Análisis Rise of the Tomb Raider

Xbox 360 Xbox One
 

El reboot de Tomb Raider en la pasada generación se descubrió como un verdadero juegazo. Una historia bien hilada unida a una jugabilidad muy bien aprovechada. Cierto es que miraban directamente a los títulos de Uncharted, pero no nos impidió disfrutar de una aventura que contaba los orígenes de una de las grandes figuras de los videojuegos y que se centraba en la supervivencia.

Ahora llega Rise of the Tomb Raider, la secuela del juego de Crystal Dynamics en el que volvemos a encarnar a Lara Croft en una nueva aventura basada en la última investigación de su difunto padre ¿Es un juego tan bueno como su predecesor?¿Han mejorado en algo o ha sido continuista? Os lo contamos todo a continuación.

La leyenda habla de una ciudad entre las montañas

Comenzando con los aspectos técnicos del juego, el ámbito visual del mismo tiene muy buen nivel. No estamos hablando de algo totalmente puntero, pero sí que se aprovecha muy bien el motor del juego. Nuestra protagonista tiene unas facciones muy bien definidas, pudiendo ver su rostro y sus gestos en todo momento, con una calidad bastante alta. Aunque esto sucede con todos los personajes que tengan un mínimo de protagonismo en el juego. La verdad es que están muy bien hechas sus caras, pero también sus movimientos. Han hecho un gran trabajo en este apartado haciendo que los vídeos (que están hechos íntegramente con el motor del juego) parezcan parte de una película.

rise-of-the-tomb-raider-6

Nos gustaría destacar lo bien que están tratados algunos elementos del juego, como el pelo de Lara, que se mueve de forma completamente independiente y realista. Si hace viento, se mueve con el viento, si Lara gira la cabeza, la coleta se deslizará suavemente por sus hombros. Está muy conseguido aunque sea un detalle pequeño. Pero esto también ocurre con otros elementos, como por ejemplo la nieve o el agua, que se mueven de manera realista. Esto nos permite ver que vamos dejamos surcos en la nieve al pasar por ella o también notar como los edificios se mojan con la lluvia.

Además de Lara, tenemos multitud de enemigos de diferentes tipos que se diferencian muy bien por su atuendo, pero también por su forma de actuar. Así tendremos enemigos que parezcan simples mercenarios, con anoraks y gorros, pero también tendremos otros con aspecto militar, con ropa de camuflaje de montaña y pasamontañas. Estos segundos se comportarán de una manera algo más metódica.

Pero algo que también brilla en este juego son los animales. Nos encontraremos con animales dóciles como conejos, ciervos, ratas, pájaros, etc. Pero también tendremos que vérnoslas con lobos (como en el primer juego), osos, leopardos de las nieves o linces (que parecen pumas por el tamaño que tienen). Todos estos animales tienen un pelaje bastante bien hecho, parece que el tema del pelo ha sido primordial en este juego. Pero también cuentan con un buen número de animaciones bastante realistas. Pocas veces nos hemos sentido tan impresionados como el momento en el que un oso se pone de pie delante de ti y ruge, con el vapor de su aliento inundando el aire y su peso chocando contra el suelo de nuevo.

rise of the tomb raider bear

Ahora, si los personajes y los animales están bien hechos, lo realmente extraordinario en este juego son los escenarios. Son grandes, vistosos, llenos de vida y cosas por hacer. Nos dijeron que los escenarios eran entre 3 y 4 veces más grandes y no mentían. En el primer juego, la zona más grande es la última, la playa en la que encontramos a nuestros compañeros. Pues la primera zona de Rise of The Tomb Raider es como mínimo igual de grande y es básicamente el tutorial, más tarde llegaremos a otras zonas más grandes y con muchas más posibilidades.

Pero volviendo al tema visual, estos escenarios están llenos de personalidad (ya que cada uno representa una parte diferente de la montaña) con vegetación y animales por todas partes. La nieve es sensacional e ir en tirolina atravesando una de esas localizaciones es un deleite visual.

Aunque esto ocurre sin duda por cómo está tratada la iluminación en el juego. Ya desde los primeros compases del juego podemos ver que hay un mimo especial en la luz. El sol en contraste contra la nieve hace que esta parezca más real y voluminosa. Cuando entramos en una cueva y Lara enciende un tubo fluorescente, el tono anaranjado de la luz choca contra las paredes de piedra, creando una atmósfera hiperrealista que nos permite ver cada mínima imperfección de la roca. Esto también funciona por la noche, en los lugares iluminados artificialmente o por fuego.

Por último, han sabido aprovechar el sistema gráfico gracias a unas ideas de diseño muy buenas, ya que han realizado un trabajo excelente en este sentido. No es raro que entremos en una caverna oscura que acabe en un claro creado por un agujero en el techo de la cueva, que ilumina una tumba con cúpula dorada, rodeada de un lago que nace de una catarata cercana.

