Análisis Mayan Death Robots

PC
 

Reinventar un género tan querido y con un público tan acérrimo como el de los juegos de Artillería es harto complicado, y siempre entraña riesgos. Aun así, Sileni Studios se ha lanzado a la  aventura y ha creado una obra que bebe de clásicos como Worms, pero que apunta a ser una pequeña revolución que mezcla diversión, mecánicas sencillas y partidas frenéticas.

Avalado por la audiencia, como demuestra haber ganado el Indie Prize en 2014, Mayan Death Robots viene para intentar darle una vuelta de tuerca al género, de la mano de un estudio joven, fundado en 2012, y que nos ha permitido probar este título que a continuación os desgranamos.

Manejando máquinas mortales

Nada más empezar, lo primero que haremos será configurar las teclas con las que jugaremos. En casi todos los juegos de hoy día se pueden configurar los controles, pero que lo hagas nada más empezar y antes incluso de ver el  menú principal remarca la importancia de elegir bien para que el manejo sea lo más preciso e intuitivo posible.

Mayan-Death-Robots-Screen

Podremos controlar las acciones tanto con el teclado como con un mando y, aunque ambas opciones son más que válidas el juego parece querer pedirte que apuestes por un joystick, ya que aporta más sensibilidad a la hora de moverse por la pantalla. El título está pensado para que lo jueguen dos personas, todo de manera local y sin posibilidad de jugar en línea, así que si no se tienen mandos habrá que pensarse muy bien como colocar las teclas para que no os molestéis con vuestro “rival”.

Dicho todo lo anterior, en total no son más que seis teclas para controlar todo, así que no tendréis que buscar combinaciones rocambolescas en ningún caso. Quien se complique, será por que quiera.

Una partida entre dioses mecánicos

La idea es bien simple, o al menos su premisa de partida. Destruye el núcleo del rival antes de que el rival destruya el  tuyo. Sencillo, ¿no? Antes de nada, tanto nosotros como la máquina escogemos entre una lista de 10 personajes, 4 de ellos desbloqueables. Cada personaje tiene dos habilidades únicas, además de otras dos que son comunes. Todos tienen las opciones para dar un salto, que sirve como única forma de movimiento, o para construir, una habilidad que dota a los combates de un nuevo plano de profundidad y que permite que explotemos toda nuestra capacidad estratégica, más allá de destruir cosas. Construir será tan sencillo como colocar bloques de Tetris, literalmente, y el número de bloques que podremos crear dependerá del momento. Comenzará siendo solamente uno al principio de la partida, pero irá aumentando en un bloque cada turno hasta llegar a los cinco máximo, aunque tan pronto construyamos volveremos a tener sólo uno disponible.

Mayan-Death-Robots-Screen

En cuanto a las habilidades principales de cada personaje, se tratan básicamente de dos armas que cambian dependiendo del robot que se ha elegido. La variedad es notable, teniendo disponibles desde misiles o granadas, hasta piedras o rayos caídos del cielo. Las diferencias entre unas armas y otras son clave a la hora de elegir qué personaje utilizar, y nuestro estilo de juego será quien determine la elección, más allá de lo que nos guste uno u otro visualmente.

Además de las cuatro opciones ya mencionadas, existe una quinta que aparece en forma de ayuda adicional, y que aparece aleatoriamente durante la partida. Mediante una ruleta que aparecerá por arte de magia en pantalla, conseguiremos armas con una potencia abrumadora, como una andanada de misiles o una granada que se divide en varias al impactar.




Una vez en combate, nuestro objetivo es una caja que se encuentra en la mitad del mapa rival, y que hay que destruir ya sea bombardeándola, golpeándola o lanzándola al vacío. Nuestros enemigos serán un robot con muy mala leche, un grupo de mayas que casi sin hacer ruido te pueden complicar la vida, y la posibilidad de caer a un vacío frío y mortal. El escenario determinará nuestra estrategia muchas veces, así que al principio perderemos bastantes partidas, hasta que aprendamos a sacarle partido. Si bien los escenarios son variados, se echa en falta un mayor número de ellos, ya que durante la campaña repetiremos varias veces en todas las arenas posibles. Incluso siendo pocos a nuestro juicio, los que hay son bonitos y ofrecen diversión para bastantes horas.

Las partidas se desarrollan en turnos cortos y que avanzan inexorables siguiendo un reloj que hay en la parte superior, así que muchas veces habrá que ser rápido si queremos sacarle partido a la jugada. La fórmula dota al título de un dinamismo brutal, y no habrá partida en la que no te acabes arrepintiendo de haber escogido un arma o de no haber cambiado de posición.

En la variedad está el gusto

Ahora toca valorar uno de los puntos negros del juego, la cantidad de modos que ofrece. En sí, todo se resume a jugar contra la IA en la campaña o en una partida rápida, o bien jugar contra un amigo en los ya mencionados modos, además de un pequeño modo extra para desbloquear algo de contenido especial.  Y aunque la duración de la campaña puede alargarse dependiendo de la habilidad de cada uno, normalmente seremos capaces de terminarla en un día de juego en serio.

Mayan-Death-Robots-Screen8El potencial del título, en cuanto a horas de diversión, radica sobre todo en jugar contra un amigo hasta hartarse a reír viendo cómo vuestros robots vuelan por los aires. Y la verdad es que en un momento en el que el multijugador local, el de toda la vida, pasa por horas bajas, alegra tener un juego para echar unas partidas rápidas en nuestra biblioteca.

Gráficamente, Mayan Death Robots luce bonito, con una paleta de colores viva y llena de variedad, y con unos efectos de iluminación que ayudan a embellecer los escenarios. El juego es completamente en 2D, como muchos títulos indie de la actualidad, pero personalmente se agradece que no utilice el estilo pixel art por el que apuestan muchos de estos juegos y nos ofrezca unos modelos bien llamativos y definidos. Más de una vez elegiremos a un personaje por su diseño, que está cuidado al detalle en todos y cada uno de los casos.

Mayan-Death-Robots-Screen

En cuanto al apartado sonoro, los efectos de las explosiones, los golpes y demás son correctos y ofrecen una variedad suficiente. No así la música, repetitiva y que pasa totalmente desapercibida. Cuando llevemos un rato acabaremos silenciándola y poniendo la nuestra propia.




CONCLUSIONES

En opinión de un servidor, Mayan Death Robots es un juego divertido, muy divertido si se juega contra un amigo de hecho. Las partidas son dinámicas, pudiendo cualquier error condenarte al fracaso más estrepitoso. Si bien la duración no es la deseada y teniendo la campaña escasa rejugabilidad, más de una vez pondréis el juego simplemente por el placer de echar una partida y desconectar.

El título de Sileni Studios es, en definitiva, una pequeña revolución para el género de artillería más clásico y un soplo de aire fresco que, sin embargo, puede no tener las fuerzas para terminar de desterrar a sus hermanos más tradicionales. Aun así, cualquiera que guste del género sabrá apreciar las nuevas ideas y cualquier profano sabrá apreciar las tremendas dosis de diversión inmediata que destila.


Positivo

  • Diversión inmediata y en buena dosis
  • Estilo artístico cuidado
  • Controles sencillos y precisos
  • Multijugador local en PC, algo que escasea

Negativo

  • La duración de la campaña es muy escasa
  • Puede hacerse repetitivo
  • Poca variedad de modos de juego
7.5

Bueno

Política de puntuación

Josu Xabier A.
Pruebo cualquier cosa con píxeles. Si es japonés o tiene un toque rolero, soy tu hombre. Cine y series cuando descansa el teclado. Tonteo en @IndieJSTX