Análisis Kromaia

PC
 

Todo aquél que se considere jugón de nacimiento debe haber probado el subgénero llamado “matamarcianos”, aunque si hablamos con una jerga más técnica, lo correcto sería denominar a este subgénero arcade como shoot ‘em up. Con el paso de los años, este tipo de juegos han ido decayendo hasta ser algo anecdótico y poco común. Pero calma, queridos amigos, porque aún  hoy seguimos recibiendo propuestas que nos dejan buen sabor de boca, como la que os presentamos hoy: Kromaia.

Durante la historia videojueguil hemos visto muchos títulos así, donde nuestro objetivo era atravesar el espacio matando marcianos y naves enemigas. En este género hemos visto auténticas joyas, como el archiconocido Space Invaders, Axelay o el más reciente Sine Mora. A excepción del último título mencionado, los demás fueron publicados entre los 70 y los 90. Y es que el género de los matamarcianos ha estado muy abandonado últimamente. Aunque hemos recibido algunos títulos que se esforzaron en mantenerlo vivo durante los últimos años, bien es cierto que pocos han logrado recordar a estas glorias pasadas.

kromaia001

Kromaia es un juego de los que se echan en falta hoy día, no es un Space Invaders, pero tampoco lo pretende. Es un título que nos invita a recorrer el espacio en una nave espacial donde pelearemos contra marcianos, naves y hasta dioses, como es el caso del Dios Gusano (primer “boss” del juego). Pese a ser un juego bastante llamativo, peca un poco de monótono a veces, pues hay una combinación de varios factores que hacen que el juego termine cansando incluso a los más amantes del género.

Kromaia no es el típico shoot ‘em up en 2 dimensiones y música en 8 bits, el juego combina una jugabilidad moderna con la esencia de los juegos más clásicos. Es una fusión bastante buena que nos ha sorprendido a muchos y seguro que enganchará a otros muchos jugadores que no estén tan acostumbrados a esta clase de juegos. Sin duda alguna, Kromaia es un juego para todos los públicos, sin querer apartar a los jugadores de ningún tipo, aunque seguramente los más nuevos en el género tarden en pillarle el gusto.

Lo primero que nos encontramos al iniciar el juego es un tutorial que nos explica los controles del mismo. Los controles están muy bien adaptados y podrás manejarte a la perfección con el teclado y el ratón, es más, con pocos dedos podrás moverte perfectamente por el espacio (cuatro dedos para los controles de avance y turbo y dos para disparar y controlar la altitud desde el ratón). Lo que más nos ha gustado de Kromaia ha sido su jugabilidad, sin duda alguna es donde más destaca.

kromaia002

Como bien hemos dicho al principio de este análisis, en Kromaia tendrás que pelear contra naves enemigas y contra varios jefes finales, conocidos como “dioses”. El juego presenta varios modos de dificultad, pero están muy descompensados. Para pelear contra los enemigos comunes no encontrarás muchas diferencias entre los distintos modos de dificultad, ya que en todos ellos los enemigos corrientes son muy sencillos y solo suponen algún inconveniente cuando se juntan varios de ellos, pero cuando te enfrentas a un “boss” sí que hay diferencia, aunque incluso en los modos más fáciles te costará plantarles cara.

El aspecto sonoro del juego es otro de los apartados que resultan monótonos, la banda sonora entra a destiempo en algunas ocasiones, pero los temas incluidos en ella son bastante buenos, y los sonidos del juego tampoco son demasiado llamativos. Quizás se podría haber hecho algo más en este apartado, que en resumen cumple su función, pero tenemos la sensación de que falta algo de “chispa”. Entendemos que para ser un juego indie no podemos exigir una superproducción musical y sonora, pero tenemos juegos similares que cumplen más en este tema del que hablamos.

Como ya hemos mencionado, la música entra a destiempo muchas veces, y es que nos hemos llegado a encontrar con un jefe final y la música de combate empezó a sonar a mitad de la pelea, lo cual resulta un poco extraño.

Uno de los aspectos que más cumplen (además de la jugabilidad), son los gráficos. Pese a no ser demasiados “vistosos”, sirven para sentirte inmerso en el juego, aunque ahí entra a destacar otro aspecto como es la adicción que provoca el título, de la que hablaremos más adelante. Sin duda, este título presenta unos gráficos que gustan, con unos aires “retro” que te hacen recordar tiempos pasados, donde había montones de juegos de esta temática. Incluso a los grandes defensores de los gráficos les terminará gustando el aspecto visual que presenta Kromaia.