No todo es perfecto. Existen algunos problemas mínimos, que generalmente tienen que ver con las cuerdas. Cuando lanzamos una flecha con cuerda a veces esta hace un movimiento raro y cuando cortamos una cuerda (algo nuevo en este juego) a veces la cuerda cambia de posición de manera extraña y ortopédica. Además, cuando escalamos por una cuerda, hay veces que el juego no la detecta bien y la cuerda atraviesa la roca y nos deja balanceándonos durante unos segundos, teniendo que esperar a que el juego entienda lo que está ocurriendo. A parte de esto, no hemos visto muchos más problemas gráficos.

rise-of-the-tomb-raider-gamescom-02

Se contaban historias de un profeta

El doblaje de Rise of the Tomb Raider es completamente excelente. Posiblemente de los mejores que hemos escuchado. Tenemos las voces del anterior juego, a las que se suman nuevas incorporaciones para los nuevos integrantes del elenco protagonista. De esta manera tenemos un villano con una voz muy bien interpretada y una Lara que diríamos que ha mejorado bastante su técnica entre el primer juego y este. La interpretación, el tono e incluso la traducción están muy bien hechas.

Hay que destacar también las conversaciones intrascendentes que tienen los enemigos cuando no saben que estamos cerca. Hemos escuchado varias conversaciones, todas ellas diferentes, que narraban lo que había ido pasando en el juego. Conversaciones del estilo “¿Ha sido Croft otra vez? ¿No se supone que era una chica sola?” mientras que su contraparte le responde de manera creíble. Incluso hablan entre ellos a distancia, elevando el tono. Muy bien hecho todo.

rise-of-the-tomb-raider-gamescom-03Aunque hay que decir que la banda sonora no está al mismo nivel. No es mala en absoluto, de hecho funciona muy bien en todo momento. En los momentos de tensión empiezan a sonar timbales y en la exploración de cuevas tenemos violines que nos avisan de que estamos viendo algo único. Pero no hay ninguna tonada que se nos haya quedado grabada. Es una banda sonora que funciona muy bien, pero que no tiene nada que la haga sobresalir por encima del resto del juego.

Entre las cosas que sí sobresalen se encuentran los efectos de sonido. Las armas son todas estupendas. El sonido de las ametralladoras, al tiempo que las balas vuelan sobre nuestra cabeza hace que nos metamos completamente en el momento. El crepitar de las llamas cuando una linterna de aceite revienta, las explosiones de los bidones de gasolina o de las granadas son realistas y atronadoras si estás muy cerca. Cada arma tiene un sonido propio y se disfruta, ya que hay diferentes tipos de armas para elegir.

Podemos decir que existe también bastante cariño por el apartado sonoro en este juego. Todo es especialmente inmersivo, tal vez por eso la banda sonora no destaca, ya que parece esforzarse más en reforzar esa sensación de estar dentro de la aventura que simplemente viéndola.

Que existía un artilugio milagroso y legendario

En cuanto comienza la aventura, nos enfrentamos a una tormenta de nieve. El juego nos deja claro desde el principio que el viaje va a ser movido y vamos a tener que atravesar un montón de peligros para completar nuestra aventura. Tras esta tormenta de nieve nos introducimos en un flashback en el que Lara se introduce en una tumba en Siria. Esta primera hora del juego resume lo que veremos a lo largo de nuestra aventura, con plataformas, trampas, puzles y tiroteos vertiginosos.

rise-of-the-tomb-raider-e3-2015-2

En esta primera hora todo parece igual que en el primer juego, pero entonces es cuando comienzan las novedades jugables. Ahora tenemos la capacidad (y necesidad) de aprender idiomas con los documentos y murales que encontremos, para poder traducir monolitos que nos darán pistas para encontrar más coleccionables.

Pero no solo eso ha cambiado, ahora se pueden recoger recursos naturales de multitud de sitios, con los que podremos crear cosas, una de las partes más importantes del juego. Al principio encontraremos ramas de árboles y plumas de nidos, que nos servirá para hacernos flechas. Es en este punto donde el concepto del juego cambia ligeramente respecto al primero. En el primer juego, recogías coleccionables y recursos para mejorar el equipamiento. Ahora sucede igual, pero los recursos se han dividido en multitud de variantes que debemos buscar y que nos sirven para algo más que mejorar nuestro equipo. De esta manera debemos cazar para recoger pieles, debemos buscar arbustos para poder crear vendas y curarnos en pocos segundos de las heridas, también deberemos excavar con el piolet para poder conseguir minerales, necesarios para crear artefactos explosivos y así un largo etcétera.

