Análisis Kingdom Hearts HD 2.5 ReMix

PlayStation 3

Square Enix completa por todo lo alto la recopilación de la saga que une los universos de Final Fantasy y Disney

 

¿Qué supone la mezcla de los universos de Disney y Final Fantasy? De esta unión podrían salir muchas cosas distintas, tanto buenas como malas, pero algo tendrían en común todas ellas, serían mágicas y únicas a su manera. Y la opción que salió del horno de manos de SquareEnix no fue, ni más ni menos, una obra maestra del mundo de los videojuegos. La saga Kingdom Hearts se ha labrado un nombre en la historia de este medio, y en este análisis le dedicaremos unas palabras a la segunda entrega del recopilatorio definitivo de la franquicia: Kingdom Hearts HD II.5 ReMIX.

Hace ya más de un año que llegó a nuestras PlayStation 3 la primera entrega de este recopilatorio y que nos hizo disfrutar de los comienzos de la saga con un lavado de cara bastante espectacular. Ahora le ha llegado el turno a la continuación, que como le ocurrió a su predecesor, incluye 2 títulos jugables y el apartado cinematográfico de otro. Los títulos que encontramos en Kingdom Hearts HD II.5 ReMIX son: Kingdom Hearts II Final Mix, Kingdom Hearts Birth By Sleep Final Mix y Kingdom Hearts: ReCoded. Para sintetizar este análisis comenzaremos con un comentario global de la remasterización para tras esto pasar a comentar cada uno de los títulos por separado. Liberad la oscuridad de vuestros corazones, que empezamos.

 

KH01

El análisis de este juego podría suponer un largo debate sobre varios aspectos, así como ocurre con la primera parte. Para empezar, muchos han hablado de si era necesaria una remasterización de una saga que podemos considerar actual y que si las mejoras introducidas son suficientes para justificar la creación de la recopilación. Es verdad que la innovación es bastante escasa, y que si alguien está esperando ver el título de forma muy diferente a como lo disfrutó hace menos de 10 años, no debería adquirir el juego; pero no es ahí donde radica la necesidad de las ediciones 1.5 y 2.5. Si Square-Enix se ha decidido a sacar esta recopilación de dos volúmenes es porque una de las mayores quejas por parte de los jugadores hacia la compañía es el hecho de que la saga estaba muy dispersa en varias plataformas, lo que dificultaba mucho seguir la trama al completo si no se disponía de todos los dispositivos. Es por ello por lo que todo esto tiene sentido, ya que ahora podemos disfrutar de la historia de principio a fin (o casi), y todo desde nuestras PlayStation 3; además de ser el prolegómeno perfecto para la llegada de Kingdom Hearts III. Nos ahorraremos el debate de si esta edición debiera salir en PlayStation 4, porque eso ya son otros cantares y alargarían demasiado esto, andándonos por las ramas.

¿Y qué ofrece esta segunda recopilación respecto de las versiones originales? Pues como ya hemos dicho, además de la posibilidad de tener todo en una misma consola, incluye un lavado de cara general al aspecto estético de los juegos, una mayor resolución, mejora en ciertas mecánicas, y lo que es más importante, las ediciones Final Mix que aportan nuevos finales, áreas y enemigos que jamás pudimos disfrutar en Europa. Si todo esto os ha llamado la atención mínimamente, o si por un motivo u otro queréis conocer cada una de las historias que nos prepara este Blue-Ray Disc, prosigamos con el análisis concreto de cada juego.

 

Kingdom Hearts II Final Mix

KH04

Se trata, sin duda, del plato fuerte del recopilatorio ya que es la segunda entrega principal de la saga y en la que más argumento de la trama se trata. Al estar hablando de una reedición del juego no podemos analizarlo como si fuera algo nuevo, y vamos a centrarnos en los cambios respecto a la versión original, priorizándolos sobre la trama.

