Análisis I Want To Be Human

PC
 

Una extraña historia de amor entre un humano y una vampiresa nos da el pie para entrar a jugar a I Want To Be Human. Si fuera simplemente eso, no tendría mucho de extraño, ya que las relaciones entre especies están a la orden del día, pero el hecho de que dicha relación sea en un mundo donde el amor está prohibido ya empieza a torcer las cosas. ¿Qué eso no es suficiente? Pues cogemos a la pareja, los encerramos por enamorarse y convertimos al humano en un bonito gorro. ¿Por qué en un gorro? Esa amigos, es una buena pregunta.

¡Quiero volver a ser humano!

Nada más empezar el juego, estaremos en la extraña prisión donde la malvada corporación Smiletech ha convertido a uno de los protagonistas en un gorro que muchos querrían tener. Nuestra misión es, como es lógico, escapar de allí evitando a todos los enemigos que están dispuestos a evitarlo cueste lo que cueste. ¿Cómo lo haremos? Pues liándonos a tiros con todo lo que se mueve.

Aquí empezamos con el juego en sí mismo. Nuestra protagonista, aun siendo vampiresa, no se dedica a ir mordiendo el cuello a la gente o rompiendo cuellos con una fuerza sobrehumana, eso sería demasiado complicado. ¿Cómo acaba con los enemigos entonces? Disparándoles con una escopeta. ¿Y de dónde ha sacado esa escopeta? Una vez más, buena pregunta, pero tampoco tenemos esa respuesta al empezar el juego. Solo sabemos que más nos vale seguir avanzando y tener mucho cuidado, ya que no tenemos un solo amigo en la prisión aparte de nosotros mismos.

i want to be human

El juego es un shooter plataformero muy al estilo de otros clásicos como Metal Slug o Contra, con una simple pero al mismo tiempo dolorosa diferencia: Solo tendremos la escopeta como arma durante todo el juego. Un arma con mucha potencia sí, pero de muy corto alcance y que como estemos rodeados de enemigos, cosa que pasará a menudo, nos puede resultar poco útil.

Dios mío, esto es un infierno

Rambo se sentiría como en casa aquí, por eso usamos esta frase tan mítica ya que el juego tiene referencias por todos lados. Para empezar, la paleta de colores recuerda al estilo de Sin City: rojo, blanco y negro. Esta paleta por lo general no va mal, pero en ocasiones nos encontraremos con balas que no sabemos bien por donde van, textos que cuesta distinguir por la manera en que se solapan los colores o incluso que nos cueste ver los trocitos de nuestros enemigos que hay esparcidos por el suelo. ¿Que para qué queremos verlos? Pues porque son algo necesario a la hora de curarnos si hemos sufrido algún daño, que seguramente sea el caso.

AreajugonesIWantToBeHumanKonami

¿Más referencias? ¡Hay para todos los gustos! Arbustos con mandos de consolas antiguas, consolas que nos lanzan sus CDs como ataque, mandos de NES voladores que invocan el ya clásico código de Konami…y más que nos encontraremos, pero que no acabaríamos nunca si nos ponemos a hacer la lista.

Has muerto

No, en el juego no hay referencias a Dark Souls, pero ya podrían porque es difícil no morir muchísimas veces tratando de alcanzar un punto de control que, por otra parte, vemos constantemente escaparse entre nuestros dedos.

Pasaremos por zonas sin ningún peligro, o con peligros realmente simples de superar, pero poco después nos encontraremos con situaciones en las que enemigos nos dispararán por todos lados mientras los sistemas de seguridad se activan, haciendo que torretas automáticas también nos ataquen haciendo que sea todavía más difícil sobrevivir. ¿Qué un juego no debe ser un paseo? Eso es cierto, pero cuando tenemos un paso difícil entre plataformas rodeadas de abismos mortales y un enemigo nos dispara una ráfaga de balas que, por alguna razón, nos hacen retroceder y nos lanzan sin remedio al vacío en clara referencia a juegos como Castlevania (o igual es solo una casual coincidencia) te das cuenta que algo o alguien debe odiarte mucho, ya que seguramente no sea al segundo ni al tercer intento cuando consigas superarlo.

