Análisis Last Days of old Earth

PC
 

De manos del estudio independiente Auroch Digital llega de forma exclusiva a nuestros PCs Last Days of Old Earth. Tal vez os suene este título, y es que aquí en la web ya pudimos probar una versión temprana del título hace unos cuantos meses, gracias a la cual pudimos traeros nuestras impresiones. Ahora, tras unos meses más de desarrollo en el que los responsables han estado puliendo los fallos y mejorando algunos aspectos con ayuda del feedback de la comunidad, el título llega al mercado en su versión final. Last Days of Old Earth apunta alto, buscando ser el sucesor espiritual del aclamado Armaggedon Empires pero, ¿lo conseguirá? Acompañadnos en este análisis para descubrirlo.

Last-days-of-Old-earth-logo

Estrategia 4X, cartas y un poco de azar

Last Days of Old Earth es un título que se presenta a sí mismo como un juego de corte muy clásico, en el que movemos nuestras piezas a lo largo de un tablero mientras tratamos, aprovechándonos de todo lo que tenemos a nuestro alcance, de derrotar a nuestro enemigo. Esta obra de Auroch Digital se enmarca dentro del género de la estrategia 4X por turnos, es decir, una estrategia basada en explorar el mapa (un tablero de casillas hexagonales), extender el territorio que dominamos, explotar los recursos y exterminar a todos nuestros rivales (aquí las cuatro -x); todo ello por turnos en los que debemos planificar bien tanto nuestros movimientos como anticiparnos a los del rival.

Pero, además de esta estrategia clásica por turnos, el juego incluye un interesante sistema de cartas. Todas las unidades necesarias para entablar los combates vendrán en cartas que debemos ir sacando de nuestro mazo y jugando en el tablero. De esta forma podremos crear los diferentes ejércitos que conformen tanto nuestro ataque como nuestra defensa. En cada uno de estos ejércitos tendremos un héroe (cartas especiales) que no sirve para atacar, pero proporciona ventajas gracias a sus habilidades a todas las tropas que lo acompañen, y las propias tropas. La capacidad de llevar más o menos aliados depende completamente del héroe y no del tipo de tropa que llevemos, haciendo así que podamos pensar exactamente a qué queremos dedicar cada ejército. Y esto es importante, ya que, al igual que cada héroe tiene su habilidad, cada tropa tiene unos atributos especiales que la hace ideal para atacar, defender o explorar.

Last Days of old Eart Areajugones (5)

Claro que, las acciones que estamos comentando no son gratis; y para ello tenemos los recursos y Puntos de Acción. Los puntos de acción, que se restablecen al comienzo de cada turno, son los que nos permitirán realizar todas las acciones como jugar una carta, mover a nuestras tropas o coger una carta de nuestro mazo. Por su parte, los recursos sirven para situar en un ejército a nuestras tropas, así como para comprar dados de iniciativa (a continuación explicaremos de qué se tratan); y los conseguiremos a través de construir ciertas edificaciones en lugares concretos del mapa.

Por otro lado, como ya ocurría en Armaggedon Empires, a todo esto se le añade un toque de azar, y no solo en las cartas que cogemos del mazo, sino en todas las mecánicas. De principio, para decidir qué jugador juega primero en cada turno se lanzan dados de iniciativa con una “cara” y una “cruz”; el jugador que más caras tenga, será el que empiece. Sin embargo, para dar pie a la estrategia, se permite que antes de tirar los dados cada jugador intercambie los recursos que desee por más dados, aumentando así las probabilidades de obtener más caras que el rival y, por tanto, jugar antes (el hecho de ser el primero también proporciona un extra en los Puntos de Acción).

Tras todo esto, cuando empezamos a entender cómo funciona el universo de Last Days of Old Earth, llegamos al ingenioso y divertido sistema de combate, que es básicamente una batalla táctica como si de cartas se tratara. En cada combate tenemos a nuestras tropas situadas en dos líneas: la primera línea es la que destinaremos a aquellos personajes que puedan atacar y recibir daño, mientras que la retaguardia será el lugar para colocar a las tropas de apoyo que proporcionen ventajas al resto, pero que no pueden atacar. A la hora de hacer daño, también entra en juego el azar, lanzando tantos dados como puntos de ataque tiene cada tropa y haciendo tanto daño como caras saquemos con los dados. Sin embargo, los personajes que cuenten con puntos de defensa lanzan también dados (tantos como puntos de defensa) al ser atacados y absorben el daño que indiquen las caras obtenidas. A esto hay que sumar la fé, que nos permite voltear uno de los dados para tener más defensa o daño en un instante concreto; claro que, hay que vigilar cuándo la usamos y reservarla para momentos importantes, y es que los puntos de fé son bastante escasos.

Last Days of old Eart Areajugones (7)

Todo esto resulta bastante complejo de explicar y, lo cierto es que no es demasiado fácil acostumbrarse a todo ello y tenerlo en cuenta pero, yendo a lo que realmente importa, ¿resulta divertido? La respuesta es un sí rotundo. Se trata de un sistema complejo, que no va a tender la mano a ningún jugador (ni siquiera tras completar el tutorial del que os hablaremos más tarde) pero que, en los niveles de dificultad más altos, puede suponer todo un reto para el más experimentado; sin olvidar los niveles de dificultad bajos para los principiantes en el género. Además, una buena decisión de diseño ha sido el hecho de poder resolver cada combate con una pelea automática, evitando lo tedioso de entrar en el modo de pelea y realizar ataque tras ataque contra un ejército que ya tiene la batalla ganada o perdida antes de empezar.

