Análisis de Grabielle´s Ghostly Groove

Nintendo 3DS
 

¿Alguna vez has estornudado y, de repente, tu alma se ha desvinculado de tu cuerpo físico? Esta premisa y mucho ritmo es lo que caracteriza Gabrielle´s Ghostly Groove, un juego distribuido por Avance Discos que promete aportar diversión a los más pequeños de la casa.

En el juego encarnamos a Grabielle, una niña con un carácter pesimista que simula el clásico comportamiento de las personas góticas, una caracteriza concordante con la atmósfera fantasmagórica que envuelve al juego pero, claro, de un modo desenfadado. Lo primero que tenemos que tener claro es el público al que va enfocado el título a causa de su desarrollo pueril y sus conversaciones inocentes, no esperéis encontrar diálogos abstractos con resoluciones morales. El ambiente expuesto puede resultar algo discordante con la finalidad del juego, que no es más que divertir a los peques. A través de los escenarios, incluidos en un lugar ficticio llamado Monster Town, que emulan los nichos de los personajes más icónicos del terror y con su constante participación, tendremos que bailar intensamente durante los 4 desplazamientos que alargan la historia no más de 6 horas para asustar a la gente y atesorar gritos para volver a vincular nuestra alma al cuerpo, ahora vacuo.

   ggg3

Los bailes que realizamos están acompañados por el residente del lugar donde estemos; por ejemplo, si nos hallamos en los dominios del hombre lobo éste nos acompañará mientras exhibimos nuestras coreografías en dicho lugar. Además, conforme vamos concluyendo los bailes se irán incorporando nuevos sujetos para colmar de chillidos la pavorida ovación. Como hemos comentado, estos gritos serán nuestro medio para regresar al cuerpo además de adoptar la función de monedas para adquirir nuevos atuendos para nuestra protagonista, y aquí entra uno de los puntos fuertes del juego, la personalización. Gracias a la multitud de posibilidades de customización presentes en nuestro “camerino” podemos ir variando la apariencia de Grabielle creando desde un aspecto pálido hasta una imagen pulcra y reluciente. Además de la modificación en el aspecto facial también podemos acompañarla con una miríada de vestidos que desbloquearemos adquiriendo puntos en la historia.

Los bailes son la principal actividad del juego, con ellos progresamos en la aventura, conseguimos puntos y aprendemos coreografías que podemos repetir para superar nuestras puntuaciones y la de amigos que compartan partida en el mismo cartucho. Los bailes consisten en clicar la pantalla táctil de la consola siguiendo los patrones de movimiento que se indican en la pantalla superior, que van desde simples contactos en el momento concreto hasta la realización de trayectorias circulares. Las danzas se acaban tornando algo monótonas dentro de cada nivel, hasta que desbloquamos nuevos movimientos que dotan de más dificultad a los bailes y los hace más interesantes. En general, la ejecución de los bailes no es tan creativa como la recreación del ambiente global.

ggg1

Pero no todo son bailes, en cada nivel hay un minijuego desbloquable para proveer de un poco de personalidad extra a la invariabilidad del juego, que acaba siendo tediosa y repetitiva. Para más inri, la historia está atestada de relleno innecesario que solo sirve para justificar la aparición de más bailes. Todo esto aunado a una evolución parsimoniosa y hastía hacen aborrecer el juego antes de terminarlo.

Pero no todo son defectos, en lo referente al 3D el juego es excelente, los diferentes niveles de profundidad dotan al juego de una visión perfecta en esta característica exclusiva de la portátil de Nintendo. Si jugamos con este ajuste activado al máximo mientras escuchamos las canciones que suelen versionar clásicos como el Himno de la Alegría, los bailes son hasta entretenidos.

En general, el juego es un buen intento de innovar dentro de un género bastante explotado, aunque no consigue enganchar a un público adulto ya que se centra exclusivamente en ser atractivo para ese grupo selecto de jugadores nóveles que, poco a poco, van experimentando y creciendo. Es una buena propuesta para los niños que empiezan a incorporarse en el mundo de los videojuegos gracias a sus controles intuitivos y su dificultad progresiva. Además, el encanto y carisma de los personajes volvería loco a cualquier crío que le gusten los dibujos animados, como a todos nos ha pasado.


Positivo

  • Buen ambiente y personajes entrañables
  • 3D muy logrado

Negativo

  • Los bailes son muy monótonos
  • Historia hastiosa y con demasiado relleno
  • Juego no apto para jugadores exigentes
  • La duración es muy limitada
5.4

Aceptable

Política de puntuación