Análisis Lara Croft y el Templo de Osiris

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Probablemente hayas oído hablar de Lara Croft, la increíble exploradora que lleva invadiendo nuestras consolas desde hace años, pues bien, no se ha dado por vencido y vuelve en busca de algo mucho más mayor en su nuevo videojuego: Lara Croft y el Tempo de Osiris.

El videojuego ha sido desarrollado por Crystal Dynamics, los cuales ya se habían visto las caras con la exploradora, Este videojuego de plataformas y acción de disparo con los joysticks está pensado mayormente para jugarlo en cooperativo con otros 3 jugadores. Hay un total de 4 personajes jugables (de momento, esperemos a los DLC’s) cada uno tiene sus propias características que lo hace imprescindible para el grupo. Lara y su acompañante Carter, y Horus e Isis, el hijo y la mujer de Osiris. La pareja de mortales domina las armas, así cómo las situaciones en las que necesitamos explosiones y balas, en cambio la pareja de dioses dominan más habilidades relacionadas con la mitología y poderes ancestrales. Como iba diciendo, el aspecto multijugador de Lara Croft y el Templo de Osiris es prácticamente indispensable, pero si por un casual prefirieres jugarlo en solitario (cómo ha sido mi caso por unos factores que comentaré a continuación) no tendrás ningún problema, ya que Lara tiene todo lo necesario para apañárselas sola.

1450674_868249609876253_3508867940629679176_n

La trama principal del juego es muy simple: Lara y Carter quieren encontrar el tesoro de Osiris, pero se encuentran con que el tesoro no es nada comparado con los problemas que rodean al templo. La mujer y el hijo de Osiris (el cual fue la última cosa que hizo, crearlo) piden ayuda para hacer desvanecer el mal que rodea al templo, y así poder descansar tranquilos.

“El aspecto multijugador de Lara Croft y el Templo de Osiris es prácticamente indispensable”

Como he dicho, una trama simple pero da un fuerte empujón a todos los puzzles que hay en el mapa. Sinceramente, la jugabilidad de este título me ha llamado mucho la atención ya que a pesar de ser un videojuego de plataformas, con puzzles y demás, controla muy bien la libertad, me explico: Hay títulos que son de plataformas y no te dejan opción a la exploración, este es lo contrario, ya que te dejan en un área libre, con tumbas ocultas y coleccionables en los rincones más remotos. En este aspecto, el videojuego me ha sorprendido. Si quieres encontrarlos todos, y completar el juego al 100% las 15 horas no te las quita nadie. No destaca por su duración, pero tiene más de 10 niveles aceptables en lo que a dificultad nos referimos. Cada nivel tiene su propio Boss con una estrategia diferente que deberás de descubrir, y como recompensa, te darán una parte de la estatua del Dios Egipcio para completarla.

10346601_868249773209570_3828771683179475234a_n

“Cada nivel tiene su propio Boss con una estrategia diferente que deberás de descubrir”

Si completas los niveles como debes, el juego sabe recompensarte. Tendrás acceso a un hall en el que tendrás a tu disposición varios cofres a modo de “sobre sorpresa”  con diferentes ratios para obtener un buen objeto. Los objetos son al más puro estilo de Diablo y similares: Te suman puntos a algunas habilidades y restan en otras, cuanto mejor sea el objeto más rentable será la división de poderes. Con 4 espacios para las armas, puedes alternar muchos tipos de objetos diferentes para potenciar el rol de tu personaje. Más abajo, en el menú, tenemos dos espacios para anillos que potenciarán las habilidades, cómo he dicho anteriormente, y un collar que suele añadir efectos a las armas que utilices, así cómo veneno, llamas o más munición. También podemos cambiar la vestimenta de nuestro personaje si no nos gustase cómo van vestidos. Aunque eso sí, prepárate para tragarte unas cuantas pantallas de carga entre cinemáticas, muertes y otras cosas.

10869618_868250099876204_3976073006582327528_o

El juego te pone a prueba en varias situaciones con sus retos “sorpresa”. Me ha pasado en varias ocasiones: vas andando y de repente te atrapan en un recinto en el que, o decenas de enemigos te atacan, o una pared enorme se cierra a tus espaldas. En ocasiones, los retos son predictivos, pero en otras te pillará totalmente por sorpresa. En ellos deberás controlar tu munición, que se usa a modo de “maná”, una barra azul que baja conforme usas las armas y se recarga mediante objetos que sueltan los enemigos. A lo largo y ancho del mapa hay mazmorras desafió con un puzzle esperando ser resueltas, en lo más profundo de ellas suelen haber armas y una gran recompensa en gemas.

10865864_868249996542881_2349348610385359852_o




“Lara Croft y el Templo de Osiris es un videojuego que no te dejará insatisfecho”

El apartado gráfico de Lara Croft y el Templo de Osiris no deja insatisfecho a nadie, es un material gráfico que cumple con lo que se propone. Artísticamente es muy bonito, ya que debemos tener en cuenta que la gran mayoría de cosas que vamos a ver son fuego, oro y cosas relucientes. Si hay algo que mejoraría en este aspecto son las sombras de los personajes, porque en ocasiones vemos que están bastante pixeladas. Las físicas están bastante bien aplicadas, y no es para menos, porque a lo largo de la trama principal vamos a tener que utilizarla para resolver puzzles con pelotas y otros objetos. Así que, no temas por sus gráficos si eso te preocupa, es un videojuego bonito de ver.

10858460_868249876542893_8380855402871797102_n

Sospecho que si la conexión, o el modo en que la emplea este videojuego fueran mejores, habría disfrutado el multi cómo un enano. A la hora de unirse a una partida, carga. Cuando entras, otra carga. Cuando sale alguien, otra carga. Esto ha hecho que prefiera jugarlo solo a estar tragándome cada 2 minutos una carga que reinicia hasta el último punto de control, lo que inutiliza tu trabajo anterior.

El sonido de éste videojuego es, sin duda, lo que hace que el juego sea como es, me explico. Cada situación tiene un tipo de sonido determinado, aunque en muchas ocasiones no tienen en cuenta factores cómo la localización geográfica o la etapa del tiempo. En este videojuego tenemos música adaptada a cada situación de forma magistral, cosa que muy pocos juegos pueden hacer. Los doblajes están muy bien aplicados y da gusto ver cómo cada voz se adapta a su personaje como una pieza de puzzle.

Lara Croft y el Templo de Osiris es un videojuego que no te dejará insatisfecho si lo que buscas es divertirte con tus amigos sin complicaros mucho la cabeza. Es barato, fácil de conseguir y se adapta bien a tu estilo de juego, sin duda, un videojuego ejemplar en su categoría.


Positivo

  • Muy divertido
  • Buena aportación al género
  • Buen desarrollo
  • Buenos puzzles de todas las dificultades
  • Multitud de objetos que hacen que tu juego sea diferente al de otros

Negativo

  • Unirse a partidas y similares mal llevados
  • La cantidad de cargas en el modo individual
7

Bueno

Política de puntuación