La historia se sitúa un año después de lo encontrado en el primer volumen y la dinámica de juego es bastante similar a lo visto anteriormente. En la versión original, de hace 7 años, los desarrolladores se centraron en pulir uno de los contras que todo el mundo achacaba al primer Kingdom Hearts, su control. Por esta razón el cambio que se ha producido en la remasterización es bastante bajo, ya que todo estaba bastante medido, no como pasaba en la primera entrega y que fue mejorado en la reedición 1.5. A nivel artístico el juego sí ha conseguido un lavado de cara general que ha aportado bastantes beneficios, ya que si antes era una joya visual, ahora incluso deslumbra según el momento de la historia en el que nos encontremos.

El salto a la potencia de PlayStation 3 se ha notado considerablemente, ya que nos ha permitido obtener una resolución mucho mayor que la que teníamos en la plataforma de origen, además de un cambio en texturas y paleta de colores que ha hecho revivir la intensidad que ofrece esta combinación de Disney y Final Fantasy.

Como mejoras técnicas ahí acaba la cosa, ya que como hemos dicho, lo que se necesitaba mejorar en la saga ya se hizo con la entrega de PlayStation 2 y tuvo muy buena acogida. Pero, a pesar de haber comenzado diciendo que la prioridad la tendría este apartado, no debemos olvidar una alegría que nos llevamos los europeos con esta edición: la edición Final Mix. A los japoneses esto no les supone una mejora, ya que ellos pudieron disfrutar de la edición completa de Kingdom Hearts II un par de años después; pero a Europa no llegó nunca. Esta edición incluye nuevos aspectos a la trama que la hacen bastante más interesante que la original. Entre ellas podemos distinguir dos decenas de jefes nuevos, otros tantos enemigos que no habíamos visto antes, nuevas cinemáticas, mejora en los ajustes e incluso un nuevo área que no habíamos podido disfrutar hasta ahora. Simplemente por estas mejoras ya merecería la pena volver a rejugar el título, ya que os aseguramos que dan mucho juego.

 

KH02

Pero no todo está inundado de felicidad en este juego, aunque muchos no quieran verlo por ser considerado uno de los clásicos de los videojuegos, que arrasó en las críticas de su época; el título tiene varios aspectos que cuanto menos nos dejan un sabor agridulce en la boca.

Por un lado tenemos un par de temas que ya estaban en la versión original: el comienzo de la historia y ciertos escenarios del juego. Comenzaremos con el prólogo de Kingdom Hearts II, el cual merece una mención ya que ha sido catalogado como uno de los más densos de los videojuegos modernos. Nada más empezar Square-Enix nos presenta un personaje nuevo que tendremos que controlar durante más de 4 tediosas horas en las que la historia no avanza nada y se nos obliga a entretenernos con pequeños minijuegos que poco o nada tienen que ver con la tónica general del título. Esta combinación de un personaje con el que no nos da tiempo a empatizar y unas mecánicas que difieren tanto de lo que esperábamos, hace que más de uno se plantee no seguir jugando el título, pero de alguna forma tenían que introducir un nexo entre Kingdom Hearts y esta entrega. Además, una vez abandonemos Villa Crepúsculo y Roxas ceda el protagonismo a Sora, la cosa cambiará drásticamente y podremos disfrutar de la magia que prometía Kingdom Hearts II; intentad no desesperar al principio, porque merece la pena.

Por el otro lado debemos tratar el hecho de que aunque hay mundos realmente increíbles en la historia, con mapeados muy elaborados y extensos, de colores brillantes y maravillosos detalles; hay otros que no cumplen este mismo cometido. Tenemos también mundos que de pequeños se hacen aburridos, y que se nota que las horas que dedicaron a ciertos entornos las ha tenido que restar a otros, dejando algunos bastante despoblados de vida. Y debemos hacer un inciso en este aspecto, ya que con la llegada de la mejora gráfica de esta reedición este contraste se realza, ya que lo que ya de por sí brillaba en la versión original ahora resplandece, pero lo que estaba vacío ahora destaca aún más.