El juego no innova demasiado respecto al resto de títulos de su género, puesto que la historia es típica: debemos salvar al universo peleando a través del espacio contra naves y jefes enemigos. Para llegar hasta los jefes, debes ir atravesando portales, los cuales te serán indicados mediante una brújula que rodea tu nave y te indica el camino a seguir, cuando atravieses todos los portales, podrás pelear contra el jefe final del nivel. La innovación es sin duda el aspecto más flojo del juego, sabemos que dentro de los shoot ‘em up está todo inventado, pero repetir la misma fórmula de siempre salvo tres o cuatro matices no ayuda. En el caso de Kromaia, sin parecerse a nadie en concreto te termina recordando a los “matamarcianos” de los 90. Se agradece un juego de esta temática en un mercado lleno de shooters, pero las cosas se podrían haber hecho de una forma distinta.

kromaia003

Ahora llegamos al aspecto más destacable del título: La jugabilidad. Los controles están muy bien adaptados, y como ya hemos mencionado arriba, con varios dedos podrás moverte con mucha soltura por el universo. Esto es algo que nos gusta, porque cuando te atacan varias oleadas de enemigos de frente, puedes ir variando la altitud y posición de tu nave mientras disparas y esquivas a los enemigos. Otro aspecto a destacar es la presencia del turbo, y es que para atravesar algunos portales te será necesario un plus de velocidad, y lo mismo ocurre cuando los enemigos te atacan desde varios puntos, no sirve de mucho plantarles cara, lo mejor es usar el turbo y atacar desde la distancia. Otro aspecto digno de mención es el del escudo. Ya hemos dicho arriba que los enemigos no son muy peligrosos salvo que vengan en grandes oleadas, pero hay veces que es difícil escapar ya que los enemigos combinan sus ataques con rafagazos y hasta con atropellos. Sí, como lees, sus naves atropellan a la tuya para dejarte tambaleando y así ellos poder aprovechar y dispararte.

Además, el juego presenta un ranking de puntos como los tan característicos arcades que nos invitará a rejugar el título una y otra vez.

El juego dura unas 10 horas aproximadamente, pero si juegas en dificultades altas te durará algunas horas más. También hay que mencionar que el juego está pensado para ser rejugado gracias a su sistema de puntuaciones. El título no presenta modo online, y pensamos que si se hubiera incluido algún modo cooperativo podría haberse logrado un producto más divertido y con una duración mayor.

Pese a estos aspectos negativos, el título es bastante adictivo al principio, aunque como ya hemos mencionado, la monotonía de los niveles te termina cansando pronto del juego. Ha sido algo complicado, ya que como amantes de los shoot ‘em up, hemos cogido con ganas este juego, pero nuestra emoción ha ido decayendo a pasos agigantados conforme avanzábamos por el título hasta que hemos tenido ganas de terminarlo lo más pronto posible. Es una mezcla de todos los factores negativos, una historia poco innovadora, un aspecto sonoro monótono y unos enemigos descompensados  los que hacen de este juego un título que podría haber sido algo más de lo que ha sido finalmente. Pese a todos estos aspectos negativos, el juego tiene cosas buenas, como su jugabilidad. Es por eso que si te gusta matar marcianos, o si deseas ver algo distinto a lo que nos tienen acostumbrados las grandes desarrolladoras, te recomendamos probar este juego. Seguro que encontrarás algo que te atráiga a él y te vicie durante horas.

En resumen, Kromaia no es un mal juego. Resulta un tanto monótono, pero si eres un amante de los shoot ‘em up lo disfrutarás. No aporta nada nuevo al género, pero es cierto que tampoco hay nada por inventar, pese a eso, es un juego bastante decente que divertirá a los amantes del género. El aspecto sonoro flaquea un poco, y la banda sonora cumple sin más, pero hay veces que los temas musicales suenan a destiempo. Esto provoca que se rompa la inmersión en algunos momentos puntuales de la partida. No son fallos graves, pero sí que provocan que la experiencia de juego se vea afectada. Así que si te gusta eso de matar marcianos, y tienes opción de catar este juego, seguramente te gustará.


Positivo

  • Su jugabilidad
  • Los rankings, que te harán querer superarte a ti mismo
  • Está pensado para ser rejugado

Negativo

  • Puede parecer monótono
  • El aspecto sonoro podría haber sido mejor
6.4

Jugable

Política de puntuación