Flippers en la edad media

PC PlayStation 4 PlayStation Vita

Analizamos la peculiar mezcla entre rol y pinball del estudio Phantom Compass que ofrece un desarrollo diferente a lo visto en el género.

 

Hoy en día existen cientos de pinballs con diferentes temáticas, ya sean basados en los universos de Marvel, Pokémon, Metroid, Star Wars, The Walking Dead, Mario, Kirby, Sonic y un largo etcétera pero todos cuentan con un desarrollo más o menos similar. En esta ocasión el estudio independiente Phantom Compass, afincado en Ontario, Canadá, junto con la distribuidora Atlus nos traen Rollers of the Realm, una peculiar mezcla entre la mecánica de los pinballs y el clásico desarrollo de los RPG, título que fue ganador del Premio Best in Play en la pasada feria GDC del 2014. Además sale por un bajo precio (9,99 €, con un descuento del 10% en su primera semana) para Steam, PlayStation 4 y PlayStation Vita. Sin duda una idea que dará mucho que hablar.

RollersRealm16

Rollers of the Realm se ambienta en un mundo medieval en el que a tres grandes guerreros se les concedió la inmortalidad y el poder de gobernar pero una malvada bruja los encerró. En este contexto controlamos a una joven Pícara, una ladrona que junto con su perro solo quiere conseguir dinero pero ciertas situaciones le llevan a conocer a un poderoso caballero y una clériga. Estos tres personajes junto con otros tres estereotipos clásicos de los juegos de rol (mago, ninja, luchador) y cuatro personajes de apoyo forman los 10 protagonistas del juego, cada uno con características únicas en sus respectivas bolas tales como ser más resistentes, pesadas, grandes, conseguir más maná, dinero o contar con algunas habilidades muy importantes como poder resucitar a otras bolas, invocar a una segunda bola, contar con multibola o hacer ataques especiales. Vamos, los elementos típicos de cualquier RPG adaptados a la mecánica de los pinballs.

Y como cualquier RPG hay ciertos elementos en las mesas de pinball que nos dan más maná (para poder hacer los hechizos), dinero (para comprar mejores objetos y algunas habilidades) y muchos elementos solo se pueden destruir o acceder a ellos con determinados personajes, pudiendo intercambiarlos fácilmente cuando la bola está detenida en los flippers y en el tirador. De igual manera los flippers también pueden ser dañados por los enemigos, sobre todo en los niveles más avanzados, por lo que eliminar a los rivales mediante golpes es primordial, así como conseguir algunas llaves secretas que desbloquean nuevas áreas. En total contamos con más de 30 misiones, estructuradas en seis áreas bien con temáticas bien diferentes (pueblo, puerto, batalla, bosque, torre y montaña). Algunas misiones cuentan además con varias zonas que se acceden por portales aunque en general las mesas son algo pequeñas y no dan tantas posibilidades como otros pinballs.

Otro aspecto llamativo es que con el dinero podemos conseguir mejoras y nuevas habilidades (como una espada de fuego para quemar superficies, tormentas de granizo para congelar, o bombas para explotar lugares entre otras posibilidades) para los personajes, si bien casi siempre usamos los tres personajes principales. Si todas las bolas mueren (aunque si no hay enemigos en pantalla no pueden morir) perdemos nuestros puntos de habilidad y dinero pero podemos intentarlo de nuevo. El desarrollo es muy clásico y los capítulos bastante lineales aunque podemos escoger en parte el orden de superar los capítulos. No hay escenas de vídeo y solo de dialogo entre los protagonistas y los personajes secundarios, con unas voces en inglés algo trabajadas y una adaptación en castellano loable.

Rollers24

Por otra parte también contamos con la posibilidad de crear torneos en cinco tableros diferentes a través de internet, pudiendo invitar a nuestros amigos y ver las puntuaciones en Steam o PlayStation Network. Igualmente para los poseedores de las consolas de Sony, Rollers of the Realm cuenta con las opciones Cross-Buy y Cross-Save pudiéndose comprar o guardar sus avances en PlayStation Vita si lo hemos adquirido en PlayStation 4, o viceversa.

Técnicamente nos encontramos con un juego sencillo, con mesas poco detalladas pero que cumplen su cometido de ambientarse en un mundo medieval, con objetos que simulan ser bumpers para darnos dinero o maná, pasajes que son los típicos snippers que nos hacen acceder a otras zonas, y objetivos que son los enemigos cuyas animaciones son muy sencillas. La banda sonora no destaca demasiado y el doblaje en ingles aunque es bueno se centra casi siempre en la protagonista principal. Técnicamente se nota que es un juego indie pero por el precio que tiene no podemos esperar mucho más.

Aunque la idea del nuevo juego de Phantom Compass esté muy bien llevada a la práctica, el desarrollo se hace algo repetitivo, no es muy rejugable una vez superado, no hay tanta variedad entre unas bolas u otras (por ejemplo, casi siempre utilizamos al Caballero excepto cuando no puede pasar por una zona pequeña) y la historia no está muy trabajada, siendo muy típica, simple y previsible. La duración está bien pudiendo llegar a las 8-10 horas, pero más por la dificultad de las últimas mesas que para superarlas hay que conseguir mucho dinero previamente para tener mejores habilidades. Esperemos que su desarrolladora nos ofrezca nuevas áreas, personajes, modos o mesas en un futuro ya que Rollers of the Realm tiene una buena idea en su mesa, nunca mejor dicho, pero no tenido todo el aprovechamiento que debiera.


Positivo

  • Muchos niveles y personajes variados
  • Un pinball bien implantado en la mecánica del RPG
  • Buenas voces aunque sean en inglés
  • Los Jefes finales y los torneos

Negativo

  • Gráficamente no es muy destacable
  • Corto y no muy rejugable
  • Argumentalmente es algo básico
  • No es para los puristas del pinball
7

Bueno

Política de puntuación