Dejando a un lado estos temas vamos a dedicarle unos minutos a uno de los aspectos que más ha hecho destacar a la saga Kingdom Hearts en su conjunto, su banda sonora. El campo sonoro de Kingdom Hearts II ya era una absoluta obra maestra hace 7 años, y en esta recopilación no podía ser menos. Se ha vuelto a grabar orquestándola de manera maravillosa y consiguiendo un resultado sublime, que nos hará disfrutar de horas de música dentro y fuera de la partida. Además, si por algo destacó en su momento este juego fue por su maravilloso doblaje, que hizo escuela y muchos han intentado emular en los años posteriores. Además, a España llegó el juego con un fantástico doblaje al español (no como ocurrió con la primera entrega) pero que lamentablemente éste se ha perdido en la reedición que estamos tratando, lo cual le resta bastantes puntos a este apartado. No sabemos a ciencia cierta por qué se ha decidido excluir el doblaje español, pero podemos intuir que ha sido por continuar con la tónica de Kingdom Hearts HD 1.5 ReMix, en los que el español era sólo accesible en los subtítulos. Aun así, todo el aspecto sonoro es una maravilla, desde los sonidos ambientales hasta la epicidad de las melodías que pondrán la piel de gallina a más de uno; sin dejar de lado a uno de los doblajes más carismáticos que se puede encontrar en un videojuego.

 

Kingdom Hearts: Birth By Sleep

KH07

 

Cediendo el protagonismo de la saga principal a la precuela de la primera entrega, nos encontramos con una de las grandes joyas de toda la historia de Kingdom Hearts. Quizá más de uno sólo compre la recopilación por Kingdom Hearts II Final Mix, pero eso sería un error ya que Kingdom Hearts: Birth By Sleep es un título al mismo nivel de profundidad que la trama principal de la saga.

Como hemos dicho, se sitúa cronológicamente en el principio de la saga y por tanto nos cuenta los inicios de todo lo que hemos podido disfrutar en el resto de títulos de la franquicia. En Kingdom Hearts: Birth By Sleep viviremos la historia de una forma un tanto especial, ya que está dividida en tres puntos de vista que llevarán un desarrollo simultáneo pero separado en el especio. La historia viene presentada por tres protagonistas –Terra, Ventus y Aqua– quienes se verán involucrados en una trama en la que todo lo que realicen tendrá un importante efecto en el mundo.

Cada uno de los personajes es distinto en habilidades y carácter como era de esperar y por tanto nos tendremos que ajustar a ellos a la hora de jugar cada una de las 3 diferentes partidas. Aunque cada una de las historias tiene menor duración que títulos como Kingdom Hearts II, la suma de las 3 es mayor, por lo que asegura que nos pasaremos atados al mando durante muchas horas.

KH06

 

Un aspecto a tener en cuenta respecto a este título en Kingdom Hearts HD 2.5 ReMix es que el juego proviene de PlayStation Portable por lo que el salto generacional es considerable. Podemos observar un cambio gráfico que salta a la vista, y un entorno sonoro que apasionará na los más fanáticos de la saga; pero el punto más importante de esta reedición es el cambio de controles. Pasar de jugar dicho juego con los controles típicos de una PSP a disfrutarlo con un DualShock 3 en nuestras manos ha creado una evolución que se agradece enormemente. La mejora de tener un Joystick más para poder controlar la cámara a placer a la vez que controlamos al protagonista de turno consigue todo aquello que la versión original no podía trasmitir. Facilita mucho la inmersión en el juego y sumado a la atrayente historia, consigue que se nos pase el tiempo sin darnos cuenta mientras jugamos este título.

