Análisis LEGO Jurassic World

iOS PC PlayStation 3 PlayStation 4 PlayStation Vita Wii U Xbox 360 Xbox One
 

Hay pocas cosas en las que no se haya metido LEGO aún. Sus adorables muñecos traspasaron hace años la barrera de lo digital y cada año podemos disfrutar de alguna entrega nueva de esta simpática saga. Ahora, gracias al estreno de la última película de Parque Jurásico, nos llega LEGO Jurassic World.

TENEMOS UN TYRANNOSAURUS

Aunque el juego se llame LEGO Jurassic World, nos ofrece mucho más que una adaptación en LEGO de la última película de dinosaurios. Nos dan la oportunidad de poder jugar toda la saga jurásica controlando a los juguetes en cuestión.

Esto está muy bien, debido a que hacer un juego únicamente de una película (teniendo toda una saga a las espaldas) no habría sido suficiente. En cambio, al traernos las cuatro películas, se nos ofrecen más horas de juego. Algo a lo que los jugadores habituales de LEGO ya están acostumbrados.

Entrando en los temas técnicos, hay que dejar claro que se trata de un juego de LEGO, así que no podemos esperar algo tremendo. Solo se puede aspirar a que las piezas que componen el juego se vean bien, algo que cumplen sobradamente desde la generación pasada de consolas. Hay que decir que no se observa casi ninguna mejora respecto a juegos anteriores de la saga. Tampoco hay un gran margen para la mejora. Las piezas son piezas, los muñecos, muñecos y los escenarios, siguen estando formados por una parte de piezas y por otra de escenario típico de juego.

Se podría decir que se ha mejorado algo la iluminación, siendo los escenarios mucho más luminosos que en los juegos de Batman, por ejemplo. Aunque las pantallas nocturnas se siguen viendo mejor. Por ejemplo, la escena en la que el Tyrannosaurus se escapa de su alambrada en la primera película, con la lluvia, los truenos y el bicho aplastando el coche con sus poderosas patas, es mucho más espectacular que otras escenas diurnas.

lego-jurassic-world-Tyrannosaurio

Donde realmente se ve una mejora es en las animaciones de los personajes. Siempre han estado bastante bien, pero esta vez todo se ve realmente fluido. Ya sea por estar realizando una acción tan corriente como andar o por estar haciendo una de sus habilidades, ellos se mueven mejor, hecho que se traspasa al mando con bastante acierto.

Además, han introducido nuevas animaciones en las que los personajes estarán acongojados por la situación. Por ejemplo, en la escena de los velocirraptores en la hierba alta en El mundo Perdido, los muñecos no paran de temblar y de morderse las uñas, con unas expresiones de miedo absoluto (aunque luego les endiñan bien fuerte a los dinosaurios). Son toques que, jugablemente no aportan nada, pero hacen que sientas algo más allá del humor característico de la serie.

lego-jurassic-worldPero no todo son mejoras, hay algunos patinazos interesantes a nivel gráfico. Por un lado, tenemos los fondos, que parecen claramente de otra época. A veces demasiado genéricos, enseñando una selva normal y corriente que podrían haber metido en LEGO Indiana Jones. Otras veces, son más originales pero su calidad gráfica deja bastante que desear, teniendo incluso un grano añejo, como si fuese una película antigua. No queda realmente bien (sobre todo porque se nota demasiado el cambio entre los fondos y el primer plano) y hace que nos preguntemos si realmente se han esforzado mucho en los fondos.

Otro error gráfico, que este redactor no recuerda que ocurriese en anteriores juegos de LEGO, es que en el mundo abierto la cámara a veces se acerca tanto que nos hace imposible interactuar con nada. Lo hace de manera arbitraria y solo se puede solucionar cambiando de personaje, si este otro personaje no está muy cerca del muñeco que tuvo el fallo. No es muy sangrante, dado que se resuelve fácil, y solo ocurre en el mundo abierto, donde no hay peligro. Pero es engorroso y queda muy mal.

Por último, también hemos podido comprobar que los personajes se pueden quedar atorados en algún lugar de los escenarios. No ocurre mucho, pero tampoco será raro ver como uno de nuestros protagonistas se queda atrapado entre varias piezas de LEGO, sin poder romper ninguna porque el personaje ha entrado en una animación de caída continua. Es un fallo más difícil de salvar y ocurre en las misiones, con lo que más de una vez tendremos que volver al punto de control anterior, para poder realizar bien la escena. No pasa mucho, pero cuando ocurre es muy hiriente y no le hace ningún favor al juego.

BIENVENIDOS, A JURASSIC PARK

Ellos lo saben, tienen una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine y la utilizan todo lo que pueden. John Williams nos regaló una serie de temas inolvidables, llenos de épica y emoción que nos trasladan a unas islas en las que existen lagartos gigantes. En este sentido, el juego es muy bueno, dado que poder revivir las escenas más importantes de cada película con su correspondiente temazo, es toda una delicia.

