Análisis How To Survive: Third Person Standalone

PC
 

– Unas islas paradisíacas, unos pocos de supervivientes, un montón de zombis hambrientos y un puñado de recursos que explotar para hacer frente al virus y conseguir lo que muchos otros han intentado sin éxito: sobrevivir.

how-to-survive-third-person-standalone-6

Con estas premisas nos llega a PC la adaptación a la tercera persona del título How to Survive, de EKO Software, que además de dicha novedad en la cámara, nos llega también con todo el contenido descargable del original en un auténtico juego de zombis y supervivencia. Pero ahora preparaos, coged lo que necesitéis y hagamos frente a hordas de muertos vivientes porque empezamos con el análisis de How To Survive: Third Person Standalone.

Un plan simple y fácil de recordar

Todo el juego, tanto el modo historia como los demás (One Shot Escape y Challenge) tienen un fin bastante claro y simple: encontrar la manera de escapar de la isla con vida. Claro que cada modo tiene sus peculiaridades, pero al fin y al cabo el fin es el mismo, las variaciones se producen en cómo hay que hacerlo.

Viendo cada modo un poquito por separado nos encontramos con que hay dos muy similares, y hablamos de One Shot Escape y la historia como tal. La única diferencia es que en la historia, nos encontraremos con más supervivientes que, gracias a sus misiones, nos enseñarán cómo sobrevivir y nos llevarán directos a los vehículos en los que escapar, cuya ubicación es fija. Es la mejor manera de comenzar pues aquí aprenderás todo lo que te hace falta para ser un buen superviviente, como Kovac, quien nos enseña todo con su peculiar humor y acento ruso.

how-to-survive-third-person-standalone-7

Por su lado, One Shot Escape perfectamente podría ser el modo hardcore de la historia, pues es básicamente lo mismo con la diferencia de que no hay ayudas y de que todo es aleatorio, desde nuestras aparición hasta la ubicación de los vehículos para escapar. Pero la diferencia que hace de este modo el hardcore es que hay permadeath, es decir, cuando morimos debemos empezar desde 0, sin respawn, lo que hará que nos lo pensemos dos veces antes de enfrentarnos a una de las hordas.

El tercer y último modo de juego es el de Challenge, que traducido significa retos y es ni más ni menos que eso, retos en los que con ciertas características como recibir flechas explosivas cada cierta distancia o enfrentarnos a cierto tipo de enemigos debemos lograr sobrevivir hasta poder escapar. Se trata de partidas más cortas puesto que solo tenemos una isla, pero aún así las circunstancias bajo las que nos hacen jugar hacen de los ocho retos que conforman este modo algo muy divertido.

Mismo juego, diferente perspectiva

Como bien dice el título de este apartado, How To Survive: Third Person Standalone es el mismo juego que el original, pero simplemente visto desde una perspectiva distinta: pasa de la vista cenital del original a una vista en tercera persona, lo que conlleva algunas ventajas y desventajas.

Por un lado nos encontramos con que el juego se hace bastante más accesible visualmente, es más convencional y se aprecian mejor algunos detalles, sobre todo en lo que a cambios de elevación en terrenos se refiere.

Pero todo esto tiene un precio y es que el juego ha variado muy poco y no se ha adaptado todo lo bien que esperábamos a esta nueva perspectiva, provocando algunos problemas tales como un apuntado bastante incómodo, que, combinado con unas hitbox algo mal hechas provoca en muchos casos situaciones injustas o, al menos inesperadas, que molestan bastante a la hora de jugar.

HowToSurvive_ThirdPersonStandalone_1

Otro pequeño detalle que irrita bastante es que no queda demasiado claro qué zonas del mapa son accesibles y cuáles no, excepto por el menor detalle de las texturas. Con esto, enlazamos al siguiente problema, el nivel de detalle de modelados y texturas, un aspecto en el que How To Survive: Third Person Standalone se queda bastante corto. Se nota mucho la diferencia de detalle que se necesita en un título en vista cenital y en uno en tercera persona y esto es algo que EKO Software no ha conseguido adecuar.

Un archipiélago a nuestra disposición

Uno de los puntos más fuertes de este título se encuentra en el propio género y es que explota genial las opciones que da tener un mundo abierto con recursos para sobrevivir, sobre todo cuando avanzamos un poco en el juego y es que hace completamente necesario no solo matar zombis, sino buscar y almacenar recursos para poder seguir avanzando.

Se agradece mucho la cantidad de objetos distintos que podemos encontrar y que nos ayudarán a sobrevivir, bien evitando nuestra muerte y quitándonos hambre, sed o sueño; o ayudándonos a sobrevivir a todas las hordas de zombis que habitan estas bonitas islas. Parece algo evidente, pero es demasiado habitual encontrar juegos de supervivencia en el que no se premia en absoluto la exploración y, gracias a Dios, este no es el caso. Todas nuestras aventuras, vayamos a donde vayamos, nos reportarán algún premio, bien en forma de comida, bebida o nuevas recetas para crear poderosas armas.

how-to-survive-third-person-standalone-4

Y hablando de crear, cabe destacar que hay bastantes objetos que craftear, que van desde simples cañas de pescar hasta complejos rifles de francotirador pasando por piezas de armadura.

