Análisis Nihilumbra

PlayStation Vita
 

Tras su salida para la plataforma de IOS en 2012 y una versión para Steam un año más tarde, ahora le llega el turno de recibir este título a PlayStation Vita. Nihilumbra a pesar de que en su primera versión pasó un poco desapercibida, tuvo muy buena acogida tras ser remasterizada para ordenador y ahora intenta hacer lo mismo con la consola portátil de Sony.

Beautifun Games trata con este juego de mezclar la historia de nuestro personaje a la par que vamos resolviendo los puzzles en este entretenido plataformas de scroll lateral. Ya que, mientras vamos avanzando en el nivel, su narrador (doblado al inglés), nos irá contando sus propias reflexiones. Narrador que a su vez, puede ser el mismo personaje que controlamos según los creadores del título.

photo_2015-01-28_09-39-54

El vacío viene a por nosotros

Cuando comenzamos el juego nos pondremos en la piel de una pequeña bola negra que ha nacido en medio del vacío (llamada Born en la galería desbloqueable).

A medida que vamos avanzando en los niveles, o más bien huyendo del Vacío que intentará destruirnos al final de cada nivel por el lado izquierdo de la pantalla, el protagonista va evolucionando y llenándose de experiencias, dándonos a entender que de la nada y con esfuerzo podemos llegar a ser algo o alguien.

Es una historia con trasfondo, que si nos lo proponemos, podremos pensar y plantearnos qué nos quiere decir o qué hay detrás de las palabras que estamos leyendo.

Una vez que hemos comenzado a ponernos en la piel de nuestro protagonista, empezaremos a utilizar una serie de colores representativos de cada zona como habilidades o poderes. Tendremos que interactuar con el escenario aplicando dichos poderes para poder avanzar en la fase, ya sea aplicar el color verde para generar césped y poder así rebotar y alcanzar lugares más altos, como aplicar el color amarillo y poder conectar diferentes maquinarias que nos ayudaran en nuestro avance en el nivel.

El control para cambiar de color está bien adaptado ofreciendo diversas posibilidades para ello. Podemos, o hacer uso de la pantalla táctil en la cual desplegaremos el árbol de color (a elegir táctilmente), o pulsar el botón triángulo que también nos permitirá cambiarlo de esta manera. Por otro lado con los gatillos R y L podremos ir pasando de un color a otro.

AshDesert3

Se podría decir que el modo historia es como un gran tutorial, en el cual, aprendemos a familiarizarnos con los colores y a darles uso a todos ellos, ya que cuando acabemos el juego se acerca el verdadero reto desbloqueando un nuevo modo de juego.

El apartado gráfico en los niveles no destaca por un resultado demasiado llamativo, que aún manteniendo un estilo sobrio en todos los niveles, no llega a “brillar” ni sobresalir como un apartado distinguido. Cumple lo justo y necesario para hacer jugable el título, pero es un factor que si se hubiera llegado a mejorar hubiera hecho enriquecer (al menos de manera visual) al resto del juego.

B7uG1J3CUAAUlCY

El diseño tanto de los niveles como de los enemigos quizás no llegue a resultar monótono ya que no acabas estando mucho tiempo en las diferentes fases, siempre y cuando no se te atasque un puzzle en el camino. La curva de dificultad va aumentando sutilmente en los primeros niveles ya que vamos poco a poco cogiéndole soltura a los colores, pero cuando tenemos varios colores y encima nos meten prisa debido a, por ejemplo, la subida del nivel de la lava hace que las cosas se nos compliquen y tengamos que reaccionar mejor a cada acción.

La banda sonora se hace un buen hueco en el título ya que, junto al estilo del apartado gráfico y la excelente voz del narrador, hace que exista una buena combinación con el resto del juego permitiendo adentrarte totalmente en él y tener una mejor experiencia como jugador.

Después del final

Una vez que hemos finalizado el juego la cosa no acaba ahí, se desbloqueará un nuevo modo de juego llamado “Modo Vacío”, donde rejugaremos los mismos niveles de la historia pero con un añadido de dificultad bastante elevado (aparición de un mayor número de enemigo y limitaciones en la utilización de colores).

Además de los trofeos que tiene el título para PlayStation Vita, dentro del propio juego proponen una serie de desafíos (que algunos coinciden directamente con los trofeos) que hacen que tengamos que rejugar bajo ciertas condiciones si los queremos. Tras ir consiguiendo desafíos desbloquearemos una serie de contenido extra del juego que podremos ver en el menú principal en la sección de Galería de arte como bocetos, ilustraciones, concept art, etc.

photo_2015-01-28_09-40-01

Conclusión

Si no habías tenido la ocasión de jugar a Nihilumbra y tienes tiempo, ya que pasarse la historia no te llevará más de 3 horas, estás ante una muy buena versión para hacerlo. Podremos jugarlo cuando queramos, ya que a medida que vamos realizando las zonas se irá guardando el juego y podremos comenzar en la parte del mundo que queramos o hayamos llegado.

El control es sencillo e intuitivo, además cuando se lleva ya un tiempo jugando se va cambiando de color casi de manera automática.

Quizás para el “Modo Vacío” la incorporación de algún otro escenario nuevo hubiera sido mejor, pero dado que los puzzles se van complicando cada vez más es algo que se agradece como reto propio para poder pasarte el juego con este añadido de dificultad.

Pero, a pesar de que esta es una nueva versión, aún tiene algunos defectos y es que PlayStation Vita tampoco es todopoderosa y la resolución de pantalla hace que algunas letras den la impresión de estar un poco desenfocadas aparte de algunos fallos como poder pasarse algunos niveles por encima del propio escenario.

Versión analizada PlayStation Vita


Positivo

  • El control del juego combinando la pantalla táctil con los botones
  • Correcta ambientación
  • El diseño de los puzzles

Negativo

  • Aun sigue habiendo algunos fallos
  • El diseño no gustará a todos
6

Jugable

Política de puntuación