Respecto al doblaje, está completamente en castellano y no han conseguido a todos los actores de doblaje españoles de las películas originales. Tal vez porque se hayan jubilado o porque no querían trabajar. El hecho es que las nuevas voces, aunque bien implementadas, no son las mismas. Hay que decir que no hacen más que utilizar frases directas de los guiones originales, así que, aunque la voz no es la misma que recordamos, las frases son idénticas. De hecho, nos ha sorprendido que casi nada de lo que se dice en el juego está fuera de los libretos originales.

lego-jurassic-world-3

Respecto a los sonidos, también han cogido parte de las películas y los clásicos sonidos de la saga LEGO. Es impactante volver a escuchar el rugido de un tyrannosaurus rex como en las películas y, al mismo tiempo, escuchar el simpático sonido que hacen las piezas cuando las destrozamos y reconstruimos los restos. Se destacan los sonidos de los animales, que están sacados de las películas. Los velocirraptores siguen sonando como delfines afónicos, así que todo está bien.

No hay ningún fallo en este apartado, salvo el hecho de que tal vez se podrían haber incluido más sonidos, pero no es nada grave. Gracias a esa banda sonora y los sonidos de los dinosaurios, nos hace sentir de nuevo como si estuviéramos viendo las películas.

NI SE OS OCURRA MOVEROS

En un juego de LEGO, la jugabilidad es muy sencilla de explicar. Nos movemos con varios personajes por los diferentes niveles, todos ellos con habilidades únicas que nos permiten atravesar los diferentes puzles que nos presenta el juego. Durante la resolución de estos problemillas, vamos recolectando piezas para poder comprar en el futuro nuevos personajes (o vehículos) que aumenten nuestra colección. Además, al conseguir nuevos personajes, podremos utilizar sus habilidades para desbloquear nuevos coleccionables en el modo libre de las pantallas que ya hayamos superado.

LEGO-Jurassic-world-2Todos los juegos de LEGO son así de sencillos. En la saga de Batman introdujeron a personajes con superpoderes y un mundo abierto muy amplio que nos invitaba a investigar toda Gotham. Algo similar ocurrió en LEGO Marvel, solo que en vez de Gotham, se contaba con la ciudad de Nueva York. Entonces, ¿qué nos podemos esperar de LEGO Jurassic World? Pues no tenemos personajes con superpoderes, pero sí que tenemos cierta libertad para recorrer todas y cada una de las islas que aparecen en las películas. Desde el principio, tras un breve tutorial, nos llevarán a la isla Nublar, lugar donde está el primer Parque Jurásico. Allí nos dejan optar por la primera película, para hacer toda la saga entera o ir directamente a Jurassic World, para saltarnos los prolegómenos y lanzarnos a la última aventura de los dinosaurios. Esto está muy bien, ya que puede haber alguien que prefiera saltarse las tres primeras películas.

Metidos en harina, cada película contara con cinco niveles jugables, con una duración de unos 15-20 minutos cada una, algo más si se buscan los coleccionables. Tiene algunas cosas buenas respecto a anteriores títulos. Para empezar, ningún personaje tiene demasiadas habilidades. En los juegos de Batman y de Marvel, tanto Batman como Iron Man tenían demasiadas capacidades, que hacían que pudieran pasarse medio juego ellos solos. En cambio, en Jurassic World cada personaje cuenta con una o dos habilidades como mucho. Esto hace que siempre tengamos que cambiar de personaje y debamos hacer que cooperen continuamente. Nos ha recordado mucho a los juegos “clásicos” de LEGO, como LEGO Star Wars o LEGO Indiana Jones.

También hay muchos personajes para seleccionar, con algo más de cien. Es cierto que muchos de ellos son personajes genéricos como “Encargado de mantenimiento de Jurassic Park” o “Genetista de Jurassic World”, pero también están todos los protagonistas de las cuatro películas. De hecho, los protagonistas, aunque son buenos personajes, no son totalmente autosuficientes y necesitarán de secundarios o trabajadores del parque para encontrar los coleccionables más escondidos.

