Análisis Gauntlet

PC
 

En 1985, Atari sorprendió con Gauntlet, un juego de mazmorras que se considera hoy en día el precursor de los hack’n slash y de otras importantes sagas como Diablo. Gracias a su adictiva jugabilidad, basada en recorrer mazmorras matando enemigos tanto en solitario como con otros tres amigos, cada uno con un héroe diferente, fue uno de los arcades más famosos de la época. Obviamente tuvo muchas versiones, desde la mítica NES a PlayStation 2, Xbox y Xbox 360 aunque estas últimas, llamadas Gauntlet Dark Legacy y Gauntlet Seven Sorrows tuvieron ciertos fallos en general.

Ahora, Warner Bros y el estudio Arrowhead Game Studios nos traen la última adaptación del clásico para Steam. Sus creadores son los que estuvieron detrás de otros grandes juegos cooperativos como Magicka o The Showdown Effect y están desarrollando Helldivers para las tres consolas de Sony. Gauntlet no será el único clásico que Warner Bros planea traer remodelado ya que planean muchos otros juegos añejos con renovado aspecto. Mientras también nos está sorprendiendo con grandes juegos como Las Sombras de Mordor o Lego Batman 3. Pero centrémonos en que nos ofrece este nuevo Gauntlet para Steam.

Cuatro héroes en busca de aventura

La mecánica de este nuevo Gauntlet no ha cambiado un ápice respecto al original. Nada más iniciarlo contamos con la posible elección de jugar en solitario o en el multijugador. En la primera opción se nos enseñan los posibles ataques de los cuatro héroes teniendo que superar un sencillo tutorial que nos muestra las teclas a pulsar para el ataque normal, fuerte, especial y guardia en cada caso.

Cada héroe tiene sus propios ataques y es muy diferente jugar con uno que con otro. Así por ejemplo, el bárbaro es el más duro de todos y cuenta con ataques más sencillos pero efectivos, el elfo puede atacar a distancia y lanzar bombas bastante efectivas, la valkiria es una mezcla entre los dos anteriores, ya que tiene un buen equilibrio entre ataque y defensa, y el mago puede lanzar hasta nueve tipo de hechizos ya que cada botón es una carga diferente, pudiendo combinar electricidad, fuego y hielo. También es el más complicado de manejar pero cuenta con mucha variedad de magias.

GAUNTLET3

Durante la aventura vamos encontrando una gran cantidad de oro, víveres para recuperar vitalidad y objetos especiales para poder abrir puertas, hacer algunos hechizos especiales, etc. Todas las fases cuentan con escenarios muy detallados y de gran tamaño, aumentando gradualmente la dificultad y variedad en su desarrollo. Así por ejemplo los primeros niveles solo constan de ir eliminando enemigos sin parar, mientras que en los siguientes hay que huir de la Muerte que nos persiguen sin descanso, superar el escenario en un tiempo determinado, conseguir determinados objetos, etc. Todos se pueden superar individualmente o en equipo aunque la diversión aumenta mucho si se juega con otros amigos.

Aquí es donde entra el modo multijugador, de los mejores del género ya que, al igual que en el modo offline, permite hasta cuatro niveles de dificultadfácil, normal, difícil e injusto– y podemos bien crear nuestro grupo o unirnos a otro, pudiendo elegir alguno de los héroes no escogidos hasta el momento. Es muy fácil encontrar una partida ajustada a nuestra experiencia y para resucitar solo necesitamos haber encontrado las monedas de calavera, dado que no hay resurrecciones infinitas y el nivel de dificultad ajusta el número de monedas de calavera, como si fueran las antiguas pesetas de antaño de las máquinas recreativas.

Todas las fases tanto en el modo individual como el multijugador son las mismas, llenas de peligros, trampas, jefes (tanto a mitad de la fase como uno muy difícil al final) y, como no, hordas y hordas de enemigos, que pueden estar esperándonos o bien aparecer por un portal demoniaco. Los hay de muchos tipos: normales, incendiarios, fantasmas, arqueros, resistentes a ciertos ataques, etc. aunque la variedad en las primeras fases brilla por su ausencia. A medida que avanzamos vamos encontrando muchos más variados y difíciles y todos están basados en los del clásico juego de recreativa.

El control del juego, aunque está bastante bien adaptado para teclado y ratón, es mucho mejor con un pad ya que hay que apuntar en ciertas ocasiones y con el teclado hay algunas acciones que requieren pulsar varios botones a la vez con la mano izquierda, haciendo que al final nos limitemos a las acciones básicas. No se puede redefinir las teclas ni tampoco hay un chat integrado que habría aumentado bastante la ayuda en los niveles más difíciles.

Igualmente los héroes no aprenden más habilidades que las iniciales y el oro, experiencia y reliquias que conseguimos solo sirven para conseguir nuevos logros. Esto hace que aunque el juego sea muy rejugable gracias a su excelente jugabilidad no pueda ser tan adictivo como se esperaba ya que al final uno se aprende todos los niveles y secretos. Además si bien las voces en inglés son muy buenas y características, no cuenta con un doblaje al español y solo con subtítulos en nuestro idioma.

Respecto a los aspectos técnicos, Gauntlet se ha remodelado con un motor gráfico con bastantes detalles, escenarios muy grandes, enemigos muy numerosos aunque parcos de detalles y sin ningún momento de lag o bajada de frames aun apareciendo cientos de enemigos simultáneamente. La perspectiva cenital del clásico se ha cambiado a una más picada que ofrece unas mejores vistas si bien hasta que todos los héroes no estén cerca no se va cambiando de zona de visualización, por lo que no hay diferentes niveles de zoom.

Los requerimientos técnicos que requiere son más bien bajos, necesitando Windows Vista, 7 u 8, 2,4 GHz de procesador, 4 GB de RAM, una tarjeta gráfica de 512 MB (como mínimo una NVidia Geforce 9800 o una ATI Radeon HD 2600 XT), o más bien recomendado una de 1 GB (NVidia 460 o AMD Radeon 5870), DirectX versión 10, conexión de internet y 2 GB de espacio disponible. Dentro del aspecto sonoro cumple sin más, con buenos efectos sonoros para los diferentes ataques, enemigos y una buena ambientación, junto con las mencionadas voces en inglés.

En conclusión, Gauntlet es una gran adaptación del clásico, centrado obviamente en su vertiente multijugador, que aportará decenas de horas de diversión, con una ajustada jugabilidad, más si se juega con pad, y cuatro héroes bien diferenciados. Su llegada a Steam es una gran noticia para los amantes de los hack’n slash o que tantas horas pasaron hace años en las diferentes adaptaciones. Además llega a un precio reducido y con unos requisitos bastante accesibles. Si no fuera por su escasa duración, que no tiene un creador de niveles, o que estos sean aleatorios, y no poder redefinir las teclas, o alguna novedad más respecto a lo que muchos ya conocemos podríamos estar hablando de un clásico imperecedero pero aun así es muy recomendable.


Positivo

  • Adictivas partidas con una jugabilidad muy sencilla
  • Cuatro personajes bien diferenciados
  • No pide casi recursos
  • El modo multijugador online

Negativo

  • Cuando hay muchos personajes es difícil localizar a tu personaje
  • No hay cinemáticas y el audio está en inglés
  • No hay personalización de los héroes
  • Es bastante corto
7.3

Bueno

Política de puntuación