Análisis Grey Goo

PC
 

Petroglyph, una compañía formada por algunos de los antiguos desarrolladores del clásico Command & Conquer ha demostrado que Blizzard no es la única compañía capaz de aventurarse en el campo de los RTS de ciencia ficción con éxito, aunque obviamente StarCraft es todo un referente en el género.

Con Grey Goo, esta compañía ha dado un fuerte golpe sobre la mesa, pues nos muestra un título de lo más interesante, sin el nombre de Blizzard escrito por ninguna parte y con unos desarrolladores con un pasado lo suficiente bueno como para darles una oportunidad y echarle unas cuantas horas al título que han creado.

grey-goo

Tres facciones, una campaña

Para comenzar, podemos hablar de los tres grupos que encontraremos en el juego, con los cuales tendremos que superar una curiosa campaña que seguramente nos entretendrá durante bastantes horas. Estas tres facciones están bastante definidas, permitiendo que no se conviertan en las típicas que siempre encontramos, aunque si es cierto que la mejor de todas ellas, a nivel de diferenciación y definición es la llamada Goo.

Estas tres facciones son los humanos, los Betas y los Goo. A pesar de contar con tres razas bastante curiosas, la historia no deja de ser bastante típica, pues se centra en rescatar el mundo humano de los huidos y rebeldes Goo, pero afortunadamente este juego nunca quiso destacar por su guión y tiene otros puntos fuertes.

A nivel de tiempo de juego, tampoco es la campaña la que nos permite disfrutar al máximo del juego, pues contamos con cinco misiones por facción, con una duración aproximada de 45 minutos cada una de las misiones, aunque obviamente dependerá de la habilidad del jugador en este tipo de juegos. Por otro lado, el multijugador nos permitirá extender la vida jugable de Grey Goo con muchísimas horas más, y es ahí donde destaca con bastante fuerza.

grey-goo-01

Tres posibilidades jugables

Quizás una de las partes más importantes de un RTS pueda ser la variedad de sus facciones, evitando así que el jugador siente que algo se repite demasiado. En el caso de los humanos y los betas no veremos mecánicas demasiado novedosas, sino más bien las clásicas que suelen tener algunas en otros juegos del género, distinto es el caso de los Goo, ahí tenemos algunos cambios interesantes que merece la pena destacar.

Podemos comenzar a hablar de las facciones definiendo a los humanos, quienes han logrado reunir una gran fuerza ofensiva, pero su construcción es bastante débil. Uno de sus mayores logros ha sido conseguir el teletransporte de unidades, por lo que podremos incluso mover edificios con esta misma tecnología, aquí el problema es el hecho de que todo edificio requiere estar conectado al reactor para tener energía, en caso contrario dejaría de funcionar.

Por otro lado tenemos los beta, que se centran en la industrialización para obtener su poder, por lo que han conseguido construir donde quieran, sin tener que estar pendientes de un reactor como los humanos. Esto les permitirá expandirse a través de todo el terreno e incluso rodear a los enemigos con sus estructuras. Estratégicamente es una de las razas más sencillas de controlar en el juego.

grey-goo-06

Para terminar, los Goo son la raza más interesante del juego, son de otro mundo y por ello cuentan con capacidades bastante interesantes. Están formados por nanorobots y basan su poder en asimilar toda fuente de energía, además de poder crear sus propias unidades de forma bastante peculiar, sin necesitar edificios. Funciona de forma parecida a las células, por una función muy similar a la mitosis. Así pues, los Goo son la raza más avanzada estratégicamente, pues podremos avanzar de muchas formas. Esto lo convierte también en la facción más compleja de dominar.

Además de estos tips básicos, cada una de las facciones cuenta con unidades especiales con mucha más capacidad que el resto, podríamos verlas como unidades especiales capaces de comandar un ejército de cada una de las razas. Estas unidades permitirán hacer caer la balanza hacia nuestro lado si somos capaces de utilizaras en el momento adecuado y de una forma inteligente.

Gráficos y posibilidades del escenario

Uno de los puntos más fuertes del juego son las cinemáticas que encontraremos entre misiones. Son uno de los alicientes más fuertes que nos harán querer ir superando misiones solo para verlas, pues están muy trabajadas y son realmente impresionantes. En todas ellas podremos ver diversos personajes que nos narrarán la historia que estamos superando en cada una de las misiones. Realmente vale la pena pararse a verlas todas.

Por otro lado tenemos los escenarios, bastante variados y bien trabajados para asegurar que todo jugador pueda sentirse a gusto en ellos. Además, cuentan con algunas características muy interesantes como la posibilidad de ocultar unidades entre los bosques, permitiendo así emboscar a los enemigos y crear distintas estrategias en función de cómo esté resultando la partida.

En cuanto al apartado gráfico del juego en general, podemos decir que Petroglyph ha hecho un gran trabajo con todo lo que se refiere a este apartado, pues aunque podemos sacar algunos peros como en cualquier otro juego, todo jugador se sentirá bastante dentro del juego y en ningún momento se encontrará con nada que destaque para mal.

Aspecto sonoro

Sí que podemos encontrar un pero en el doblaje del juego, y es que aquellos que no dominen la lengua de Shakespeare quizás se encuentren con algunos problemas para entender ciertos detalles del juego. Aun así el juego viene totalmente subtitulado al castellano, por lo que se reducen mucho los problemas que puedan existir. Igualmente, esto también es un punto muy positivo, pues el doblaje en inglés es simplemente magnífico, todas las voces casan a la perfección con el personaje al que representan.

También la banda sonora acompaña de forma magnífica, creciendo en momentos de tensión y cambiando según el momento en que nos encontremos e incluso acompañando al jugador en el fragor de la batalla.

grey-goo-02

Conclusiones

Se trata de un título que ha llegado para quedarse durante bastante tiempo, gráficos bastante buenos, un apartado sonoro sublime y una jugabilidad más que suficiente para el tipo de juego al que nos estamos enfrentando.

Quizás podrían mejorarse aspectos en el lore del juego, o en la cantidad de facciones, pues aunque tenemos tres, dos de ellas no son demasiado novedosas. Además, la campaña se queda bastante corta, aunque por suerte el componente online salva mucho la vida jugable de Grey Goo.

En definitiva se trata de un título que todos los fanáticos de los RTS disfrutarán mucho, aunque para aquellos que no disfruten jugando online podría hacerse algo corto.


Positivo

  • Increíbles cinemáticas entre misisones
  • Banda sonora espectacular
  • Un gran puñetazo en la mesa por parte de Petroglyph

Negativo

  • El juego es bastante corto en su campaña
  • El multijugador, a pesar de alargar la vida jugable del título, es algo limitado
7.3

Bueno

Política de puntuación