Una sola estrategia, varios modos de juego

Uno de los puntos en los que el título más ha cambiado desde que lo probáramos en su fase de desarrollo es precisamente en la inclusión de modos de juego. Por un lado, como modo de juego principal y siendo novedad frente a la versión prematura del título, tenemos el modo campaña. Aquí es donde Last Days of Old Earth muestra su mayor arsenal, presentándonos una interesante historia en la que el mundo se encuentra al borde del colapso; las guerras entre humanos (Skywatchers) y Autómatas y el desvanecimiento del Sol hacen de la Tierra un terreno hostil en el que debemos luchar para sobrevivir y alcanzar el ecuador, la única zona del planeta con temperaturas soportables. La narrativa discurre a lo largo de varios niveles o actos, siendo cada uno de ellos una partida que debemos superar para poder avanzar al siguiente. A pesar de que la historia como tal no es demasiado interesante, los diferentes niveles sí que animan a continuar jugando. Por su parte, la curva de dificultad está bien lograda, notándose el aumento de dificultad nivel tras nivel, pero sin picos ni subidas exageradas, ya que nuestro mazo, y por tanto armamento, también aumenta tras cada partida.

Last Days of old Eart Areajugones (14)

Además de esta campaña, tenemos otros modos de juego secundarios, pero que igualmente pueden ofrecer mucha diversión, como es el caso del multijugador, en donde lucharemos contra otros jugadores de alrededor del mundo en interesantes partidas. Por desgracia, al tratarse de un título pequeño con un público objetivo tan pequeño, no hay demasiada gente conectada (al menos cuando hemos intentado jugar) y nos ha llevado unos minutos encontrar una partida. También existe el modo escaramuza, en donde podremos echar partidas con algunos ajustes personalizados contra la IA, con el fin de mejorar nuestras habilidades.

Un último modo muy importante es el Tutorial, el cual es completamente indispensable para todos los que sean nuevos en el género. Sin embargo, a pesar de que a través de este tutorial podemos aprender las mecánicas básicas, se echa en falta algo más, que se nos explique cómo funciona el juego y qué es lo recomendable para ganar ya que, aún sabiendo aplicar las mecánicas, nos llevará un buen puñado de horas entender cómo debemos usarlas para aprender a jugar realmente a Last Days of Old Earth.

Sin adornos innecesarios

Técnicamente, Last Days of Old Earth es un juego que apuesta por una estética muy minimalista, con unos mapas y personajes creados con una carga poligonal bastante baja, pero que, sin ser visualmente espectacular, le da bastante personalidad gracias a su cuidado aspecto artístico. En cuanto a la banda sonora y efectos de sonido nos encontramos más de lo mismo, temas simples que no buscan llamar la atención ni ser los protagonistas, sino simplemente estar de fondo amenizando todos los pensamientos e ideas que tenemos en la cabeza mientras intentamos derrocar al ejército de Autómatas.

Este minimalismo tanto en lo visual como en lo sonoro encaja perfectamente con el juego, que busca sobre todo centrarse en ofrecer una jugabilidad acorde a lo que los fans del género buscan, sin intentar incluir adornos o florituras que puedan hacer tediosa o recargar una experiencia que, sin ellos, es realmente buena.

last-days-of-old-earth-banner

Cabe destacar que, actualmente, el título solo está disponible en inglés, pero según nos han comentado personalmente los responsables del proyecto, el idioma castellano llegará a través de una actualización que hará su aparición más pronto que tarde.

Conclusiones

En definitiva, Last Days of Old Earth es un buen título del género; pero no es un título para nada amistoso. Si no sois aficionados al género o no tenéis demasiada experiencia, no esperéis que los chicos de Auroch Digital os tiendan la mano para adentraros en este juego; más bien lo que sentiréis es que el juego os patea una y otra vez hasta que logre echaros y que sintáis la frustración de haber jugado casi 10 horas y no entender qué narices estáis haciendo mal.

Last-days-of-Old-earth-3

Si por el contrario sois fans del género, Last Days of Old Earth es una muy buena opción que puede ofrecer un reto  y muchas horas de diversión. Tal vez algunas decisiones aleatorias resulten un poco frustrantes, pero cuando te acostumbras a no dar nada por sentado y saber que cualquier combate se puede perder, comienzas a disfrutar de un juego que, sin ser una obra sobresaliente, ofrece mucho contenido y de calidad.


Positivo

  • La estrategia y cartas funcionan bien juntas
  • Supone un reto para cualquier jugador
  • Varios modos de juego divertidos
  • Ofrece una duración más que considerable

Negativo

  • No es nada amigable; si no eres fan del género ni te plantees su compra
  • El azar a veces puede resultar frustrante
  • Se echan en falta mapas más grandes
7

Bueno

Política de puntuación

Víctor Rodríguez
Videojuerguista desde siempre. Fan incondicional de Fallout y Star Wars y amante del RPG viejuno. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Ah, y me gustan los números.