Han conseguido que durante el juego no hagamos más que mirar por todos lados para recolectar recursos naturales, que nos ayuden en nuestra aventura. Además, Lara también sube de experiencia y subir de nivel nos dará puntos que podemos repartir entre diferentes habilidades, algunas de ellas nos permiten cazar mejor, otras nos permiten ser más sigilosos y otras nos permiten crear más cosas. Así, el jugador va escogiendo que estilo de juego prefiere.

730x400xrise-of-the-tomb-raider-730x400.jpg.pagespeed.ic.w5uRE8i7hlDespués de un par de horas de juego, llegaremos a alguna escena en la que haya varios enemigos y podremos decidir cómo actuar. Además, el mismo juego nos da muchas opciones, ya que ahora los escenarios están llenos de objetos para coger y lanzar, como botellas, latas, tarros de cerámica, linternas de aceite, etc. Ante ese grupo de enemigos podemos utilizar el sigilo, usando el arco o tirando una botella a un punto del escenario para separar a los enemigos que están juntos. Escondidos entre los arbustos (al más puro estilo Assassin’s Creed) podemos sorprenderlos con una baja sigilosa. También podemos salir con la pistola y empezar a disparar a todo el mundo, teniendo en cuenta que siempre habrá cosas que exploten en el escenario, como barriles rojos o transformadores de energía. O podemos escoger la que mas nos ha gustado a nosotros, la vía de la creación de trampas. Podéis coger esa botella que tenéis cerca, crear un coctel molotov con ella, lanzarlo a un grupo de enemigos, salir con la metralleta y hacer explotar un par de bidones de gasolina, para seguir moviéndoos entre las coberturas y los arbustos, buscando una lata vacía para hacer una granada.

Esto que os acabamos de describir es de lo más normal y también de lo más divertido del juego. Los tiroteos se pueden resolver de varias maneras y todas ellas son entretenidas y esto es porque la jugabilidad del título es muy precisa. Además, el juego no es fácil, después de un par de disparos la pantalla se nos pondrá gris y eso significa que no nos queda mucho para morir, con lo que tenemos que utilizar bien las coberturas y ser inteligentes a la hora de entrar en acción.

Pero no todo es acción, de hecho, es una pequeña parte, ya que en realidad estamos ante un juego de exploración. La montaña por la que pasaremos está llena de objetos que buscar. Hay documentos, reliquias, criptas (que nos narran la historia de esa ciudad perdida), tumbas, desafíos (destruir banderas, encender fuegos, etc) y más aún, ya que ahora también hay misiones secundarias.

rise-of-the-tomb-raider-gamescom-05

Estas misiones secundarias son bastante sencillas, elimina tal cosa, salva a tal persona o acaba con alguien. Pero son muy entretenidas y te permiten explorar algo más los bonitos y grandes escenarios del juego. Pero las tumbas también se pueden considerar misiones secundarias, ya que nos plantean un puzle inteligente a resolver y que, cuando conseguimos hacerlo, nos otorga una mejora adicional que no se encuentra en el sistema de habilidades de Lara, con lo que explorar es muy necesario para mejorar en este juego.

Aunque también tiene sus puntos malos. Para empezar, las misiones secundarias son pocas y no son muy complejas ni duraderas. En quince minutos las tienes hechas casi todas. Siendo tan pocas, nos llama la atención que tengan una duración tan limitada.

Otro punto oscuro del juego es que, mientras que los tiroteos han evolucionado, sobre todo con la creación de objetos en pleno combate, el sistema de combate cuerpo a cuerpo no ha cambiado ni un ápice y como el juego es más difícil, es mejor evitarlo. De esta manera el cuerpo a cuerpo solo sirve en el sigilo, para lo cual es muy útil, pero enfrentarte a alguien de frente y sin armas de largo alcance es casi un suicidio.

rise-of-the-tomb-raider-e3-2015-4Tampoco se ha cambiado mucho el sistema de plataformas, aunque se han metido un par de novedades, como utilizar las flechas con cuerda a lo Tarzán (aunque solo en ciertos sitios) o balancearnos atando un cable al piolet, al más puro estilo Spiderman. A parte de eso no hay mucha mejora más, quedándose en el buen hacer de la primera parte, aunque tal vez se esperaría algo más en ese sentido.

Por último en el apartado jugable, hay que destacar dos cosas: la IA enemiga, que ha mejorado enormemente, y los combates contra jefes, que tienen mayor número respecto al anterior juego. Respecto a la IA, ha subido varios escalones, creando estrategias de grupo que pueden rodearte con facilidad. Además, ahora están atentos y si escuchan que estás recargando, salen de sus coberturas, haciendo uno fuego de contención sobre tu parapeto para que no puedas salir y acercándose el resto a toda velocidad con el arma en la mano. Son situaciones tensas que te hacen ver la mejoría en este apartado del juego.