AreajugonesIWantToBeHumanBoss

Los jefes en cambio son otro cantar. Cuando lleguemos a un nivel de estos, nos tocará superar un pequeño trozo de nivel normal hasta llegar a donde nos espera el obstáculo que, en teoría, debería ser más difícil de superar que el resto de niveles. ¿Es así? Ni mucho menos, ya que si tenemos algo de experiencia con esta clase de juegos enseguida seremos capaces de ver y esquivar el patrón que utilizan, tras lo que podremos tirotearles hasta que vuelvan a intentar atacarnos. Después solo queda repetir hasta que caigan y seguir adelante, seguramente sin perder una sola vida. Ironía en estado puro que los jefes sean más sencillos de derrotar que los guardias que nos intentan impedir el paso a cada nivel, pero claro, también es verdad que muchos de estos “soldados” están mucho mejor armados que la mayoría de los jefes.

Show me your moves

En lo que se refiere a los controles, mecánicas y demás, puedo decir que por suerte es algo que sí se ha cubierto como es debido, aunque hay fallos también en este sentido que deberían tenerse en cuenta.

Tanto si se juega con teclado, como con mando de Xbox, los controles están perfectamente adaptados. El mando responderá a todos y cada uno de nuestros movimientos, facilitándonos el trabajo cuando intentemos hacer saltos casi imposibles para esquivar las grandes ráfagas de balas, o las cuchillas mortales que nos impiden avanzar en el nivel. Eso sí, nos toca jugar con los controles predefinidos por el juego, ya que no hay manera de cambiar los botones de disparo, de salto y demás.

AreajugonesIWantToBeHuman4

Con respecto al teclado hay ciertos problemas, y es que si tienes un mando de Xbox conectado se quedará de manera predeterminada con él. Nos toca desenchufarlo para jugar con el teclado, y aquí viene el segundo fallo: El movimiento se basa en las flechas de dirección por defecto, mientras que el disparo se hace con el ratón. ¿Se puede cambiar al clásico WASD? El juego nos da la opción sí, pero nos costará más de un intento ya que, por alguna razón que desconozco, cada vez que sales del menú de configuración por lo general vuelve a los controles por defecto, teniendo que repetir el proceso hasta que el juego decida registrar dichos cambios.

¿Algo más?

Cuando acabemos el juego, ¿se queda ahí la cosa? Pues no, porque el juego nos ofrece además una serie de desafíos extra, remarcando el sentido de la palabra desafío, ya que desde el primero supone un nivel de dificultad más que notable. Pero claro, si somos de esa clase de jugadores que queremos desbloquear el 100% del juego, tendremos que echarle paciencia a cubos y muchos intentos para superarlos.

De hecho el juego no se queda simplemente en pasar fases una tras otra. Entre medias nos muestra mediante páginas de estilo cómic la historia de nuestros protagonistas desde el momento en que salen de su prisión, pasando por cuando nos encontremos con los jefes finales y demás. Eso sí, igual que el resto del juego, estos cómics son un amasijo de datos que nos liarán más que aclararnos las cosas mientras intentamos descifrar en qué orden leer las viñetas, si es que se les puede llamar así.
AreajugonesIWantToBeHumanComic

Además de esto, nuestra protagonista se dedicará a soltar frases lapidarias de vez en cuando, algo que si bien al principio puede tener cierta gracia, cuando lo repite por enésima vez cansa, además del hecho de que es un humor un tanto infantil dentro de un juego que claramente no es para niños.

Conclusiones

I Want To Be Human es un juego que encantará a quien busque un desafío como los que nos daban algunos juegos de antaño, como puedan ser Castlevania o Ghosts and Goblins. Tiene el potencial de un gran juego, con una estética que pega con su estilo gore y retro, pero que se queda a medio camino al limitarnos en hechos como el de que nuestra única arma sea una escopeta, o que como hemos mencionado antes los jefes finales sean considerablemente más fáciles de batir que las hordas de enemigos “normales” que hay por el camino.

Si lo que buscáis es un shooter plataformero, este puede ser vuestro juego, pero tened en cuenta dos cosas: un nivel de dificultad más que considerable, y que jugaréis solos, ya que al menos por el momento no hay una opción para jugar al menos dos personas al mismo tiempo.

Eso sí, vamos a darle un voto de confianza con el hecho de que, a diferencia de otros juegos, no requiere un equipo de la NASA para funcionar, así que si tenéis un PC que ya tenga sus añitos y le cueste seguir adelante, este juego no le hará trabajar a marchas forzadas.

Pero, en serio, ¿por qué un gorro?

i want to be human 3


Positivo

  • Muchos logros para desbloquear
  • Controles bien adaptados
  • Traducido a varios idiomas

Negativo

  • Nivel de dificultad realmente elevado
  • Los jefes finales no merecen ese rango
  • Acaba siendo muy repetitivo
6

Jugable

Política de puntuación