El juego es completo en todos sus aspectos. Las tres historias independientes nos cuentan perfectamente el origen de la Organización XIII y todos los aspectos previos a la primera entrega de Kingdom Hearts, además tenemos una gran cantidad de tramas secundarias que crean un gran universo completo y redondo. Incluye minijuegos, gran cantidad de enemigos y coleccionables; y como no, una banda sonora digna de la saga. Y no debemos olvidar que se trata de la versión Final Mix, lo que proporciona mucho material adicional que no habíamos podido disfrutar en Europa, tal y como ocurría con Kingdom Hearts II

Si hay que apuntar algún rasgo que rechina entre esta remasterización es que a pesar de haberse tratado muy bien el aspecto gráfico del juego, el salto de una consola portátil a una plataforma tan potente como es PlayStation 3, se nota. Podemos observar dientes de sierra en más de un modelo y ciertos aspectos que no se han trabajado al mismo nivel que otros, por lo que desentonan en los entornos. Era algo de esperar, ya que la remasterización de un juego de estas características era muy complicada, pero hemos de añadir que, a pesar de que se nota, no estropean en gran medida la experiencia de juego.

 

Kingdom Hearts: ReCoded

KH08

Como añadido a esta ya de por sí gran recopulación, Square-Enix nos ha entregado las cinemáticas del título Kingdom Hearts: ReCoded de Nintendo DS, del mismo modo que ocurrió con 358/2 Days en la edición HD 1.5. A pesar de tratarse sólo del aspecto cinematográfico de la entrega, ésta recoge toda la trama y se entiende perfectamente el juego al verlo en nuestras pantallas.

Las cinemáticas han sido preparadas a las nuevas pantallas de alta resolución, por lo que es un pequeño deleite poder ver estas imágenes de nuevo en alta calidad. Además la trama de este juego ata muchos cabos sueltos entre Kingdom Hearts II y Dream Drop Distance –El único juego que no abarcan Kingdom Hearts HD 1.5 y 2.5 ReMix y que está disponible en Nintendo 3DS–. Es por esto por lo que este título es la forma definitiva de crear tensión previa a la salida de Kingdom Hearts III dentro de 2 años, y siendo un buen sustitutivo a la ansiedad de dicha espera.

Además de la reproducción de las cinemáticas el juego incluye ciertos coleccionables para introducir algún aspecto de interacción con la consola, pero no son nada del otro mundo. En resumen, como añadido no está nada mal pero podríamos haber esperado más de un juego bastante completo como es Kingdom Hearts: ReCoded.

 

Conclusiones

KH10

 

Ha pasado el tiempo desde que pudimos disfrutar de las historias que Kingdom Hearts HD 2.5 ReMix nos relata y los cambios que se han producido en el mundo de los videojuegos desde entonces quedan presentes en esta remasterización. Los años sacan a relucir tanto lo bueno como lo malo de todos los juegos y la saga Kingdom Hearts no se libra de ello, por mucha magia que derroche. Sin embargo, en tonos generales el paso de los años ha tratado muy bien a toda la saga y, incluso a día de hoy cualquiera podría disfrutar de los juegos originales; pero teniendo estas dos maravillosas reediciones, ¿por qué no hacerlo en alta definición?

Mejora gráfica y sonora, cambios en los controles y nuevo material extra; conseguirán que nos sumerjamos en un fantástico universo que mezcla la magia Disney con la profundidad de Final Fantasy en una conjunción que crea un estilo de juego único con una historia más que singular. Habrá detractores de este tipo de juego, pero pocos serán los que puedan decir que no es una saga bien hecha y desarrollada.

El extra de que a partir de ahora no tengamos que ir cambiando de plataforma para enterarnos de la historia completa es un aliciente para la compra de esta recopilación, motivo por el cual es un imprescindible para aquellos que están a la espera de la tercera entrega fuerte de la saga y para la cual aún nos queda tiempo de espera.

KH05

 


Positivo

  • Al fin podemos disfrutar de casi todas las entregas en una misma plataforma
  • Trabajo estético muy cuidado
  • Atmósfera sonora que pone los pelos de punta
  • 3 grandes juegos en uno, diversión para rato
  • Aporta grandes mejoras a los originales

Negativo

  • Varios de los errores de las versiones originales se mantienen
  • No viene doblado en castellano
  • Trabajo ligeramente irregular en los juegos
  • Sólo vienen las cinemáticas de uno de los títulos
8.9

Muy bueno

Política de puntuación