Otro aspecto a destacar son las armas y, aunque es cierto que no hay demasiadas, son suficientes para que las haya muy espectaculares y sobre todo, para que encontremos la que mejor se adecua a nuestro estilo de supervivencia. Por ejemplo, si preferimos luchar desde lejos tenemos rifles de francotirador o ametralladoras, pero si por el contrario preferimos que nos salpique la sangre de los zombis nos encontramos con que podemos crear potentes hachas o incluso motosierras, a lo Gears of War.

En cuanto a las armaduras, el juego se queda bastante corto, ya que son muy escasas y, aunque pueden mejorarse con algunos añadidos como huesos o rocas, desde luego no destacan por ser nada del otro mundo.

El infierno dentro del paraíso

Es muy espectacular y agradable visualmente encontrarnos con un título tan oscuro como este, en el cual habitamos unas islas infestadas de muertos vivientes pero que a su vez nos ofrece unos paisajes totalmente idílicos y paradisíacos. Este contraste es uno de los puntos más fuertes del apartado visual del juego que, como comentábamos anteriormente, deja bastante que desear en cuanto a los gráficos.

El diseño artístico de los escenarios es bastante bueno, pero destaca especialmente en las secuencias de la guía de supervivencia en las que, con unas animaciones y dibujos muy simples, se nos explica con toques de humor (y un acento muy ruso) lo básico para poder sobrevivir a esta odisea entre muertos vivientes.

El diseño de las armas y los enemigos no es nada del otro mundo, aunque es cierto que al menos las armas son bastante originales. No podemos decir lo mismo de los enemigos ya que tanto su apariencia como sus funciones caen bastante en los tópicos: tenemos a los básicos, los que van con armadura, los gordos que explotan y los más resistentes, que en este caso vienen en forma de figuras altas y demacradas que recuerdan en su silueta a Slenderman. Además también hay unas criaturas nocturnas que nos persiguen pero a las que podemos ahuyentar con la luz y, como no podía faltar, unas bestias enormes que son los bosses del juego, tan peligrosas y difíciles de matar como lo parecen en un principio.

how_to_survive_third_person_standalone-3

Nadie dijo que sobrevivir fuera fácil ni rápido

No lo es, para nada; How To Survive: Third person Standalone conserva la dificultad del título original y, por si no lo sabéis, es rematadamente alta y requerirá horas y horas y más horas completar los modos en dificultad normal, que es la más baja, así que imaginaos hacerlo en los dos rangos de dificultad superiores.

Debemos acabar siendo auténticos maestros del juego y dominando cada una de sus mecánicas y rincones para lograrlo, aunque probablemente antes nos cansemos de morir y tener que empezar de nuevo o, en el caso del modo historia, desde puntos de guardado demasiado cercanos en el tiempo que provocan situaciones molestas, como que se guarde la partida en medio de un combate que tienes perdido, cosa que puede arruinar por completo una partida en la que llevabas muchas horas jugadas, como ha sido nuestro caso, y os aseguramos que es muy, muy frustrante.

En total, nos encontramos ante un juego que, si bien a priori no parece demasiado largo, debido al grado de dificultad y a los varios modos de juego que tiene, se convierte en un juego al cual podemos dedicarle muchas horas sin llegar a completarlo al 100% y eso es algo que, si os gusta, podéis sacarle mucho rendimiento. Sobre todo destaca la rejugabilidad del modo One Shot Escape, en el que, debido a la aleatoriedad de los objetos y las vías de huida, siempre os encontraréis ante situaciones y peligros que desconocíais.

HowToSurvive_ThirdPersonStandalone_2

Para ser un zombi, no suena tan mal

En el apartado sonoro nos encontramos con un juego bastante mediocre ya que su banda sonora no destaca gran cosa excepto en momentos puntuales en los que hace cosas extrañas como cambiar el tono sin motivo alguno y que, para ser realistas, puede pegar algún susto al principio, cuando no estás acostumbrado al tema que suena durante los combates.

Los efectos de sonido como el de la lluvia están bastante logrados y van bastante bien para localizar zombis cercanos o monos ocultos (os dejamos que investiguéis vosotros el por qué de los monos).

Conclusión

En definitiva, nos encontramos ante un título que podría ser mucho mejor de lo que es si el control y el apartado técnico hubieran acompañado a la buena idea que era llevar el How To Survive original a una vista en tercera persona. Con todo, y a pesar de que ni textos ni voces están dobladas al español, arrancar la cabeza de zombis y craftear armas con objetos que encuentras por unos paisajes paradisíacos resulta igualmente muy divertido.

Si sois capaces de tolerar los fallos y las dificultades que plantea inicialmente este juego, os encontraréis con un buen título, bastante grande y que os puede dar para un buen puñado de horas de tensión entre los peligros que presentan unas islas con pocos recursos infestadas de muertos vivientes que solo desean comerse nuestra carne.


Positivo

  • Matar zombis siempre es divertido
  • Variedad de crafteos
  • Mundo amplio repleto de objetos útiles
  • Buena duración y muy rejugable

Negativo

  • No se adapta bien del todo a la tercera persona
  • Apuntado incómodo
  • Hitbox muy mejorables
7

Bueno

Política de puntuación

Víctor Rodríguez
Videojuerguista desde siempre. Fan incondicional de Fallout y Star Wars y amante del RPG viejuno. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Ah, y me gustan los números.