Respecto a los combates contra jefes, en el juego original solo había uno. Pues bien, en esta secuela tendremos varios enfrentamientos con lo que podríamos denominar “jefes”, además de multitud de escenas en las que nos sorprenden un buen número de enemigos, que casi podrían pasar por momentos de “jefes finales”.

Si solo es una leyenda ¿Quiénes son la Trinidad?

Rise of the Tomb Raider es un juego que da para muchas horas. Al tener unos escenarios grandes llenos de cosas que recoger, siempre te vas entreteniendo en ellos, buscando una nueva cripta o tumba que desafíe tu intelecto. Además, al existir tantos lugares ocultos que necesitan de habilidades o armas para poder acceder, siempre tenemos la voluntad de volver a escenarios ya pasados para entrar en esa cueva cerrada por maderas y metal.

Si no nos entretenemos y vamos directamente a por la historia, el juego sigue siendo largo, con cerca de 20 horas. Además, cada hora que pasa en el juego este es mejor, mostrándonos momentos geniales que nos harán sentir muy bien, momentos legendarios que se suceden una y otra vez. Si vamos a por el 100 %, tarea muy difícil, si es posible que lleguemos a las treinta horas.

Además, el juego tiene un añadido. Se olvida de tener un modo multijugador que no le pegaría, para copiar una idea de otro gran juego, Hitman: Absolution. En el juego del Agente 47 introdujeron el modo Contracts, por el cual los jugadores escogían una pantalla y realizaban entre uno y tres asesinatos, de la manera que quisieran, estableciendo posteriormente los parámetros para que el resto de jugadores intentaran batir las condiciones. Pues en Rise of the Tomb Raider han hecho algo muy parecido llamado Expediciones.

rise_of_the_tomb_raider-2704266

En el modo Expediciones podremos repetir las tumbas o niveles con más acción del modo historia, con desafíos de puntuación que nos otorgarán medallas. Conseguiremos puntuación cogiendo orbes de luz que irán creando un camino, disparando a farolillos que aparecerán en la pantalla, venciendo enemigos sin dejar que baje el combo de puntuación y consiguiendo cumplir los desafíos únicos para cada pantalla (no morir, que no te vean, usar solo el arco, etc). Superar estos desafíos nos otorgará monedas (que también se encuentran escondidas en la campaña principal), que nos permitirán comprar sobres con cartas, que nos darán ventajas o desafíos adicionales que cambiarán nuestra puntuación y jugabilidad si las utilizamos.

Además, podemos crear nuestras propias misiones, escogiendo escenario (aunque nosotros solo hemos visto uno), y cinco objetivos, que pueden ser de caza, de recolección, de búsqueda de coleccionables, de eliminación de capitanes enemigos o de salvamento de rehenes. Además, las cartas que hemos mencionado antes se pueden introducir para cambiar la dificultad de la misión y también podemos elegir las armas que llevamos. Nosotros hemos jugado ya a varias misiones hechas por otros usuarios y también hemos creado una en la que solo tenemos el arco, un revólver y nada de munición, teniendo que crear flechas antes de ir a por los objetivos.

Es una idea muy buena que alarga bastante la vida del título. Cosas de estas deberían hacer el resto de videojuegos, ya que ofrece un modo para un jugador centrado en una campaña excelente y un modo de misiones creadas por usuarios que alargan el disfrute del producto.

rise-of-the-tomb-raider-e3-2015-3

CONCLUSIONES

Estamos hablando de uno de los grandes juegos de este año. Gráficamente bueno, jugabilidad excelente y una duración estupenda. Es cierto que es un juego algo continuista, pero la filosofía de Crystal Dynamics es que si no está roto no hace falta arreglarlo.

Las misiones secundarias son escasas y cortas, pero el resto del juego es genial y, exceptuando un par de fallitos gráficos mínimos, es un juego completamente optimizado. Un serio candidato a juego del año. Va a salir al mismo tiempo que Fallout 4 y Star Wars Battlefront, pero os podemos decir, sin ninguna duda, que puede mirar con orgullo a ambos juegos. Rise of the Tomb Raider es uno de los mejores juegos de aventuras que se han hecho hasta la fecha y eso es indiscutible.

Rise of the Tomb Raider saldrá a la venta el 10 de noviembre de 2015 en exclusiva para Xbox One


Positivo

  • Gráficamente bueno
  • Jugabilidad genial
  • Duración estupenda, la idea de Expediciones es muy buena
  • Crear objetos está muy bien implementado y mejora el juego totalmente
  • Cazar animales es divertido y algo desafiante
  • Una historia muy bien llevada

Negativo

  • Hay algún error gráfico, sobre todo con las cuerdas
  • Las misiones secundarias son pocas y cortas
9.2

Increíble

Política de puntuación