy bien, pues el juego tiene una serie de problemas técnicos notorios. Para empezar, el rendimiento es bastante malo. En el equipo donde probamos el juego, que cumple con los requisitos recomendados, el rendimiento del juego incomoda por su baja fluidez visual y la mala conducción. No es sólo cuestión de que el juego no funcione a mucho más que 30FPS, sino que en un juego de conducción, la fluidez es imperante. Para intentar jugar decentemente (y ni tan siquiera conseguimos tal cosa), hubo que bajar la calidad gráfica a niveles medio-bajos, lo cual ofrece un empeoramiento gráfico algo considerable, de las ya mermadas calidades gráficas que el juego tiene en sus niveles altos. Los tiempos de carga son otro gran problema; su duración es muy larga. Cargar un nivel puede tardar hasta 5 minutos.


En cierto modo, este juego recuerda, tanto gráficamente como en jugabilidad, a un juego de la “sexta generación” de principios de siglo. Además, la ciudad no es muy dinámica, lo cual refuerza más esa semejanza. Por el mapa hay gente caminando de forma aleatoria, lo cual puede no ser un inconveniente de primera vista, pero si por ejemplo vamos al estadio, y vemos que por las gradas (que no se les debería ni llamar así) hay gente caminando de forma aleatoria... no se le encuentra mucho sentido. Cierto es que en un juego así, tampoco impera el tener que construir una gran ciudad con un nivel de detalle extremadamente elevado, pero una cosa es ignorar detalles innecesarios, y otra es crear un simple mapa para marcar un camino y poco más. Los peatones ni siquiera caminan de forma estable, algunos están parados sin mucho sentido, otros dan vueltas en elipse...


CarmageddonReincarnation-4


El problema de la jugabilidad es aún peor. Ya mencionamos que en un juego de carreras, la fluidez del juego es algo importante. Pero cuando el control de giro del vehículo funciona con retardo, tenemos un problema muy gordo. El tiempo que pasa entre que movemos la dirección del coche, hasta que éste gira en realidad, es de unas milésimas de segundo, un retardo muy importante para cualquier juego de conducción, que dificulta enormemente girar adecuadamente e ir por donde queremos. A esto le sumamos una deficiente cámara, al jugar con un mando, que se puede girar hacia la izquierda y derecha, pero sin sensibilidad. Mueve el stick derecho del mando para mover la cámara, y sólo girarás a la izquierda y a la derecha lo máximo posible (90 grados), no puedes ajustar ese ángulo a tu gusto con la sensibilidad del stick. En la conducción pasa algo similar, pero con el retardo en la dirección del volante tenemos suficiente.


Por último, mencionar que el juego tiene un modo multijugador, pero que no tuvimos el gusto de probar porque parece ser que no hay nadie jugando. Al buscar partidas no aparece ninguna creada, y al crear una, nadie se une.


CarmageddonReincarnation-2



Conclusiones

Pese a tener unas ideas muy claras y muy propias, que harían del juego algo muy concreto y especial, hay muchos problemas que aturden a Carmageddon, problemas técnicos principalmente. Lo más preocupante es el rendimiento y la estabilidad. Con una calidad gráfica muy pobre, propia de los años 2004-2008 aproximadamente, el juego tiene unos requisitos muy exigentes, y el rendimiento (aún cumpliendo los requisitos recomendados y bajando las opciones gráficas) es paupérrimo. Ni con los equipos más potentes se obtiene un rendimiento y una fluidez adecuadas.


Esto se suma a los malos controles (el giro del volante tiene un retardo entre que giramos la palanca o pulsamos las teclas de giro, y el vehículo gira) y a unos mapas bastante básicos a pie de calle, que si bien cuentan con algunas zonas “especiales”, rampas para hacer saltos y la posibilidad de ir por los tejados de los edificios, son visualmente mapas propios de un juego de principios de siglo. También impactan bastante los tiempos de carga, demasiado largos, y los comportamientos de la IA, que tornan demasiado básicos.


Con todo, excluyendo los aspectos gráficos, el juego podría haber cumplido su función adecuadamente si su rendimiento y jugabilidad fuesen decentes, pero por desgracia, este no es el caso. Carmegeddon debería volver a hacerse de nuevo, o arreglarse de una forma adecuada, para entregar lo que quienes apoyaron el proyecto estaban esperando.



Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Mola....XD

 

La idea sí, por desgracia el juego es otra cosa :v

 

Es una pena, porque juegos así que yo sepa no hay muchos. Tampoco es un género que personalmente me interese, eso de matar a gente sin sentido :P pero hay a quien le llama y sacar algo así, si fuese funcional y potable, pues podría dar bastante sona (quizás un nuevo fenómeno rollo Hatred? podría serlo

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Crea una cuenta o inicia sesión para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario




×