Además de los niveles en los que se divide el juego, entre pantalla y pantalla podremos explorar las islas con cierta libertad. Estas no son muy grandes y, de hecho, son caminos que llevan de un nivel a otro, pero hay diferentes problemas a resolver. Podemos encontrarnos a trabajadores del parque en peligro, que debemos salvar. También podemos encontrarnos con dinosaurios enfermos que necesitan de nuestra ayuda para ponerse sanos, lo que hará que luego podamos seleccionarlos para jugar como ellos. También hay carreras y bloques de LEGO ocultos. Así que hay bastantes cosillas que hacer, aunque son recados que nunca os llevarán más de cinco minutos si tenéis al personaje adecuado, pero son divertidas de hacer y desbloquean nuevas opciones para nuestra colección.

lego-Jurassic-world-4Ahora bien, aunque todos los niveles están bastante bien construidos y aprovechan bien nuestras capacidades, tienen sus fallos. Para empezar, a pesar de que el juego mantiene la comicidad típica de los juegos de LEGO, hay algunas pantallas que son directamente aburridas. Por ejemplo, la escena del laboratorio de genética de Parque Jurásico 3, cuando se van a enfrentar a los velocirraptores, es lenta y los puzles algo repetitivos. Es cierto que la tercera parte es posiblemente la peor de la saga (y eso se nota en sus pantallas) pero justamente esa escena es de las más activas y podrían haber aprovechado mejor ese momento. Curiosamente, una de las escenas de sigilo de la misma película, es mucho más entretenida y activa.

Aunque posiblemente lo mejor de todo el juego son sus momentos de sigilo y tensión, ya que se supone que un dinosaurio podría acabar fácilmente con los protagonistas, aunque luego nos enzarzamos en un combate cuerpo a cuerpo con ellos sin ser dañados en absoluto. Ese es otro de los fallos del juego. Todo es excesivamente fácil. Es posible que estemos ante el juego de LEGO más sencillo de todos y eso hace que el juego pueda hacerse aburrido en algún punto. Es cierto que esta saga no se caracteriza por su dificultad, pero en esta ocasión han pecado de simples.

Por lo demás, aunque el juego sea demasiado sencillo y el mundo abierto en realidad son pasillos, su concepto clásico hará que muchos disfruten del título. Además, otra de las cosas nuevas que han metido son los dinosaurios, que se pueden controlar. Su tamaño hace que el concepto de juego pueda cambiar, pero, por desgracia, la mayoría de los dinosaurios solo sirven para embestir ciertos objetos o destrozarlos con un ataque concreto. Hay algún minijuego que les concierne, pero nada destacable. Las mejores escenas con dinosaurios son las persecuciones, pero en ellas encarnamos a los protagonistas huyendo de un depredador. Estas escenas son divertidas y nos recordarán a Crash Bandicoot, cuando era perseguido por un oso polar. Por desgracia no son muchas y es básicamente imposible que el dinosaurio en cuestión nos dé caza. De nuevo, la excesiva sencillez merma un poco el juego.

¿CUÁNTO TIEMPO DURA EL TRAYECTO?

20 niveles, a una media hora cada uno, más explorar un poco las islas, pues no es mucho la verdad. Haceos a la idea de que posiblemente sea el juego de mundo abierto de LEGO más corto hasta la fecha y eso le resta puntos. Las pantallas las repetiremos como mucho una vez para encontrar todos los secretos y las islas no son especialmente grandes ni tienen multitud de caminos, con lo que atravesarlos y resolver todos sus problemas tampoco nos llevará mucho.

Tal vez el juego pueda durar 20 horas, en caso de buscar el 100 %. Esta cifra es escasa para lo que suelen ser los juegos de LEGO. Pero el camino es divertido, aunque algo simplón. Tal vez se podría haber alargado la vida del título si se hubieran salido un poco de las películas. Llevan estas demasiado a rajatabla y, aunque para los más fanáticos esto será una blasfemia, si hubieran creado momentos nuevos, el juego habría crecido y tenido más oportunidades y duración.

El viaje no es especialmente corto, pero sí que sabe a poco. Por lo menos es divertido y puedes explorar la isla con multitud de personajes a cada cual más curioso, aunque tengan nombres de simples trabajadores.

Lego-Jurassic-World conclusiones

CONCLUSIONES

LEGO Jurassic World es un buen juego de LEGO, pero baja el listón respecto a lo que nos tenía acostumbrados. El juego es divertido, pero peca de sencillez. No es corto, pero tiene menos horas de duración que casi el resto de juegos de LEGO. Su jugabilidad más clásica agradará a muchos que no se acostumbraban a volar por escenarios enormes, en cambio a otros les decepcionará.

Es un juego lleno de contrastes con algunos momentos realmente buenos. Esta totalmente recomendado a aquellos fanáticos de la saga de Jurassic Park y también a los amantes incondicionales de los juegos de LEGO.

El juego salió a la venta el día 12 de junio de 2015 para todas las plataformas.


Positivo

  • Poder jugar toda la saga
  • Los niveles están bien construidos
  • Todos los personajes son útiles y ninguno está por encima de los demás
  • Controlar a los dinosaurios
  • Explorar las islas

Negativo

  • Juego excesivamente sencillo
  • Es el LEGO más corto de los últimos años
  • El mundo abierto en realidad no lo es tanto, incluso es pequeño
  • Las pantallas de la tercera película son peores
7.3

Bueno

Política de puntuación